Art. de opinión de Francisco Sánchez (Director de la Universidad CEU de Elche)

«El Infractor»

Mardigo yo los dineros

Mardigo yo los dineros, que son las raises dei too loo maale», así reza el cante jondo sobre la malicia del dinero. Y así empieza el año muerto 2013. No venían suficientes curvas y baches que hasta el próximo año acaba en 13. Si además viene sin una perra gorda, ¿no podíamos pasar al 2014 directamente y ahorrarnos millones de sufrimientos? Decía Rajoy ayer, en este periódico que «queda por delante un año muy duro». Pues presidente, haz algo. Te voy a dar unas cuantas recetas de las tuyas, de austeridad, pero para los tuyos, que andan agazapados llevándoselo crudito.

Por ejemplo, ¿qué tal si dejamos de meter un puñetero euro en el Aeropuerto de Castellón y lo dedicamos a los dependientes que les pagáis tarde? ¿O a los disminuidos psíquicos que los tenéis quebrados? Digo yo que eso corresponde a los del PP arreglarlo. ¿Qué más da que se cierre eso y no se meta nada de dineros y lo dedicamos a necesidades básicas? ¿No es eso austeridad? ¿O la austeridad es vuestra receta de cortar lo que os plazca? Apuntaros esa.

Por ejemplo, ¿qué tal si elimináis todos los asesores -enchufaos a dedo de vuestro PP- que tenéis en todos los ayuntamientos y lo dedicáis a los más desfavorecidos? El Ayuntamiento de Elda, que es de los de Rajoy, el austero, gastará este próximo año en 9 plazas de «colocaos» de confianza, 229.768 euros.

Ese mismo Ayuntamiento, el mío, el de Elda, gastará en unas empresas municipales ruinosas de comunicación, una tal Emidesa, 444.000 eurazos para que hablen bien de la alcaldesa. ¡Recórcholis!, ¿no podían hablar bien todos los palmeros que tiene de asesores y concejales, que ya están enchufados y cobran, y nos ahorramos algo para pagar a los clubes deportivos que tienen a palo seco? Son ideas que van en consonancia con la austeridad de su jefe, el Mariano. Pero claro, eso es tocar los dineros a los del PP. Más fácil es recortar en solidaridad que esos son anónimos y no me aplauden.

Por ejemplo, ¿qué tal si rebajáis las subvenciones a los partidos, también al PP que es el que quiere más austeridad, y dedicáis el dinero a pagar a los colegios para que puedan pagar la luz? ¿Qué tal si todo ese dinero lo ponemos en becas de comedor, o becas de libros, para los que ya ni tienen para comer? Digo yo que eso estaría en consonancia con la austeridad de gastar bien los dineros, que pregona Rajoy.

Por ejemplo, ¿qué tal si cerráis todas los chiringuitos públicos que habéis montado para colocar a los compis del PP y el dinero lo destináis a los institutos de investigación que crean riqueza y mejoran la productividad del país? Seguro que al jefe del PP, en línea austera, le gustarán estas medidas.

Pero en cierto modo, los dineros están para maldecirlos, porque, a veces, son las raíces de todos los males. Cuando no hay dinero porque el latiguillo de, «mira como me lo han dejado los de antes», funciona. Porque aquí en la Comunidad Valenciana gobernaba un tal Camps, que guárdame la cría. Y muchos de esos palmeros que cobraban enchufados por aquel, hoy reivindican a éste. Pero la gente se puede hacer todas las preguntas que yo he vertido arriba. Lo del Aeropuerto de Castellón, lo de los asesores a dedo, lo de las empresas municipales que no sirven para nadaÉ Y entonces, la gente se puede preguntar: ¿No hay dinero para quién? ¿O para qué? Y esa pregunta tiene más peligro que una bolsa de chuches en la puerta de un colegio. Porque lo normal es que la gente conteste cosas normales como yo las he planteado. Y lo anormal es que un puñado de concejales lerdos, incompetentes y trincones aplaudan la austeridad de Rajoy mientras se llevan la nómina y las prebendas calentitas a casa cada mes sin pestañear.

Yo no maldigo los dineros. Maldigo a aquellos que, utilizando la legitimidad electoral de los votos, nos cuentan una película que no se la creen ni ellos. Esto está muy jodido, pero para unos más que para otros. Si empezamos a repartir las culpas y los esfuerzos, y sacrificios, muchos de los que viven del cuento político ya estarían en sus casas. Y sin dinero.

5 COMENTARIOS

  1. No hay duda de quien escribe es un reputado socialista que va metiendo su «artículo» por varias redacciones. Nihil fit.

  2. Aplaudo al autor de este artículoo. Lo que hace el PP es predicar, pero con trigo ajeno (para sus propios) y ya que ahora tenemos a este presidente, si se queja de que le dejaron las cuentas muy mal los del PSOE ¿por qué no dimitió al día siguiente de ser elegido, alegando que le habían engañado? Pues porque quería (como quieren todos los políticos) ver lo que se llevan al bolsillo.
    Que ya está bien, señor Rajoy y «peperos», de ese disco rayado que poneis sin parar. Si estais ahí es para arreglar esto y no para ahogarnos y cobrar sueldos monstruosos, que hemos de pagar con nuestro sudor y sangre.

  3. El choreteo de dinero fluye como si de de un manantial se tratara, nunca se acaba. Y mire que salen políticos chorizos, día sí, y otro también.¿ Aún quedan dineros en este país de ladrones, de eschufados , de aprovechados, de estúpidos ignorantes hombres de confianza metidos a dedo????
    Ay…..! que dignos se muestran los que son, o han sido favorecidos, por la diosa fortuna del enchufismo. Cómo defienden sus privilegios de estar chupando del bote de el ayuntamientos que somos todos,y que más de la mitad no producen nada.
    Yo también maldigo a aquellos que con sus tretas han accedido al poder para enriquecerse sin pestañear siquiera, quitándonoslo a la mayoría de almas en pena’.¿ Y pueden dormir sin que la conciencia , si es que tienen,les de su merecido??????

  4. Ya está lanzando puyazos el señor Muñoz- pellín.
    «O sea que nada sucede sin motivo». Sin comentarios por mi parte, el páter con su glosa lo dice todo. Por Dios bendito!!!

Responder a A .M Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí