“Toque de gracia” a uno de los grupos criminales de venta de droga a gran escala más relevante de Alicante

Contaba con armas de fuego para su autodefensa y para la protección de las sustancias

Agentes de la Policía Nacional han detenido en las localidades de Alicante, Alcoy y Concentaina, a un grupo criminal compuesto por 8 personas que se dedicaban al tráfico de drogas, y que contaban con armas de fuego para su autodefensa y para la protección de las sustancias.

El Grupo I de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Comisaria de Alicante tuvo conocimiento de que varios ciudadanos marroquíes junto con otros españoles, se estaban dedicando al tráfico de marihuana y hachís en grandes cantidades.

La investigación se inicio a mediados de febrero del año pasado. Durante las primeras diligencias realizadas por la Policía Nacional sobre delitos ajenos al tráfico de drogas como robos con fuerza, robos con violencia y estafas entre otros; los agentes pudieron descubrir que varios de los presuntos autores detenidos realizaban actos delictivos de gravedad moderada de manera individual, pero que pertenecían a un entramado ilícito más complejo y relevante a nivel delincuencial.

Cuando se estudió más a fondo el entorno de los detenidos, se pudo descubrir un tejido ilícito profesionalizado, que mantenía una estabilidad en el tiempo, que contaba con una estructura jerarquizada, y en el que había un reparto de funciones claramente diferenciado.

Salvo uno de los detenidos, al resto no se les conocida ningún tipo de actividad laboral, sin embargo se les había visto hacer uso de un gran número de vehículos de alta gama, y todos ellos llevaban un “alto tren de vida”.

Organización fuertemente estructurada y jerarquizada

La organización estaba perfectamente estructurada, con un reparto claro de tareas, entre las que se podía diferenciar un líder, otro de los integrantes tenía funciones de guardaespaldas personal del líder, siendo el encargado de acompañarlo en el cierre de tratos y que actuara en el caso de que fuera necesario.

El grupo criminal contaba también con varias personas que tenían funciones de logística. Estas se encaraban de habilitar espacios de seguridad donde almacenar la droga así como de organizar su distribución, realizando funciones de supervisión, tanto de los pagos como de los envíos de la sustancia y su custodia.

En el último eslabón de la organización se encontraban varias personas que tenían funciones de venta y distribución de cantidades menores de hachís (trafico al menudeo). De esta manera la explotación del “producto” se diversificaba mediante la venta a gran y pequeña escala, asegurando de este modo unos ingresos constantes de dinero, evitando la carencia de ingresos ilegales en el caso de que alguna de las ramificaciones de la organización tuviera perdidas.

Dispositivo de detención e incautación de droga y armas

El Grupo de Policía Judicial de la Policía Nacional estableció un fuerte dispositivo para la detención de todos los integrantes del grupo criminal, teniendo que contar con diferentes unidades especializadas, entre ellas la Unidad de Medios Aéreos de la Comisaria Provincial de Alicante. Esta Unidad tiene funciones clara de apoyo a las Unidades que realizan su función sobre tierra y en primera línea de intervención.

También se desplazaron agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana, los cuales realizaron las funciones que son propias de su especialidad. Practicaron varias de las detenciones de los investigados en sus propias viviendas, intervenciones que fueron valoradas por la Policía Nacional como más delicadas.

Se realizaron varias entradas y registros en las diferentes localidades de Alcoy, Concentaina y Alicante. Se consiguió la detención de 8 de los investigados, entre ellos siete varones y una mujer. Cinco de los detenidos eran de origen marroquí, y tres de ellos españoles. Sus edades estaban comprendidas entre los 26 y 36 años.

Salvo uno de los detenidos, el resto tenían antecedentes por hechos similares o diferentes a los investigados, descubriendo como uno de ellos se encontraba en situación irregular en España.

La Policía Nacional incauto tres armas cortas municionadas de diferentes calibres, más de 50 kilogramos de marihuana, hachís en menor cantidad, y 100.000 euros en efectivo. También se intervinieron 4 vehículos de alta gama que habían sido utilizados para cometer el ilícito, de los cuales uno de ellos fue encontrado en una localidad de Barcelona.

Hechos delictivos de alta gravedad con gran beneficio económico

Se ha podido ver que los involucrados contaban con armas cortas municionadas y listas para hacer fuego. Además, la existencia de la infraestructura móvil que contaba con gran cantidad de vehículos de gran cilindrada, les dotaba de una capacidad operativa que les permitía realizar con seguridad todas las actividades necesarias para cometer el delito.

La estabilidad temporal de este grupo criminal, y la diferenciación de funciones de sus miembros, los cuales tenían capacidad para llegar a intercalar sus roles sin que se resintiera el delito; sumado a la valoración de la droga en el caso de que la misma hubiera sido puesta en funcionamiento dentro del mercado ilícito, hacen que la Policía Nacional valore que la detención de estos investigados, está motivada por un delito de alta gravedad con grandes beneficios económicos.

Finalmente seis de los detenidos fueron puestos a disposición judicial de los Juzgados de Instrucción de las ciudades de Alcoy y Alicante, quedando la investigación abierta para la localización y detención de posibles ramificaciones de la organización que se están investigando.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,360SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES