Entrevista a Guzmán Seguí, Presidente de APRECOIN

«Pertenecer a APRECOIN, es un distintivo de calidad»

APRECOIN es la Asociación Provincial de Empresas de Especias, Condimentos e infusiones de Alicante. Su presidente, Guzmán Seguí, repasa para Novelda Digital los aspectos más importantes de una industria que lleva más de 150 años implantada en nuestra ciudad bajo el formato de empresas familiares que han sido pioneras en sus prácticas de venta y marketing y con un peso específico en el entramado empresarial alicantino. Los especieros noveldenses han sido de los primeros en abrir importantes mercados exteriores, demostrando siempre su espíritu emprendedor, dinámico y luchador por situar su producto en cualquier parte del mundo, respetando los aspectos tradicionales de las materias primas con que trabajan y sabiendo adaptarse a la innovación impuesta por los nuevos tiempos. Aún recordamos con admiración la figura del “viajante” que tanto ha aportado a este sector para su evolución. Hablar del futuro de estas empresas, es hablar de un sector renovado, productivo, automatizado, que cumple con las garantías de calidad de los mercados más exigentes con la consecución de la norma ISO 22.000. Por eso hablamos de un sector con procesos de técnicas empresariales éticas y responsables y de respeto al medio ambiente, con una mano de obra cada vez más formada y profesional.

Pregunta.- ¿Desde cuándo se realiza esta actividad en Novelda?
Respuesta.-
Según los testimonios de que tenemos constancia, desde el último tercio del siglo XIX (1870) e inicialmente con un producto único como el azafrán y alguna otra hierba más.

P.- Este es un sector en el que tradicionalmente sus empresas son mayoritariamente familiares en cuanto a su accionariado.
R.-
Efectivamente, son empresas que fueron fundadas en su día por conocidos apellidos noveldenses: los Alberola, Eustaquio Abad, Navarro, Gómez, Palomares, y tantos otros que han sabido incorporar a varias generaciones al negocio familiar

P.- ¿Dónde se produce el azafrán que se manipula en Novelda?
R.-
El mejor azafrán que existe es el español, el que se cultiva en la Mancha y Ciudad Real, pero en la actualidad muchas familias han dejado de cosechar y recoger el azafrán por la dureza y condiciones de su recolección (para llegar a 1 kilo de azafrán, hay que recolectar 200.000 flores), por lo que empezó a entrar azafrán de Irán y Grecia. Esto ha propiciado que algunos comercializadores del azafrán estén en contacto con la Comunidad Autónoma de Castilla la Mancha para hacer pruebas del cultivo del azafrán en invernaderos y sacar adelante un proyecto para volver a producir azafrán de alta calidad en esa comunidad.

P.- Y las especias ,¿de dónde vienen?
R.-
Las especias vienen de países de Oriente sobre todo. Aquí tenemos algunas, pero en su mayoría todas vienen de países de Oriente.

P.- ¿De dónde viene la palabra porche para identificar el lugar de trabajo de estas empresas?
R.-
Antiguamente el azafrán se ponía para su secado en la parte alta de las casas, lo que se conoce como el porche, por ser el lugar más seco y soleado y donde se empezó a manipular el azafrán por las mujeres para su envasado. Esta tarea que de forma empresarial se realizaba en esos “porches”, también dio mucho trabajo a domicilio, donde muchas familias noveldenses trabajaban en sus casas las tradicionales “carteritas” y otro tipo de envasados.

P.- Este sector también se ha distinguido siempre pos su marketing en los envases utilizados desde sus inicios
R.-
Sí, y prueba de ello es la excelente exposición que hace meses pudimos ver en la Casa Modernista ofrecida por David Beltrá. Todos podemos recordar, incluso ver hoy en día, cómo se utilizaban en nuestras casas las cajas metálicas de las infusiones para guardar fotos o los utensilios más variopintos. El sector de las especias siempre se ha distinguido por la calidad, diseño y belleza de sus envases, que le da un valor añadido al producto.

P.- ¿Cuándo se produce la verdadera renovación tecnológica del sector?
R.-
Podemos decir que por los años 60/70, cuando Francisco Martínez que era mecánico de coches, cogió una máquina italiana que tenía retirada José María Gómez y la puso en marcha con nuevas adaptaciones para el envasado de carteritas, y esto supuso el revulsivo tecnológico del sector y el inicio de una evolución constante que nos ha llevado a la situación actual.

P.- ¿Qué destino tiene la producción de vuestro sector?
R.-
En cuanto al azafrán, un 70% va destinado al mercado exterior y un 30% al nacional. En cuanto al resto de productos (especias, colorantes, condimentos e infusiones) los porcentajes se invierten, un 30% para mercado exterior y un 70% para el mercado nacional.

P.- En este sector, ¿cómo es la competencia entre las empresas envasadoras y comercializadoras?
R.-
En el producto no existen demasiadas diferencias, pero sí está la capacidad comercial que cada uno tiene para introducir su producto y convencer al comprador. Y el precio del producto, que muchas veces es determinante a la hora de conseguir un cliente.

P.- ¿Ha cambiado el perfil del cliente habitual del sector?
R.-
Sí, ha cambiado muchísimo. Hemos pasado del cliente que se visitaba calle por calle en su tienda de barrio o el bar del pueblo, a las grandes cadenas de distribución, lo que nos ha obligado a cambiar también las técnicas de ventas y las campañas de marketing. Esto tiene su parte positiva y su parte negativa, puesto que las grandes cadenas de distribución imponen sus precios, su forma de pago y sus normas, y los márgenes cada vez son más pequeños y los riesgos más grandes.

P.- Para el desarrollo de este sector, ¿ha favorecido la ubicación estratégica de Novelda?
R.-
Sin duda alguna. Un impulso importante fue cuando se abrió la línea del ferrocarril desde la Estación de Novelda. La proximidad de Novelda a Alicante, puerto y aeropuerto y sus excelentes comunicaciones por carretera la hacen estratégica para desarrollar cualquier actividad empresarial.

P.- Por el contrario, la falta de suelo industrial ha perjudicado la expansión del sector.
R.-
Indudablemente. Hay empresas de nuestro sector que han tenido que salir fuera de Novelda buscando suelo industrial donde establecerse. Novelda necesita suelo industrial público y a precios asequibles para el empresario, y es una lástima que durante años no se haya podido llegar a un consenso político para resolver este tema que perjudica tanto al entramado empresarial de Novelda.

P.- ¿Ha afectado mucho la crisis a este sector?
R.-
Por suerte, menos que a otros. Somos un sector que vendemos un producto de poco coste para el consumidor y de consumo tradicional en la cocina y la alimentación. Tal vez la crisis la notemos más en los cobros que se retrasan algo más de lo previsto.

P.- La Asociación de la que es usted presidente, “APRECOIN”, se formaliza en 1.977 y ejerce como presidente hasta 2001 Antonio Gómez Crespo. En 2001 se reactiva con la llegada a la presidencia de Susana Palomares y a mediados de 2009 es nombrado usted como presidente. ¿Que objetivos tiene para APRECOIN?
R.-
En estos momentos la asociación aglutina al 85% del sector y mi deseo sería llegar al 100%. Desde la asociación se promueven iniciativas de interés general como es la formación de personal, servir como interlocutor ante la administración pública, se gestionan todo los expedientes para conseguir la ISO, promocionar el sector como el libro-catálogo que se ha publicado subvencionado por la Cámara de Comercio. Próximamente pondremos en marcha una nueva página Web. Queremos montar en ediciones próximas de Alimentaria un stand propio de la asociación, y finalmente estar pendientes de las inquietudes que tiene el sector para canalizarlas de forma correcta y eficaz. Ser socio de APRECOIN exige un comportamiento ético y profesional y es un distintivo de calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí