Entrevista al padre iraquí Naim Shoshandy

«El Santo Padre Francisco I fue a Irak a defender a sus hijos, porque los están matando cada día, son como ovejas entre los leones»

El padre Naim Shoshandy ha protagonizado una de las misas de la Novenas a Santa María Magdalena durante las fiestas patronales de Novelda. El evento también ha estado caracterizado por la presencia de un cáliz tiroteado por el Daesh perteneciente a la iglesia cristiana de Qaraqosh, situada en la llanura de Nínive (Irak).

Durante la misa, el padre de origen iraquí ha relatado su complicada vida. El Daesh tiroteó a su hermano Raid, al salir del trabajo en Mosul, por el hecho de ser cristiano. En 2014, el Estado Islámico atacó y tomó su ciudad, Qaraqosh, que estaba habitada por una minoría cristiana.

Durante el ataque una de las bombas impactó cerca de la casa de Naim, provocando el fallecimiento de su joven vecina y de dos niños que estaban jugando en la calle.

Tras vivir en la calle tuvo que huir poco después a un campo de refugiados en Ebril, en el Kurdistán iraquí. El ISIS dio tres opciones a los que no eran musulmanes: convertirse al Islam, pagar el impuesto islámico o abandonar la ciudad bajo amenaza de muerte.

Su padre murió de Cáncer tras tener que abandonar su domicilio y tener que vivir en el campo de refugiados.

Naim y su familia vivieron varios años allí. Él se dedicaba principalmente a su labor pastoral y a realizar un programa de ayuda a enfermos de Cáncer.

La situación religiosa en Irak lleva décadas siendo difícil. Juan Pablo II ya intentó viajar al país en 1999, pero por entonces tanto EEUU como Sadam Hussein frenaron esa posibilidad. El Papa Francisco I sí consiguió visitar Irak en marzo de 2021.

La misa de la novena a Santa María Magdalena también ha estado protagonizada por uno de los mayores símbolos de la persecución religiosa en el mundo: el cáliz profanado de la iglesia sirocatólica en una de las llanuras de Nínive, en Qaraqosh.

El cáliz fue expropiado por terroristas del Daesh y fue utilizado como diana para afinar la puntería con las armas. Tiempo después el recipiente fue recuperado y donado a la Fundación Pontificia de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN España).

Esta organización ha expuesto el cáliz por múltiples lugares del mundo con la finalidad de celebrar misa con dicha copa y de concienciar sobre la persecución del cristianismo en el mundo.

Durante la entrevista, el padre Naim Shoshandy nos ha comentando las vicisitudes y problemáticas, según su opinión, de la vida de los cristianos en Oriente Medio.

¿Qué dificultades tiene un cristiano en Oriente Medio?

Buena pregunta. A veces para los países en Oriente Medio no hay libertad religiosa, por eso un cristiano para vivir en esos países tiene que prepararse para ser mártir. Porque no es fácil vivir como cristiano.

Hoy todos los cristianos en Oriente estamos perseguidos por la fe en Cristo, somos perseguidos por la Cruz de Jesús, que nos ha salvado a nosotros. Siempre tenemos la fe de que el señor está siempre con nosotros, confiamos también en todos los Santos, en la Virgen María.

Ellos nos dan fuerza junto al Espíritu Santo para seguir adelante, para dar un testimonio como cristianos. Nosotros vivimos la palabra del Señor como cristianos porque queremos ser testigos de Jesús, por eso hoy no tenemos miedo a morir como cristianos. Sino que es para nosotros una alegría.

¿Qué generó la visita del Papa Francisco a Irak en marzo? ¿Fue bien recibido?

La visita del Santo Padre a la tierra de Abraham fueron momentos históricos para especialmente Irak. Ha sido recibido con los brazos abiertos y estamos esperando los frutos de esta visita. Porque no solo se ha hecho para las cámaras.

Nos encontramos con esperanza e ilusión esperando los frutos de su visita que ojalá puedan cambiar la situación y hacer que nos respeten. Somos iraquís y cristianos tenemos nuestra propia vida y nuestra propia fe en Jesús.

El Santo Padre fue a Irak a defender a sus hijos, porque los están matando cada día, son como ovejas entre los leones. Somos todos hermanos y somos todos una familia, él buscaba la paz y la fraternidad. Como digo, estamos esperando los frutos de la visita.

¿Cómo fue vivir en un campo de refugiados durante varios años?

Es muy difícil recordar esos momentos. Lo recuerdo como una película, como que estoy corriendo a mi habitación, cogí tres cosas, el Rosario que siempre tengo conmigo, el icono de la Virgen y nos fuimos corriendo con miedo.

Yo vivía en Qaraqosh, en la zona de la llanura de Nínive. La mayoría de los cristianos viven en Qaraqosh, es como el centro del cristianismo en Irak. Fueron días muy difíciles, vivía en la calle, dormía en el suelo con otros compañeros sacerdotes.

En el campamento de refugiados trabajé como sacerdote, para dar ánimo daba catequesis, celebraba misas. Yo también estaba sufriendo por dentro, pero como yo tengo siempre el arma de la oración el Señor me daba la fuerza para seguir adelante.

¿Cómo se convirtió en emblema el cáliz profanado de la iglesia de Qaraqosh?

Es un cáliz de mi iglesia. La iglesia mártir de Irak. La iglesia fue destruida totalmente, y hemos sacado este cáliz de los escombros de ella.

Es como un símbolo de que el cristianismo sigue vivo allí. Los cristianos han sufrido, pero por ello siempre recordamos cuando Jesús sufrió su muerte en el camino de la pasión. Siempre tenemos la mirada en el futuro, donde el Señor está siempre con nosotros.

Esto nos da esperanza, ilusión, para seguir adelante, porque nunca nos abandona el Señor aunque nosotros muchas veces nos olvidemos de él. Por eso celebramos las misas con la sangre de Cristo, así recordamos a todos los cristianos que han perdido la vida en nuestra tierra.

¿Cuál es el futuro del cristianismo en Oriente Medio? ¿Qué necesita?

El futuro de la iglesia es muy difícil pero siempre tenemos la confianza en el Señor y en la oración. No estamos solos, tenemos otros hermanos en otros países y necesitamos su apoyo y su ánimo, además de ayuda en cosas materiales.

Damos gracias a Dios de que tenemos dentro de este proyecto a la Fundación Pontificia de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Doy gracias a la iglesia española que ha ayudado a construir de nuevo iglesias, casas y colegios. En otros países también hemos recibido ayuda pero la iglesia española tiene un sitio especial para todos los cristianos perseguidos en Irak.

Puedes consultar la galería de fotos aquí.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,716SeguidoresSeguir
3,230SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES