Encarcelamiento y juicio

El Jueves Santo comenzó con la eucaristía que recuerda cómo Jesús lavó los pies a sus discípulos en la última cena, en una misa oficiada por el párroco de San Pedro Francisco Rayos, y con la presencia de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades y Autoridades.

 

A las tres de la tarde, o la hora nona, terminaba el tiempo de Cuaresma, dando paso al Triduo Pascual, que durará desde la tarde del Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección.

La eucaristía del Jueves Santo representa tres acontecimientos, la creación de la eucaristía, la institución del sacramento del sacerdocio y el mandamiento del amor. Juan es el único apóstol que cuenta el lavatorio de pies, y que adquiere un destacado simbolismo, pues durante la misa el párroco lavó los pies a doce personas a modo de los doce apóstoles, recordando el gesto que hizo Jesús en la Última Cena, realizándose en esta ocasión entre la Homilía y el Ofertorio.

Tras la comunión el cuerpo de Cristo se llevó en procesión a la capilla de la Aurora donde estará hasta el Sábado Santo, a modo de representación del encarcelamiento y juicio de Jesús. Los oficios finalizaron de un modo tajante, pues Rayos no impartió la bendición, ya que la celebración continuará hoy a las cinco de la tarde, para conmemorar la muerte del Señor.

Tras la misa se inició con salida desde la Glorieta la Tamborrada, sonando los tambores a su llegada a la plaza vieja.

Al finalizar la Procesión del Silencio, las imágenes de Nuestra Señora de la Soledad y el Santísimo Cristo de la Agonía, acompañados por el Orfeón Noveldense Solidaridad, se pusieron de frente en la Plaza Vieja y se escenificó las últimas palabras de Cristo en la Cruz y su muerte.

Para finalizar el Jueves Santo se acompañó al traslado de Jesús Yacente, recordando las 7 palabras que pronunció Jesús estando en la cruz, acompañado por el Cor de Cambra Ars Nova.

 

¿Sabías que…?

Las siete palabras que pronunció Jesús en la cruz son: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”, “He aquí a tu hijo: he aquí a tu Madre”, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”, “Tengo Sed”, “Todo está consumado”, “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

El color en esta misa fue el blanco, que sustituye al morado cuaresmal.

Triduo Pascual son el Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

 

Pulycort con la Semana Santa de Novelda

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí