Opinión de Fran Martínez, PSOE Novelda.- Edición Impresa

Excusas

Siempre que se acercan elecciones viene a mi memoria esa teoría denominada el ciclo económico-político. Creo haberla explicado alguna que otra vez pero por refrescarnos la memoria volveré a escribirla porque considero que ejemplifica muy bien todos estos últimos meses de legislatura. La teoría nos viene a decir que se denomina ciclo económico-político al comportamiento económico de los gobiernos que están cerca de competir en un evento electoral, es decir, en elecciones. Un comportamiento en que, básicamente, el gobierno se aprovecha de las instituciones y de los instrumentos de la política pública para tratar de maquillar el rostro de su gestión y con esto ganar las preferencias de los votantes. Al final esto se traduce en una asignación de recursos ineficientes, tanto en el calendario de ejecución como en el destino de las variables a utilizar.

Como habrás comprobado, el tema en cuestión te sonará mucho. Horizonte temporal de elecciones cercano y los que deciden en el Ayuntamiento, ante su propia mala gestión política que intentan maquillar. El caso es que estas acciones, en una sociedad como la actual, se creían ya desterradas y más en ésta, nuestra ciudad, con todos los antecedentes tan bochornosos que hemos visto y sufrido, pero ¡qué va! nada más lejos de la realidad.

Está claro que todo lo malo se pega, y éstos que venían como no políticos y abanderados de vete tú a saber qué, resulta que cada vez se parecen más y más a todo eso que ellos mismos criticaron no hace tanto. Quien sabe, igual hasta los vemos con fanfarria y banda sonora corriendo prestos de un lugar a otro para cortar cintas e inaugurar obeas. Allá cada cual con su conciencia.

Pero dejando inconsciencias al margen, la verdad es que todo lo que está ocurriendo en nuestro pueblo está dejando ver, de manera más clara si cabe, la incapacidad de este gobierno para llevar hacia delante una ciudad como la nuestra. Tiempos de ejecución que se retrasan, obras que se suponen “hechas” y las tienen que volver a rehacer por un error de planificación. Pavimentos nuevos que a la semana ya están como si llevaran un año de desgaste. Parches por aquí, algún que otro pegote por allá. La lista es larga y seguro que usted la enumera mejor que yo.

Y es que las prisas y las ganas de hacerse la foto son muy malas consejeras. Sin embargo esta incapacidad no es solo de ahora, que va, la acumulación de obras ha hecho que todo sea más escandaloso si cabe, tan solo hay que recordar la gestión del día a día, ese mantenimiento diario de nuestro amado pueblo.

Y es que, cuando alguien siempre está buscando una excusa o un culpable (la empresa, el técnico o el que pasaba por allí) está reconociendo su no saber hacer. Añadimos la nula capacidad de crítica (todo está y va perfecto), y tenemos lo que hay, unos gobernantes que no solucionan problemas sino que añaden más. Y estimado/a lector/a esto es lo que tenemos en nuestra querida ciudad. Pero dicen que siempre hay que ver el lado positivo de las cosas, y es cierto, en unos pocos meses decide Novelda.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,565FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES