Art. de opinión de José Penalva Navarro

CLARA DEBE SER LA LUZ 

Viendo y escuchando estos días hechos y palabras, que nos han sacado de quicio por distintos motivos, mi reflexión podría haber sido poner mi punto de vista político, pero no, he decidido poner luz y paz sobre nuestras mentes, y de esta forma aportar un poco de sosiego, sensatez y entendimiento, porque al final todos nos iremos por el mismo camino, sin llevarnos nada, solo aquellos cosas que hayamos sembrado con serenidad, paz y amor. 

CLARA DEBE SER LA LUZ

Deseo que tengamos claridad

para que armonicemos más

nuestros pensamientos nobles,

porque veo con gran pesar

que nada sacia las aspiraciones.

 

Con tener  la voluntad, no basta,

para obtener algo que creamos merecido,

sino, que tenenemos que alcanzar

un desarrollo afectivo,

para saber captar el perfume

que del Padre viene bendecido.

 

Tener en cuenta que nuestros seres,

que no son rocas, sino sensibles

a los avisos más expresivos,

y por eso quiero que tomemos fuerza

con estos destellos divinos,

porque así estaremos preparados

para acontecimientos venideros.

 

Con holgura emprenderemos

una labor que adelanto será

para llegar a conocer nuestro ser mismo,

porque este es el desarrollo que necesita

el ser humano

para que aborde todo su cometido.

 

Menos ambición y más fraternidad,

menos guerras y más hermandad

y si con premura esto hacemos

veremos bien claro el camino,

porque la luz nos guiará.

y seremos justos y dignos,

y abriremos el corazón

para poder sellar en nuestra razón

los caminos de la dignidad.

 

No está vivo el que vida tiene,

sino, el que conoce el camino

porque dispuesto se debe estar

para atenuar los golpes

que lleva el destino,

y los grandes sinsabores

los bonifica la luz protectora

que nos manifiesta que nunca el alma muere

aunque se vea en la tierra, hundida.

 

El cuerpo que va unido al alma

tiene un resorte muy fino,

porque armoniza las cosas

que sufragan los abismos,

y son los grandes problemas

que consideran los afligidos.

 

Pues si esto hace el cuerpo

y tiene majestad para suscribirlo,

también a de tener arrogancia

para proteger el alma que lleva consigo,

y esto es un labor clara

que tenemos que hacer,

para armonizar las cosas

que nos sacan de quicio.

 

Hagamos esta labor meritoria,

porque ese será el perfume

que ordena la memoria,

para dar paso a la luz

y apartar ya las sombras,

y con ello merecer la gloria.

1 COMENTARIO

  1. Ser un buen político es saber respetar lot términos de cada uno y no maldecirlo por el simple echo de no ser de my gusto político.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí