Art. de opinión de Toni Cantó Mira

Agradeceré que siempre busquen las cosas que les unen y dialoguen con serenidad y espíritu de justicia sobre aquellas que les separan.

Adolfo Suárez González

La distancia del tiempo ha maquillado la estampa política de la Transición. Es una constante en la memoria del ser humano. Tendemos a pensar en que participar en la política a partir de 1976 fue sobre todo una enorme ilusión. Y lo fue, es cierto. Pero también una misión difícil y arriesgada, no lo olvidemos. Muchos ciudadanos formaron parte de una estirpe clandestina que a modo de gran familia discrepante fue posicionándose en los distintos grupos, que acabarían formando lo que hoy conocemos como partidos. También existe la creencia de que las formaciones de lo que entonces se encuadraba en el centro o en la derecha tuvieron menos dificultades que los de la izquierda. Sin entrar en ese debate tengo claro que todos tuvieron sus apuros para presentarse a las primeras elecciones municipales democráticas de 1979, tras la dictadura.

Antonio Segura Crespo fue un hombre fascinado por la política. No tanto por la de ejercer los cargos sino por la del estudio de las ideas. Él mismo contaba que le encantaba leer ensayos y libros sobre el capitalismo o el marxismo y debatir o comentar su obra. Ello incluso le llevó en una ocasión a ser reprendido por “las brigadas” de la época al exponer estas cuestiones en un aula durante su época como docente y director en el colegio que hoy conocemos como Alfonso X (antes Francisco Franco). Nuestros personajes de la Transición noveldense hablan de una época confusa, en la que todo estaba por hacer y nadie tenía experiencia de ningún tipo, ni en la gestión municipal ni en la organización política. Confeccionar unas listas fue una labor titánica. Nadie quería significarse públicamente. Trabajar por el municipio era una cuestión loable pero hacerlo al amparo de unas siglas ya era otra cosa. Una de las mejores listas que se han conocido en Novelda la consiguió UCD en mayo de 1979. Empresarios, maestros, profesionales liberados e incluso algún sindicalista unieron sus fuerzas para tratar de obtener la alcaldía. Lo curioso fue que ninguno de ellos quería ser el líder. Mientras en otras formaciones se hicieron una especie de primarias para elegir a su candidato, en la formación de Adolfo Suárez sus compañeros decidieron que fuera Antonio Segura el que les representara. Contaba el entonces “alcaldable” que nunca lo pretendió, ni se le pasó por la cabeza pero lo aceptó porque alguien tenía que hacerlo.

Obtuvo 7 concejales frente a los 10 del PSOE. Tanto en el extraordinario documento de Quaderns de la Mola, que dirigió con maestría Ramón Sala junto al impecable trabajo del grupo CIEN, como en el documental en el que trabajé sobre la transición, Segura reconoció que el momento en el país era favorable a un cambio de dirección y aceptó la derrota con elegancia. De Salvador Sánchez dijo que en aquella legislatura hizo un trabajo meritorio y alabó su implicación en la prosperidad de Novelda, así como su capacidad de consenso con el resto de fuerzas políticas. Los concejales de UCD hicieron una labor de oposición desde la responsabilidad y el clima de concordia prevaleció. En algunas cuestiones participaron activamente en labores de gobierno, como también lo hicieron los regidores del PCE o CD. Tal vez fuera porque nadie cobraba un sueldo o porque los ideales se imponían a los intereses personales, pero lo cierto es que todo el mundo puso voluntad y ganas para modernizar al pueblo.

En una segunda etapa Antonio llegó a ser  concejal nuevamente en el consistorio, gobernado por Salvador Sánchez, y presidente del Partido Popular en Novelda (1991-1994), pero la emergente figura de Milagrosa Martínez cortó cualquier posibilidad de proyección en su carrera y desde los organismos provinciales de la formación se apostó por ella. Fiel a su filosofía aceptó la decisión y se retiró respetuoso y con discreción.

Recientemente ha fallecido (7-4-16) y con él ha comenzado a deshilvanarse el traje de la primera etapa democrática en nuestro Ayuntamiento. Daniel Monzó, Luis Sánchez y Salvador Sánchez van cumpliendo años y ellos comenzaron a construir los cimientos de lo que hoy disfrutamos. Deberíamos de evitar la fragilidad de nuestra memoria.  Me sorprende  y entristece a partes iguales que no haya habido ni un solo comentario al respecto de esta pérdida. Ni en su partido, ni en el Ayuntamiento, se ha dicho ni una palabra y sinceramente creo que esto nos debería de hacer reflexionar.

9 COMENTARIOS

  1. Querido T0NY… tienes toda la razon del mundo,,,,cuando opinas sobre la figura de , D ANTONIO SEGURA,,,,, si miras mi muro del facebook del cuatro de abril,, .. veras mi comentario hacia mi ,, excelente conpañero de corporacion ANTONIO.. SEGURA……… y el 19 deabril hice mencion ( se cunplian 37 años de la primera corporacion ) de los concejales fallecidos de aquella fecha… un cordial y afecuoso abrazo,,……… nos vemos.

  2. El dia de la constitucion del año 2007, se realizo un acto de reconocimiento a todos los miembros de la primera corporacion democratica de Novelda, entre los cuales se encontraba Antonio Segura, una excelente persona, a pesar de no conocerlo ni tratarlo, en profundidad, siempre sera parte de la historia de nuestro pueblo.

  3. No es mi intención rendir un homenaje póstumo a un hombre como Antonio Segura, mi propósito es recordar lo que en vida tuve ocasión de ofrecerle en vida, reconocimiento, respeto y admiración.
    Sé a ciencia cierta que se lo llevó puesto, no en vano la enorme talla humana y espiritual de ese hombre hacía fácil la relación personal directa, clara y sin injerencia alguna. No es que ahora que ha muerto me sienta más orgulloso (que también y mucho) de aquella relación, si no que, durante el tiempo en que tuve la fortuna de contar con su aprecio y amistad, me creía ser mejor persona y más grande. Es lo que suele ocurrir cuando hombres de su talla y espíritu pasan junto a uno y se quedan un ratito a charlar.
    Gracias a Toni Cantó por el comunicado y el reconocimiento público que sin duda alguna D. Antonio Segura se merecía. Espero que mi comentario contribuya a engrandecer tu artículo y a recordar que hay personas con las que tenemos deudas impagables a pesar de que nunca te las hayan reclamado.

  4. me

    Cuando he leído el artículo de Toni he ido recordando la trayectoria política de D. Antonio del cual he sido compañero de profesión y tuve la suerte de tenerlo como compañero cuando preparábamos las Oposiciones de Magisterio y luego, durante unos años, en el colegio, hoy Alfonso X el Sabio y antes Francisco Franco donde siempre fue una ayuda tanto en la faceta de maestro como en la de Director cuando le sustituí en el cargo al pasar él al Instituto……El tiempo, en ocasiones hace justicia y reconoce los méritos de las personas.

    en ocasiones hace justicia

  5. Excelente artículo Toni , comparto al cien por cien todo lo que en el describes y verdaderamente deberíamos tener mas memoria histórica y agradecer a personas como Antonio y aquellos pioneros de la «Democracia» todo el esfuerzo que hicieron para empezar ha consolidarla . Algunos tendrían que tomar ejemplo

  6. Dejando a un lado que Antonio Segura Crespo ha sido para mí una de las personas mas inteligentes y con el corazón más grande que he conocido en mi vida, al cual he admirado y admiraré siempre, me gustaría hacer una pequeña matización. Lógicamente por respeto y cariño hacia él no voy a profundizar, ya que él ni lo ha hecho nunca ni lo haría.

    Cuando dices «…Pero la emergente figura de Milagrosa Martínez cortó cualquier posibilidad de proyección en su carrera y desde los organismos provinciales de la formación se apostó por ella.» Me gustaría decir que fue el propio Antonio el que buscó a Milagrosa ya que era una chica joven, abogada y parecía un gran valor para el partido y para el municipio. Más tarde por otros asuntos que no vienen al caso abandonó su etapa política.

    Antonio siempre se ha hecho querer por todo el mundo, no hay más que escuchar a todas las personas que lo han conocido. Ha sido una persona que nunca ha querido aparecer en las fotos, ni ser protagonista, ya que ha llevado la humildad por bandera, así que quiero matizar eso de que no fue el partido el que «lo apartó» por Milagrosa, fue Antonio el que la buscó porque como he dicho antes tenía cualidades de sobra para encabezar el proyecto. Un saludo

  7. Muy buen artículo y muy buena reflexión Toni…yo no lo conocí en su vertiente política pero sí en la docente aunque en sus clases nos hablaba mucho de política. Fue mi profesor de historia en el instituto, sin duda, el que más me ha marcado y uno de los que más cariño le tengo ya que me transmitió su pasión por la historia y la política, me podía pasar horas y horas escuchándole… Un gran docente y una gran persona. Sí que es una lástima que su fallecimiento no haya sido mencionado públicamente dada su relevancia, de hecho, me acabo de enterar leyendo tu artículo, lo cual también me sorprende y entristece

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí