Art. de opinión de Javi Tercero

VÍCTIMAS DEL CINISMO

El pasado 28 de octubre nos despertábamos con la noticia de que los Mossos d'Esquadra habían puesto en marcha una amplia operación para desarticular por completo una organización terrorista anarquista asentada en Catalunya, de modo que realizaron registros en domicilios y ateneos libertarios que acabó con la detención de 9 personas.

La operación Pandora, que es el nombre que recibe esta operación policial, tuvo su primera fase en diciembre del año pasado y los Mossos d'Esquadra detuvieron a once personas, siete de las cuales ingresaron en prisión por orden del juez instructor pero quedaron en libertad tras pagar la fianza de 3.000 euros que les impuso el magistrado Javier Gómez Bermúdez.

En su auto, el juez concluyó que había indicios de que los miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC) que es el nombre con el que han bautizado a esta organización, podrían ser autores de diversos atentados con artefactos explosivos de fabricación casera en toda España, con los que pretendían "desestabilizar el Estado y alterar gravemente la paz pública".

Al día siguiente, familiares, amig@s y compañer@s de l@s detenid@s  daban una rueda de prensa, y Emili Cortavitarte, profesor de Historia y portavoz del Procés Embat recalcó que “l@s libertarix@s que han sido detenidas son personas que participan de manera activa en los movimientos sociales” y que se trata de gente que “está luchando contra los desahucios, los cierres de empresas, los despidos, la precariedad, somos la gente que estamos luchando por la dignidad de las personas”.

Andrés García Berrio, abogado de tres de l@s detenid@s, ha denunciado que “se ha sobrepasado una línea roja, aquella que se basa en la utilización de herramientas del derecho penal del enemigo, la de la excepción penal, en el momento que se construyó una retórica mediante la cual categorizamos una parte de los movimientos sociales como terrorismo “. Y aprovechó la rueda de prensa para emplazar al Colegio de Abogados de Barcelona y las organizaciones que agrupan a jueces y fiscales a “hacer una reflexión sobre si esta extensión de los tipos penales del terrorismo es lógica dentro de una sociedad como la nuestra “. En relación a esto añadió que “pretenden involucrar a toda una serie de personas en una organización anarquista supuestamente terrorista sin atribuirles directamente, en todo un proceso penal, ninguna actuación concreta, esto entendemos que debería estar fuera de lugar “.

Una representante del Ateneu Llibertari de Sants, entidad de la calle Maria Victoria que  fue registrada, explicaba que el material que los Mossos se llevaron eran banderas, libros, carteles, revistas y espray de pintura, y dijo también que el ateneo era un espacio abierto a todo el barrio.

La operación Pandora tenía como objetivo acabar con el supuesto terrorismo anarquista que, según declaró a los medios en junio de 2014 el director general de la policía nacional, Ignacio Cosidó, “es una prioridad para la policía”. Es lógico que la policía, en su afán por proteger a la población, quiera acabar con el terrorismo.  Pero, ¿qué es el terrorismo?, según el diccionario de la real academia, terrorismo es:

– Dominación por el terror.

– Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

Viendo estas definiciones, cuesta mucho entender que ese grupo de anarquistas detenidas, pudiera ejercer ninguna dominación por el terror o nada parecido con el material que les fue incautado por los Mossos, que se llevaron: banderas, libros, revistas, carteles y esprays. Es más, tales definiciones parece que tienen más que ver con el poder, con el estado y con la economía capitalista que con l@s anarquistas.

¿Acaso no es terrorismo que los políticos europeos hayan convertido la deuda privada de los bancos en deuda pública que ahora tenemos que pagar todos los ciudadanos?

¿Acaso no es terrorismo que los gobiernos, elegidos por los ciudadanos se alíen con grandes corporaciones y hagan tratados internacionales de libre comercio, libre circulación de capitales y acepten la globalización económica mundial, mientras ponen restricciones a la libre circulación de personas de unas zonas a otras del planeta?

¿Acaso no es terrorismo dejar morir a personas por no poder pagar los medicamentos contra la hepatitis C, echar a la gente de sus trabajos, echarlas de sus casas y dejar a las familias sin medios suficientes para poderse alimentar?

¿Acaso no es terrorismo legislar para que las personas no puedan protestar contra los políticos corruptos, contra los empresarios explotadores, los banqueros ladrones, con leyes que otorgan a la policía el control de la “seguridad ciudadana”?

Con todo esto y muchos más ejemplos podemos afirmar que el capitalismo, el neoliberalismo, sus formas de representación y sus gobiernos son el terrorismo.

Y si todo esto es terrorismo, ¿por qué no es una prioridad para Ignacio Cosidó? ¿porque no se detienen a los culpables?. Pues NO!!!! en su lugar se detienen a un puñado de anarquistas por protestar contra terroristas legalizados que matan, explotan y expolian toda la riqueza de la tierra para beneficio propio.

En fin, todo esto me huele a montaje, yo me solidarizo con las personas detenidas y pido su libertad.

Otras noticias de interés

3 COMENTARIOS

  1. Que razon tiene el articulista, es la realidad de la vida, somos utilizados para sus intereses particulares, sin nigun tipo de escrupulos

  2. Bueno. Si todas las personas,políticos, colectivos, corporaciones,…, que usted nombra son terroristas, que vayan todas a la cárcel junto a los anarquistas detenidos por terrorismo. Estamos de acuerdo.
    Eso sí, si son culpables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,638FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES