Art. de opinión de José Penalva Navarro

REFLEXIONES PARA MOMENTOS DIFICILES

En esta situación difícil
de poca sensibilidad
y ninguna concordia,
sería muy bueno como humanos
que nos dictáramos nuevas reglas,
porque para convivir
en esta mansión terrena
se necesitan aptitudes
para derramar el bien
con amor y gracia plena,
y evitar marginaciones,
que dificultan el vivir,
y matan las ilusiones.

Mas nosotros como humanos
y que somos portadores de nobles tareas,
tenemos que ser razonables y realizarlas
y no contenerlas por torpeza.

La vida del ser humano
es a la vez muy estrecha,
porque no valoramos bien
nuestro albedrío y destreza,
porque si así lo hiciéramos
estaríamos más acorde
con estas infinitas reglas.

Debe ser un continuo reafirmar
que practiquemos el bien
por una mejor convivencia,
porque así nos valdría a todos
llenarnos de más providencia.

El maná no se recibe porque sí,
tenemos que ganarlo a conciencia,
porque el espíritu es proveedor
y puede verificar la encomienda.

Pongamos nuestro cariño en la empresa
y que todo quede saturado y alerta,
para que todo sea benigno
y no ponzoñoso y evasivo
como un sacudirse las reglas.

Aprovechemos la lección
los que habitamos esta tierra,
porque si para nosotros es comedida
para el espíritu es afirmada.

Que el Padre Celestial nos bendiga a todos
dándonos luz y alcance,
para que veamos con claridad
que sembrar el bien
es como admirar su semblante.

Todos debemos estar unidos
Jesús así lo quiere,
que no seamos distantes,
reconozcamos su cruz
y será maravilloso nuestro peregrinaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí