Deportistas noveldenses, por Vicente Díez

Alemania 2003, Campeón de Europa

14) Rubén Valero Sáez (Tiro al plato)

El protagonista de hoy es singularmente distinto a los publicados previamente. Por dos razones: el tiro al plato no congrega a las masas de espectadores; por tanto no es un deporte de masas. Y la segunda (y más relevante) es que tenemos en Novelda y asómbrense, pues prácticamente nadie lo sabe…UN CAMPEÓN MUNDIAL, pues lo fue en categoría Junior en el año 2.004.

Rubén es un muchacho sencillo; tiene 27 años; trabaja como pintor en un taller de chapistería; apenas da importancia a su gesta y se lamenta junto con sus padres, del poco apoyo recibido hasta ahora. Le expliqué que el deporte en general, como tal, no es una industria (salvo el fútbol y poco más, en categorías profesionales). Un deporte como el tiro al plato, que no mueve dinero en entradas, camisetas, publicidad, televisión,… casi “no existe” para el gran público, porque no se le da la promoción adecuada, algo que conozco por experiencia propia.

El fútbol, en niveles superiores, sí mueve ingentes cantidades de dinero, pero no porque los presidentes de estos clubes apoyen a sus figuras galácticas, sino como una inversión; similar a un empresario que instala una fábrica de lavadoras o de automóviles y lo hace para ganar dinero. El tiro al plato es un deporte “de alpargata” como la halterofilia, la esgrima, el remo, etc. Tienen pocos practicantes y escaso movimiento de dinero. Por tanto, amigo Rubén, no esperes muchos apoyos económicos. Sólo tú, con tu esfuerzo y afición, salvando momentos de baja moral, que sin duda tendrás, debes perseverar y acumular triunfos, que es lo que te quedará en el recuerdo.

Rubén cuenta que el tiro al plato es una hucha sin fondo, pues sólo se consigue alguna medalla y trofeo, pero cuestan mucho dinero la escopeta, la licencia, el permiso de armas, los cartuchos, los desplazamientos, la cuota de turno para disparar… Sólo reciben los más destacados una pequeña ayuda económica de la Federación de Tiro, que no cubre los gastos.

Como ejemplo de estas ayudas, señalar que en los últimos años el Campeonato de España se ha celebrado en Castillejos de Robledo (Soria) por sus instalaciones idóneas a nivel nacional. La prima para gastos fue de 300 €. si se acaba entre los 10 primeros; ahora, con la crisis, 250 €. Del 11º al 50º, sólo 90 €. A partir del 51º, los gastos van a cargo del propio bolsillo.

Nuestro protagonista se entrena los sábados y domingos por las tardes, pues también tiene novia, Mónica y ésta, paciente, asume que ha de compartir su tiempo con la escopeta de Rubén, ya que el deporte cuando “engancha” a alguien, necesita de mucho tiempo y dedicación, además de clase innata para destacar. Él es natural de Elda y con su familia, vinieron a vivir a Novelda hace unos años, casi cuando empezó a competir.

Su padre, cazador de toda la vida, le llevaba a un campo de tiro cercano, donde observaba a los hombres disparar al plato. Éstos le propusieron practicar y desde el primer momento, se percataron que Rubén “daba la talla”. Como a casi todo chaval, estos primeros encuentros con el deporte constituyeron una especie de flechazo amoroso, del que te quedas prendado para toda la vida. De niño, uno no piensa (aunque se lo cuenten) si cobrará más dinero en otro deporte. Simplemente, quedas “enganchado” de uno en particular y es en el que te sientes realizado.

Sus inicios competitivos se remontan a los 16 años de edad, con su primera escopeta. La prueba consistía en una serie o “compack” de 25 platos que salen desde los 15 m. de distancia. Aquello le gustó y empezaron a fijarse los expertos y veteranos en este adolescente, que consiguió la licencia de armas y la federativa. También está la especialidad de recorrido, en que no se avisa de la distancia a la que salen los platos; esto lo decide la organización. Era el único de su edad, compitiendo contra tiradores veteranos. A los 18 años, le regaló su padre una escopeta de calidad, valorada en 3.000 €, pues la anterior “se le había quedado pequeña”.

Acudió seleccionado (año 2.000) por la Federación Alicantina de Tiro, a los Campeonatos Provinciales, en San Vicente del Raspeig. Los siete primeros iban al Autonómico en Jávea y los Nacionales como ya se anotó, en la misma ciudad soriana de Castillejos.

En el Campeonato Nacional, sus clasificaciones mejoraban cada año. De antemano, hay que pasar el filtro de los Campeonatos Provinciales y Autonómicos. Comenzó en el año 2.001, acabando 4º, siempre en Castillejos de Robledo, ciudad de gratos recuerdos para Rubén. En el año 2.002, ascendió al podio al acabar 3º. Subió otro escalón más en el año 2.003, al lograr la 2ª plaza y haber sido previamente campeón júnior provincial y autonómico. Y en el año 2.004 ¿cómo no? tenía moralmente “reservado” el listón más alto del podio, logrando ser campeón de España, lo que le produjo una enorme ilusión.

La Federación Española también se fijó en él desde sus inicios y ha acudido a diversos torneos, uno de ellos en Kansas City (EE.UU.) y Campeonatos Mundiales, en Moscú. Tras quedar bronce nacional en el año 2.002, le seleccionaron para representar a nuestro país en Alemania, en categoría Junior. Allí vio a tiradores de todos los continentes y la rivalidad era máxima. Consiguieron quedar en tercer lugar por equipos, clasificación que se calcula con el promedio de los tres miembros del conjunto. Todo un éxito para un novato, pues ningún español había conseguido podio en su debut mundial. El año siguiente, 2.003, los mundiales se celebraron en Portugal, modalidad “compack” y logró el oro por equipos y 3º individual. Los Europeos se celebraron en Praga (Rep. Checa), repitiendo 3º por equipos y 5º individual.

Como ya se dijo, 2.004 fue un año fantástico para Rubén y también a nivel mundial demostró sus cualidades. El torneo mundialista se trasladó a Valladolid, en la modalidad de recorrido. Participaron 150 tiradores, de todas las edades. Le pusieron a cada tirador 200 platos, en 8 series de 25 platos. Rubén consiguió superar a sus oponentes en la primera tentativa, logrando romper 169 platos. Sus fans, especialmente sus padres, familiares y compañeros del Club de Tiro, apenas esperaron a que se permitiese el acceso de los espectadores al campo y asaltaron a Rubén, quien se sentía “en una nube o mundo distinto”. Fue una nueva ilusión, siendo felicitado por todos y levantado en hombros, como los toreros. Se cantó el “¡Campeones…campeones…oé, oé, oé!” de rigor; le dieron una medalla de oro y 1.000 € en metálico. Posteriormente, empezó a comprender el alcance de su gesta, pues al ir con su padre a hacer prácticas en el Campo de Tiro Tángel, todos le señalaban como a un personaje de renombre, algo a lo que Rubén procura no dar importancia.

Al cumplir los 21 años, le pasaron a la categoría senior y sus rivales eran más expertos. Sin duda, le costó más conseguir trofeos, pero “donde ha habido, siempre queda”, dice el refrán. Algo pesimista le vi entonces, cuando contaba que debido a los muchos gastos que el tiro conlleva, si no consigue buenos puestos y la consabida ayuda económica federativa, es posible que deje la competición y se dedique a la caza, como su padre. Y es que en el deporte del tiro no se conocen profesionales en la modalidad de recorrido. No obstante, tuvimos una española que consiguió medalla en una Olimpiada, en la clase foso.

Desde el año 2.005 ha sido tirador fijo en el Campeonato Nacional, casi siempre en la misma ciudad soriana. Allí volvía a encontrar anualmente a los mejores tiradores nacionales, pero ya le fue más difícil conseguir podios, pues los rivales ya estaban mucho más seleccionados y expertos. Desde entonces, no ha vuelto a los Campeonatos de Europa, o Mundiales.

Desde el año 2.009, en que dejó de competir en el tiro al plato, se pasó a la caza, junto con su padre. Iban por los alrededores de Novelda y la zona del Medio Vinalopó y también a El Toboso (Toledo). En su decisión, influyó mucho el no poder hacer frente a los gastos que conlleva practicar el tiro al plato; me cuenta que una jornada le puede costar unos 150 €, más desplazamientos y manutención, superaba los 200 €. y tenía que destinar sus ahorros a la compra de un piso, para vivir su propia vida. Si bien, me cuenta que quiere volver a disparar al plato; de hecho, su propia madre está ilusionada con ello, aunque se queja de que ella es la que ha tenido que limpiar las muchas copas que ha recibido.

También cuenta Rubén sus gustos, entre los que no están ni discotecas ni trasnochar. Le gustan los dardos y algún que otro cigarrillo, para contener la tensión antes de actuar disparando. Respecto a la violencia que se oye en los EE.UU., donde a veces han entrado adolescentes armados en colegios e institutos, disparando, Rubén comenta que no lo aprueba, pues “un arma no es un juguete y la carga el diablo”. Esa posibilidad es difícil que ocurra en España, donde por fortuna, hay control por parte de la Guardia Civil previo a entregar un arma a cualquier persona. Por prudencia, el arma en casa debe guardarse desmontada en piezas¸ sólo si se dispone de un armero, o armario con llave, estaría permitido tenerla en casa montada.

Rubén me detalla que otro amigo de Novelda, Jesús Pérez Sepulcre, algo mayor que él, quedó tres años consecutivos Campeón de España, saliendo también al extranjero. Pero lo dejó por los estudios y por incorporarse al negocio de su padre, marmolista.

Una lástima que se pierdan estos valores deportivos, pero el deporte cuesta dinero y tarde o temprano, uno ha de decidirse si dejarlo por no poder costear los gastos, o bien seguir a nivel menor para “matar el gusanillo”. Y es que no todos los jóvenes sueñan con ser futbolistas.

P.D.- La próxima biografía será la de Julio Alberto Amores Palacios (ciclista). Si conoces algún caso para biografía de deportista, incluso de persona fallecida, telefonéame. (Vicente; tf. móvil 633 25 25 00)

5 COMENTARIOS

  1. En efecto, no todos sueñan con ser futbolistas y me emociona saber que tenemos (o tuvimos) un campeón mundial de cualquier deporte.
    Enhorabuena, Rubén y no te lo dejes.

  2. He oído hablar del muchacho y me decían que no fallaba una. con el plato. Pero tirar al plato sí mueve bastante dinero, en apuestas. Y a veces, quien gana dinero, da una parte al tirador, sin estar obligado a pagar.

  3. ¿Y en el año 2004, en época de dinero, no como ahora, no te hizo el Ayuntamiento un homenaje e incluso, no organizó el concejal de deportes de entonces (Sr. Cambronero), una exhibición en el Polideportivo Municipal, o en cualquier otra instalación?
    Venga ya, Alonso, que te mereces lo de «concejal de fútbol». ¿y ahora me entero que tuvimos un campeón mundial de un deporte y ni nos enteramos?
    De vengüenza, por parte de la Concejalía de Deportes. Cualquier otro político hubiera justificado su cargo, «sacando barriga» y organizando algo para homenajear a un cmpeón mundial.
    Cambronero, dimite, el pueblo no te admite.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí