Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

¡ CUANTO CUESTA LA PAZ !

Es muy difícil terminar una guerra civil. En las guerras civiles muere mucha gente. Y hace falta que muera mucha más, el contenido social de varias generaciones posteriores, para poder darlas por finalizadas y hacerlas objeto de tratamiento histórico desapasionado. Vivimos jornadas electorales. Unos, los descendientes de los que la vencieron mal, son constantemente afrentados por los de aquellos que la perdieron peor.

Estos con resentimiento extemporáneo, contra la mala conciencia y peores complejos, absolutamente desproporcionados, de aquellos, los culpables de que sus antepasados vencieran en la lejana y no archivada ocasión. Evidentemente, no disponiendo de mejores argumentos para movilizar al personal, se insultan y aporrean como los dos españoles de la imagen de Goya que, hundidos en lo que sea hasta las rodillas, se golpean como muñecos. Y lo peor es la confusión creada entre gente nueva y limpia, para la que aquello debía tener la frescura de las Navas de Tolosa…Lo malo arrastra su maldad inoportuna y extemporáneamente, por espacios libres ilegítimamente ocupados. A los que no supieron ganar, porque extendieron su victoria más allá de lo razonable, generando mucho odio innecesario, se unieron los que no supieron perder ni aceptar su derrota y, luego, resentidos a perpetuidad, los dispuestos a no olvidar jamás algo que no habría ocurrido sin las desmesuras y brutalidades, presuntamente democráticas, de aquellas viejas gentes de su actual cuerda. España es eterna. Pero partida por dos. Los políticos actuales, antes que ofrecernos proyectos, se arrojan a la cabeza los residuos envenenados de un guerracivilismo insepulto, repugnante. Que los siga, su padre. O su abuelo. El que participó en todo aquello de cuyo mefítico efecto aún no podemos librarnos. A mi me dan ganas de renunciar a mi ciudadanía y no votar. Sobre todo, porque en el oficio más digno llevado a cabo en el altar de la democracia, no elegimos (somos electores), libremente, a quien queremos o quisiéramos. Votamos listas que nos imponen los que quieren situar a sus amigos. A la mayoría de los cuales no conocemos. Y a otros, aun peor, conocemos demasiado… Huelen todos a la pelliza de Viriato. Y de asco sentir le menos entusiasmo por esto. Nos imponen a gente que, teóricamente, se va amatar por servirnos…

¿Cuando será historia, no “memoria histórica” que eso es una tontería, definitivamente, esta espiral de resentimientos empeñada en seguir cursando como actualidad? Ya vamos, casi, para el siglo. Y no hace mas que cinco que descubrimos América…

Otras noticias de interés

25 COMENTARIOS

  1. Querido Luis, siempre han habido dos Españas, y, me temo, que siempre será así. Desaparecerá esta generación, la siguiente, se olvidará la maldita guerra civil, la cuestionadísima memoria histórica. Ésta dejará de ser memoria para ser historia, como dices, pero siempre, estoy seguro, existirán las dos Españas. Y tu lo sabes mucho mejor y con más fundamento que yo.
    Antes de la maldita guerra civil, de la dictadura, de la II República, ya existían estas dos Españas, y asdí seguirá. es nuestro sino.
    La solución está en la cultura, en el respeto, en aceptar la diferencia. Sólo así, y pese a que seguirán las dos Españas, podremos (o podrán, que a lo peor ya no estamos aquí), vivir en paz y armonía.
    Como creo que se hace ahora, aunque unos y otros se sigan tirando los trastos dialécticos encima. Esperemos y confiemos que siempre sean, sólo, dialécticos.
    De la redacción, que te voy a decir que no se sepa.Impecable y generosa para el lector.
    Un abrazo.

  2. Hola amigo Luis,
    En el betania 2006, tu Betania también …hablamos de la guerra civil en Novelda, yo recuerdo la cara de mi padre cuando se entero de este articulo…me dijo » por favor no nombres la guerra civil, tu no sabes los odios que todavia siguen latentes ,ni se te ocurra…» no dude que lo tenia que hacer, mi generación no vivió la guerra, pero si vivio de pleno la dictadura de los vencedores sin enterder nada, por que nos escodieron la verdad de lo que ocurrió, y la verdad fué que nos matamos entre nosotros mismos ,entre hermanos y las mismas atrocidades ocurrieron en un bando y otro ( y tu por desgracia lo sabes bien)….por eso ahora tenemos que hablar, como estamos hablando tu y yo ahora, tenemos que saber toda la verdad, por eso en el Betania 06 contabamos las historias de la desgraciada muerte de cuatro Novelderos , 2 nacionales y 2 republicanos.. historias emotivas , de vidas jovenes que fueron masacradas, da igual en que bando estaban…..por eso ahora todavia muchos de los perdedores no han enterrado a su famila en un lugar digno… como puede ser que todavia mucha gente piense
    que es mejor no mover la tierra???…como se puede se catolico ferviente y no querer al mismo tiempo que paisanos tuyos entierren dignamente a su familia???,…. cuando sabemos que estas familias no quieren venganza, solo quieren que le devuelvan la dignidad…
    Querio Luis mi me da igual memoria que historia, lo que no me da igual , es que la historia se olvide, la historia de unos y de otros…el olvido solo sirve para generar mas odio, la memoria y el recocimiento de los errores de TODOS nos ayudaran a enterrar por fin esta maldita guerra y las dos españas que decia Wifredo…ese es mi deseo y estoy segurisimo que el tuyo tambien amigo Luis…amigo del alma….todavia recuerdo tu cara, como la de mi padre, cuando viste el Betania..yo lo entiendo, vosotros sois testigos de ese negro periodo, pero entender también que las heridas se tienen que curar, y para curarlas tenemos que verlas con luz , con humildad, con sentido común,y con piedad para los que vencieron y para los desafortunados perdedores.

  3. Estimado Juan, siento que discrepes conmigo, pero eso es bueno. No siempre vamos a estar de acuerdo, y lo celebro.como sugieres.
    Tu conociste los últimos años de la dictadura, yo, por desgracia, más años que tu. Y el Sr. Beresaluze, más que los dos juntos. De algo ha de servirnos,digo yo.
    Nunca, querido Juan, se acabarán las dos Españas y los estás viendo todos los días. Posiblemente, y por suerte por tu edad, tu relacionas las dos Españas con las del águila y las de la hoz y el martillo.No me refiero a esas. Gracias a Dios, ambas han desaparecido ya. Lo que no desaparece son las dos Españas, quieras o no. Date una vuelta televisiva por Libertad Digital, por Intereconomía, por el Mundo, por La Razón, etc., y verás que las dos Españas existen y existirán.
    Pero eso no es malo. La diferencia es saludable desde el respeto. No son mentes residuales, como dices, es, querido Juan, la cruda realidad.
    Un fuerte abrazo, Juan, y todo mi cariño.

  4. ¿ Debemos aceptar la injusticia para conseguir la paz Sr Galbis?
    Yo creo que no, y por ello me parece positivo recuperar y restituir la dignidad de todas las víctimas de una guerra civil injusta (la peor de todas las guerras) y de la dictadura posterior.No se trata Sr Galbis de un actoi de venganza, ni de reabrir viejas heridas que aun no habían cicatrizado desde el resentimiento o el odio, sino de devoilver a quienes se lo merecen desde la legitimidad de un Estado democrátioco y de Derecho que defiende los derechos fundamentales el honor que merecen quienes sufrieron una violencia injusta y genocida por cualquiera de los dos bandos.
    La democracia y el futuro de este país se asientan sobre el conocimiento de su historia y no sobre el olvido .Es bueno que de vez en cuando la gente recuerde a sus muertos y vuelva a llorar por ellos, a lo mejor de esa manera aprendemos a no cometer los mismos errores del pasado

  5. Muy querido amigo Jesús: ¿Donde digo yo que está mal que los deudos de los asesinados por unos españoles enloquecidos, quieran enterrar dignamente a sus muertos? ¡Por Dios santo! Yo he querido hablar, solo, de lo dificil que es remontar una guerra civil. De que hacen falta muchas generaciones posteriores. Mucho paso del tiempo. Mucha historia nueva. Y es que el presente es sin ser, se desvanece siendo y el futuro no es todavía. Lo único que es, con absoluta entidad, que está ahí para siempre, es el pasado. Y es que en nuestro pasado hay mucho odio, venganza, sangreu maldad.

    A la muerte de Franco, muchos españoles sensatos, entre ellos el ex jefe Nacional del Movimiento, ( mi querido amigo Adolfo Suárez), y Santiago Carrillo, el de Paracuellos, quisieron poner los cimientos razonables para un futuro de entendimiento y paz. No contaban con el cainismo insuperable de los españoles.

    Soy victima de la guerra, de las dos Españas. La pasé en la zona nacional. En la zona republicana, mi padre, titular de un negocio floreciente, POLLUELOS, fue saqueado. Al regreso. acabada la guerra, quiso recuperarlo y la nueva gente triunfadora casi lo mata. Tuvimos que irnos a Madrid, para siempre, a empezar de cero, pasando mil calamidades, con la familia deshecha. Mis zapatos Segarra tenían que durar hasta que me doliesen los pies porque, creciendo, con mi desarrollo natural, ya no cabían en ellos. Mi madre, lo más grande que ha habido en mi vida, murió a los 51 años, luego de muchos sufrimientos y privaciones. Yo no tengo mas remedio que odiar a las dos Españas canallas que detrozaron nuestra paz, nuestra familia y nuestro porvenir.

    Estoy hasta los cojones del alma, como decia Miguel Hernández, de que me tomen por un facha irredento. Y de que a mi miujer, que se quedó sin abuelo, a manos del socialismso noveldero, el 12 de Septiembre de1936, haya gilipollas paisanos que la consideren asesina de García Lorca, porque las hijas de Ruiz Alonso, las actrices Penellas, sean sus primas. Ya está bien de tonterías…

    Repito: Una guerre civil cursa muy largo…Y no soporto, socialmente, a quienes perdiéndola o ganándola, no se la arrancan de la frente del alma, a cristianos tirones de humanidad y amor al prójimo. Yo no pido que la historia se olvide. Sería un contrasentido. La historia es historia por eso, porque consta, registra y no olvida. Yo solo quiero que haya paz, porque la echo de menos desde que tenía once años.

  6. ¿Que tiene de malo enterrar a unas víctimas, porque eso es lo que fueron todos, tanto de un bando como de otro, en una sepultura digna? es lo menos que se merecen.
    Me asombra que los llamados creyentes sean los que más se opongan a eso, es un acto de dignidad, de respeto a unos familiares que así lo desean, no de venganza, yo no considero que eso sea reabrir viejas heridas.

  7. ¡¡¡Hombre!!!
    Wifredo, no estoy de acuerdo contigo, y con usted tampoco señor Galbis. ¡Celebremoslo!
    Yo conocí los últimos años de la dictadura y me creé con los primeros de la democracia, esos que tenían el pie de los que abandonaban el poder en el cuello para no desmandarse.
    Creo que sí se acabaran las dos Españas, de hecho creo que salvo verdaderas mentes residuales de las que las personas decentes nunca nos podremos librar, la maldad siempre existirá, el resto de los españoles aceptamos que sean los otros quienes gobiernen cuando les toca.
    Quizá ese sea el temor que mas me invade, el de que la sinrazón sea capaz de medrar, cosa que solo podría ocurrir si los políticos, además de inútiles, fueran iguales en ambos bandos, y solo se dedicaran a luchar por una poltrona en vez de hacerlo por el bien común.
    Vaya, eso me suena ¿No es lo que está ocurriendo? Quizá sea demasiado optimista…

  8. No se como me ha leido usted, señor observatore. He escrito, no en rumano, sino en román paladino. Lo peor de escribir es no hacerse entender. Por lo visto, a mi, con usted, me pasa. ¿Quien, en su sano juicio, va a desear la injusticia para conseguir la paz? No he debido estar fino…
    Saludos amistosos
    Luis

  9. Unos ganaron, y fueron vitoreados…….otros perdieron y fueron humillados,,,,,y lo peor de esto fue, que hasta los años sesenta,,,treinta años despues, se seguia i reprimiendo y sin piedad hacia el perdedor ,,Solo el vencedor deberia haber sido generoso y no lo fue, algunas familias perdieron hasta sus propiedades hoy lo mejor es dejar en PAZ los muertos, y que descansen dignamente …. miremos la placa del canpanario de la iglesia que dice,,, EN MEMORIA DE TODOS LOS NOVELDENSES FALLECIDOS COMO CONSECUENCIA DE LA GUERRA CIVIL..1936-1939,,,,,,es lo que una mayoria queremos.

  10. obrervatore romano, aceptar la injusticia o no vivir. la historia de un hombre que se quedo en casa, los verdaderos culpables se marcharon de novelda.

    ADIOS ADIOS HASTA SIEMPRE.

    Llamaron a la puerta de madrugada: buscamos a José Maria, queremos hablar con el. En el pequeño balcón de la casa del ¨carrer empendrad¨, que comunica con el ayuntamiento, José echo un ojo al grupo de hombres que se agolpaba en la puerta, ahora estoy con la familia, el tipo, oculto en la sombra, sale y le apunta con el dedo.he dicho que bajes.carmen su mujer le sujeta por el brazo y le suplica no bajes,jose Maria desciende las escaleras se planta ante ellos y, del pezcuezo le invitan a sentarse en la parte posterior del vehiculo. la represión franquista ajustaba sus cuentas, entre los sonidos del motor en marcha se perdía a lo lejos los gritos ….

    Su mujer Carmen Pérez acude una mañana a llevarle algo de comida.en la puerta de acceso alos módulos, un guardia inspecciona la cesta ,¿A dónde lleva esto? Pregunta con el fusil en la mano, a mi marido, pues donde esta…. Su marido ya no necesita esto, sentencia el guardia.

    HOY-11-7-39 1º CARTA

    QUERIDA ESPOSA
    Solo un remordimiento
    Que no he podido despedirme de mis hijos
    Y de mi madre,
    En mi ultima hora os mando mis últimos besos a todos
    Hasta siembre.

    Después de setenta años la he publicado, consta de cuatro páginas y tres cartas
    Escritas por José Maria Castelló a su esposa, ellos fueron mis abuelos
    Jamás he sentido odio por nadie, una carta no publicada dice quien fueron los asesinos que Dios los perdone.

    José Mª Castelló Beltra. (En recuerdo de mis abuelos José Mª y Carmen)

  11. A la letra escarlata.-

    ¿Será cuestión de letras, escarlatas o no?. ¿Por qué lee usted lo que yo no escibo? ¿Donde digo que vivo con odio? ¿En que lugar, que los familiares de las victimas no deban enterrarlas con dignidad? Sus palabras son la confirmación de todas mis angustias. Essto no se arregla así como así. Usted quiere leer lo que yo no quiero escribir. Desde no se qué sentimiento, antes de poner sus ojos sobre mi texto me trae ya leido y metabolizado. Mal asunto, letra escarlata. Del color de la sangre…

  12. Yo no tengo porque tenerle ningun tipo de fobia a nadie, y no busque en mi nik la confirmación a sus palabras.
    Lo único que he pretendido decirle es que hay muchos familiares que estan en todo su derecho, ya que la ley así lo contempla, de resarcir a los suyos, no se puede vivir penando por un ser querido sin saber ni donde esta por no ofender a otro, ese tipo de decisiones son muy íntimas y delicadas, algo que solo comprende quien lo padece.
    Yo no distingo entre ningun bando, porque todos fueron víctimas, se lo vuelvo a repetir, es cuestión de empatía por la víctima, de respeto a la voluntad ajena.
    Muchísimos familiares no viven odiando a las dos Españas, lo tienen superado, ni ven esto como un acto de venganza, solo quieren saber donde estan los suyos, sencillo de comprender.
    Saludos y que le vaya bien.

  13. TU ULTIMA FRASE…Yo solo quiero que haya paz, porque la echo de menos desde que tenia once años….lo dice todo….dice que eres un hombre bueno, en un escenario brutal que te tocó vivir…dice que buscas la reconciliación….dice que perdonas a tus enemigos..dice que con esa humidad seras un hombre lleno de paz, yo ya te veo por eso soy tu amigo, y espero aprender de ti mucho mas cuando tu paz interior se desborde y la riada nos moje a todos, bueno en tu caso , conociendote, será un maremoto de paz.
    que asi sea. amigo del alma.

  14. Estoy muy de acuerdo con la intervención de D. Wifredo Rizo. Siempre habrás dos Españas no por confrontación bélica, sino por idearios democráticos.

    Es más me parece que, la existencia de un bipartidismo, es un producto de la democracia. Así ocurría en la Atenas de Sófocles y así ocurre en las democracias actuales.

    Un libro que ayudó mucho a mi formación intelectual, antes de que comenzara a estudiar la carrera de Derecho fue «La Democracia en América». A su autor, Alexis de Tocqueville, su estancia en Estados Unidos le sirvió para profundizar en el análisis de los sistemas político y social estadounidenses, que describió en su obra La democracia en América (1835-1840).

    Se considera como uno de los defensores históricos del liberalismo y de la democracia, fue anticolectivista y una de las referencias de los liberales.. Abogó también por la caridad privada en lugar de la ayuda del Estado para el cuidado de los pobres, lo que han encomiado los conservadores estadounidenses, especialmente a finales del siglo XX y principios del XXI.
    He querido mostrar con esta referencia a un hombre paradigmático, que nos dice que es posible y deseable, al menos en Novelda, que es mi pueblo, vivir en santa paz, en democracia y libertas, sin que estemos todos los días preguntándonos si nuestra actuación ha sido o es propia de la derecha o de la izquierda.

    Para mi, el título de honor – a pesar de los 30 años fuera de la Patria- es ser de Novelda.

  15. Gracias jose maria castello, tu formas parte de las personas que procuran la reconciliacion.Todos deberiamos tomar ejemplo

  16. Usted mismo ha vivido eso y reconoce que vive con odio, pero que ese sea su caso no quiere decir que sea el de todos, ese es su problema.
    Los descendientes de esas VICTIMAS lo único que pretenden es saber que fue de los suyos y enterrarlos donde corresponden, y están en todo su DERECHO, no tenerlos en fosas o cunetas, eso no se le hace ni a un perro, sean del bando que sean.
    Cansa ver como se excusan siempre en lo mismo, y apostillando…No, si yo no me opongo a que se entierren dignamente….pero tampoco me callo.
    No es difícil de comprender, es cuestión de empatía emocional, es ponerse en la piel de la VICTIMA y no del OFENDIDO.

  17. No estoy de acuerdo con la palabra caridad, ni con la expresion cuidado de los pobres.Mas bien solidaridad. El pobre es pobre por los poderes y poderosos corruptos,por la codicia desmesurada.por la falta de respeto hacia el ser humano,por la Falta de derechos legislados….corresponde al estado la garantia y el respeto a nuestros derechos constitucionales,entre otros, procurar una vida digna a los seres humanos y si ello no fuera asi,es cuando una sociedad se divide irreconciliablemente, no por ideologias,sino por justicia social.

  18. Querido Luis, las dos Españas no son de mi invención. Existían, existen y existirán. Y, aunque no te guste, hoy es bueno. Yo no puedo pensar como el Padre Javier, aunque esta vez coincidamos. Y eso, desde el resperto, no como antes, es sanísimo y muy bueno. En Francia, Alemania, Inglaterra y, por supuesto, USA también existen.De otra manera,porque tienen otra historia, pero la tienen.
    Un abrazo.

  19. Bipartidismo no es binacionalidad. No estoy de acuerdo con el padre Muñoz y Wifredo, esta vez, aunque celebro mucho que ellos, lo estén. No quiero dos Españas sino una sola, bien administrada democráticamente por partidos alternantes, serios y responsables. No hay mas que una Francia, una Alemania, una Inglaterra y, sobre todo, una USA. Las dos Españas, que sí que las ha habido, desgraciadamente, las de los dos golpeadores de Goya, son una calamidad. En la Atenas de Sófocles no había mas que una Atenas. ¡Por favor!

  20. Una sola España y dos maneras de servirla. Eso sería el ideal, querido amigo Wifredo. Dos o mas. Pero democráticas, leales, limpias y hasta patrióticas. es decir, casi un imposible metafisico porque serían, irremedianlemente, políticas y ahí, el burro, ya se nos mete en la hierba. Porque político y español, se conjugan muy mal. La política, que es un acto de servicio, en España es un modo de vivir, de servirse…Y hay quien, alcanzada, no la suelta ni con agua caliente. Conozco a alguien en Novelda, amigo suyo, además, («lo conoce desde pequeñito»), que estaba en ella ya en la transición. Incombustible pese al apellido…
    Un abrazo grande

    Perdón por el doble envío pero habia un error en la última línea. Insisto: Perdón.

  21. Querido Luis, estoy de acuerdo a medias, una sola España y no dos, sino muchas maneras de servirla, desde el respeto y la diferencia, que, por otra parte, es sanísima.
    Y político y español, aunque se conjuguen mal, eso dice UD. (yo no lo comparto), aunque fuera así (es una suposición mía nada más, no afirmación), son absolutamente necesarios.
    Y aunque no viene al caso, no dejo de admirar su punzante ironía respecto a mi amigo de la infancia. Sí, lo es y no renuncio a seguir siéndolo, como me guastaría seguir alimentando mi incipiente amistad con Ud., que aprecio y valoro, entre otras cosas, porque me enriquece.
    Y este buen amigo, al que no renuncio, me consta, aunque no se crea, que está ya cansado y que, jamás, le ha movido las ansias de poder, porque si repasa Ud. su curriculum político, ha pasdao muchísimos más años en el ostracismo que en el poder.
    Un cordial saludo

  22. Querido Wifredo: La amistad por encima de todo, hasta de las evidencias Que usted conoce porque me las pidió y se las dí y me dijo creer de una manera absoluta en ellas…En las que yo le dí porque usted me las pidió. Ese sentido de la amistad, le honra. Y se lo respeto. Nunca le pedí que reniegue de sus amigos y usted me reitera que jamás lo hará…Si yo hubiera esperado eso de una persona decente, sería un miserable. Ahora bien, lo que su amigo hizo en la ocasión que usted conoce, lo hizo. Y usted me ha dicho que me cree absolutamenbte cuando se lo digo…Tiene usted un sentido de la amistad que pasa por encima de la congruencia. Y eso, repito, es admirable. No por la incongruencia, que es negativa sino por la amistad que es un lujo moral del corazón. Nada, ahora, de punzantes ironías. Le hablo con el alma en la mano. Con la que sufrió los efectos injustisimos de la acccion de su amigo contra una persona maravilllosa e inocente. La persona que mas quiero. Y él, la humilló hasta la infamia.
    Mi saludo, mas cordial que nunca y con la esperanza de merecer siempre una amistad como la suya, a prueba de lo que sea.
    Un abrazo grande

  23. Querido Luis, gracias por su reiterada amistad que sabe que valoro y aprecio profundamente.
    No quiero volver a hurgar heridas del pasado. Comprendo su dolor. Quizá yo, con mi vehemencia, estaría peor que Ud.
    Ý sí, mi sentido de la amistad es muy grande, como el de la fidelidad a un amigo. Valoro y agradezco su comprensión.
    Por otra parte, cuando he escrito «su punzante ironía», me refería SOLO a este comentario suyo: «Incombustible, pese al apellido». Me ha parecido muy ocurrente y , en modo alguno, he querido incomodarle.
    Un fuerte abrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,714FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,000SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES