Art. de opinión de Bernabé Aldeguer (Coordinador comarcal de EUPV del Vinalopó Mitjà)

La democracia en el Vinalopó

En todo modelo parlamentario el Gobierno (nacional, autonómico o municipal) emana, no del voto directo del pueblo, sino de los concejales (o diputados) que han sido elegidos por los ciudadanos. A partir de esta elección y distribución de asientos en el Pleno, los concejales proceden a la elección del alcalde, a cuyo cargo queda la conformación del Gobierno. Probablemente estas obviedades resulten inútiles, pero para el PP de Novelda todavía resulta esta cuestión un enigma tal y como se deriva de una actitud constante de crítica y con un uso connotativo de carácter negativo de la acepción “cuatripartito”.

Todo gobierno, como el de Novelda, constituido por distintos partidos (dos candidaturas y no cuatro partidos, ¿de dónde se sacan el resto?) resulta la máxima manifestación del principio democrático, con un grado cualitativamente superior de calidad democrática respecto de todo gobierno constituido por una única fuerza, extremo que acaba por colapsar toda necesidad de negociación, debate, diálogo y permanente espíritu constructivo entre quienes comparten la responsabilidad de gobernar. Y en eso, los concejales de ambas formaciones (PSOE y Compromís) están dando toda una muestra de pedagogía política y de calidad democrática a los vecinos, no sólo de Novelda, sino de toda la comarca del Vinalopó Mitjà, en donde proliferan por doquier gobiernos del PP autoritarios, con planteamientos claramente ultra derechistas, oligárquicos y clientelares tal y como, con toda seguridad el PP nos tendría reservados en Novelda de haber gobernado a partir de 2007. El modelo electoral diseñado a partir de 1978 ha derivado en un colapso democrático al permitir, exceptuando las vanguardias democráticas del País Vasco y Cataluña, sistemas bipartidistas con redes clientelares y oligárquicas de carácter local repartidas entre el PP y el PSOE.

En este sentido, IU se erige como la alternativa al bipartidismo, siendo su existencia un aval de entidad democrática, tal y como en Novelda lo ha constituido asumiendo responsabilidades de Gobierno, pero también en poblaciones como Aspe, Monforte del Cid y también Elda y Petrer. Esta superación del bipartidismo permitirá desterrar del discurso político determinados planteamientos como los emitidos de forma reiterada por los conservadores de Novelda al criticar el carácter cuatripartito del Gobierno municipal como si de un mal insuperable y cuasi satánico se tratase. Ciertamente, el PP debe sentirse aterrorizado ante el supuesto de gobernar contando con otras fuerzas dado su carácter autoritario y claramente incapacitado para solucionar los problemas con espíritu dialogante y pluralista. Más allá de la disciplina férrea heredada de tiempos preconstitucionales y de un discurso políticamente excluyente que no concibe la pluralidad y la legitimidad del adversario político, el PP arremete ante cualquier viso de democracia cerrando los ojos como quien, acostumbrado a la oscuridad, sale a la claridad democrática empujado, obligado, por una constitución, un siglo XXI y una democracia en vías de consolidación. Esperemos que la ciudadanía sepa valorar esta calidad democrática con la que el bipartito de Novelda gestiona el ayuntamiento y que sirva de ejemplo para apoyar, a través de Izquierda Unida, el fortalecimiento de fuerzas que obliguen a las instituciones a ser usadas, a ser gastadas en su función democrática y no permitir que sean objeto de autoritarismos contra los que cabe luchar con todas nuestras fuerzas y espíritu republicano. Salud y República.

Bernabé Aldeguer Cerdá
Coordinador EUPV Vinalopó Mitjà

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,460SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES