Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis: «La Crisis»

El dinero no crea riqueza. Es la riqueza la que se materializa en dinero. La riqueza solo la crean las ideas y el trabajo. Quien intenta ganar dinero con el dinero da, de nuevo, el timo de la estampita. El dinero es un papel avalado, presuntamente, por un metal valioso. Valioso por escaso. Nada más. Una convención. Y negociar con convenciones, es sacar al mercado aire, imaginación y mala fe.

El gran capitalismo ha querido hacer dinero moviendo el dinero. Y las leves brisas se han convertido en huracán. Se financiaba lo que no era y la realidad ha pasado factura. La realidad es siempre cruel. El dinero no es mercancía. Las verdaderas mercancías, creadas por el trabajo, se pagan con dinero. El dinero es solo un instrumento de pago. Cuando lo convertimos en mercadería propiamente dicha, nos estafamos, no solo intelectualmente y cuando el globo lleno de aire estalla, no quedan ni los fragmentos de goma vacía. ¿Cómo me vas a vender aquello con lo que te pago, de la misma naturaleza? Una nada que te pago con otra nada…

No podemos subvencionar pérdidas hijas de la codicia y el robo, con dinero de los impuestos de la gente media. Es obsceno y criminal. Pero tampoco podemos dejar de hacerlo porque si no mantenemos la fantasmagoría, esta pobre gente media aun lo va a pasar peor. Además de haber sido timada por los superhombres del mercado mentiroso y los bonus astronómicos, blindados hasta la ignominia, van a perder sus ahorros, confiados a esos desaprensivos. Hay que mantenerlos para que no nos hundamos todos (menos ellos), hasta la más absoluta pobreza. Antes que el suicidio, seguir enfermos. Sin más dosis de la propia enfermedad, morimos…

Bush, bastante culpable del último desplome de la situación, tenía razón al pretender contener sus demoledores efectos. Antes que demócrata o republicano hay que ser americano. Y para poder seguir siendo americano, hay que contener esto. Porque esto, llevado a peor, acaba, primero, con el imperio y luego, con sus colonias, nosotros. Obama va a tener que ponerse pálido; perder el poco color que aun medio tiene. Y decía nuestro paisano el pinosero Solbes, cuando negaba la crisis con el agua hasta el cuello, que nuestro sistema financiero era sólido. O sea, que tenía liquidez…Un espantapájaros en medio de un tornado. Ahora se ha ido del Congreso cuando se discutían los nuevos presupuestos. Él no tiene por qué preocuparse. Queda bien blindado de retribuciones. Las que pretende aumentar, para cuando sea viejecita, Leire Paji, en su empeño de ser senadora, para subir a 18.000 sus 12.000 euros mensuales actuales. Hay que prepararse un buen porvenir…

El dinero, esa mierda de Dios que dijo Papini, tampoco tiene la culpa. El dinero es solo la materialización de la riqueza. Un ponerse de acuerdo para que un papelucho de mil euros valga la vigésima parte que un kilo de oro. Repito que una convención. Lo criminal es su utilización para reconvertirlo y aumentarlo, simplemente, dándole vueltas imaginativas, pasándolo muchas veces por delante de nuestras narices. Vender dinero es estafar. Porque es vender nada. Lo que vale son las industrias, las primeras materias, el trabajo del hombre. Las auténticas realidades productivas. Las que dan lugar a unidades mercantiles dotadas de valor y sujetas a precio y aprecio.

Por eso los bancos y las cajas son templos elevados a la fe en el dinero. El dinero que es, solo, repito, una expresión de fe. Manejan lo que tiene engañados a los hombres. Por intereses, no siempre legítimos y muchas veces políticos. No podemos vivir sin ellos. Pero, con ellos, lo que podemos es morir. Hasta de hambre…Dios nos coja confesados. Los bancos sirven para que nos sentemos en espera del final. Y llegado el final, o próximo, ahí está las cajas…Está todo previsto…

Dicen que Europa ya está saliendo de la recesión. Una Europa que no nos incluye. Para nosotros se seguirá agravando. Y lo solventa el alucinado que nos gobierna, aumentando el IVA.
Ese impuesto que solo grava a los consumidores, al común más común y menos VIP de los mortales. Solo hay una cosa más nefasta que el dinero: Los políticos que lo manejan. Esos especialistas en vivir del prójimo, sin dar palo al agua. Analfabetos funcionales, según el pensador de izquierdas Gabriel Albiac, en su noventa por ciento. Creo que el filósofo levantino se queda muy corto. Y me refiero a lo que hay, al PSOE y al PP. No soy tan ingenuo de hacer distingos. Mala gente toda, gandula y gorrona, cuando no, absolutamente corrupta…

3 COMENTARIOS

  1. De todo corazon yo le pregunto, a todas aquellas personas que como yo usamos esta pagina para estar informados de las noticias de la ciudad de NOVELDA ALGIEN ENTIENDE A ESTE SEÑOR

  2. en resumen lo que crea riqueza es el trabajo…industria,agricultura etc.los bancos siempre

    ganan,en todo caso el que pierde es el ahorrador,que invierte su dinero en los bancos o cajas.

    los póliticos casi todos mienten y engañan al pueblo,mientras ellos se enrriquecen.

    la burbuja inmobiliaria ha explotado,se ha construido más de lo que se podía vender….

    afectando al sector de la construcción.y de rebote a otros sectores, creando paro y deudas .

    y ahora que hacemos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí