Artículo de opinión de Plácido Ferrándiz

MARÍA MAGDALENA: IDENTIDAD Y MENSAJE

Con motivo de la celebración de las fiestas patronales de Novelda en honor a santa María Magdalena, me gustaría compartir con los/as novelderos/as interesados un repaso de la identidad de María magdalena en los evangelios, y un mensaje que podríamos extraer de su vida para nuestra ciudad.

¿Quién fue María magdalena?. Fantásticas y comerciales novelas y películas con pingües beneficios han fabulado, sin ninguna base histórica, sobre su identidad. Mal que les pese a algunos, los únicos documentos históricos para saber algo fidedigno de este personaje son los cuatro evangelios cristinos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. A ellos nos atendremos aquí.

El nombre de ‘magdalena’ deriva probablemente de la ciudad galilea llamada ‘Magdala’ (Mt 15, 39). ‘Magdalena’ querría decir entonces que esta María de que hablamos era de la ciudad de Magdala. Era una ciudad muy cercana a Capernaúm, donde Jesús puso su residencia como base de operaciones para su misión en todo Israel (Mt 4,13). No es raro que María oyera pronto hablar de él y se pusiera en contacto directo con él.

Pero antes de repasar sus apariciones en los evangelios, conviene distinguirla especialmente de otra María de los evangelios: María de Betania, hermana de Marta y Lázaro, la que se sentaba a los pies de Jesús para escuchar su palabra, y la que derramó el frasco de perfume de nardo puro sobre Jesús. Es una persona diferente, una historia diferente.

Tampoco es la prostituta arrepentida que ungió los pies de Jesús en casa de Simón el fariseo (Lc 7, 36-50); al menos no hay base ninguna para identificar a ambas.

De María magdalena dicen los evangelios que estuvo poseída por siete demonios, lo cual según la biblia quiere decir que estuvo bajo la influencia de todos los poderes espirituales de maldad que sirven a Satanás. – ¡¿Ehhh!? ¿¡Satanás?! Sí, ya sé que lo que revela la Biblia está tan desprestigiado que se creen con mayor facilidad las fantasías de cualquier novela/película de éxito, incluso entre cristianos. Pero si queremos conocer a María magdalena tenemos que escuchar lo que dice la Biblia.

Sí, la biblia nos informa profusamente de que Dios creó también seres espirituales angélicos, y que una gran autoridad angélica se rebeló contra Dios (de ahí ‘Satanás’ = adversario), pues pretendió usurpar el lugar de Dios y ‘hacerse semejante al Altísimo’, y arrastró a la tercera parte de los ángeles en su rebelión (los demonios). Pero no sólo engañó a una parte de los ángeles, también ha engañado a la Humanidad, arrastrándola en su locura de desplazar a Dios para colocarse ella en el centro, para autodivinizarse (‘todo es Dios’ -reza el eslogan de moda-, negando así al Creador distinto y trascendente al universo). Esta rebelión es precisamente el origen del mal. De todo mal. De eso habla el relato bíblico de la serpiente tentando a Adán y Eva en el paraíso, su caída y la propagación del mal por el mundo.

(Cuando digo ‘Dios’ me refiero al Dios y Padre de Jesús, al que Él nos reveló; esa palabra se usa para referirse a muchas otras cosas).

Cuando dejamos de reconocer a Dios, que es LA FUENTE DE LA VIDA, como la Autoridad suprema en nuestra vida y decidimos hacer nuestro camino al margen de Dios, independientes de Él, secundamos la rebelión satánica y nos convertimos en dignos hijos del diablo. Quitamos a Dios del centro y nos ponemos a nosotros mismos, como pequeños diosecillos, decidiendo por nosotros mismos el bien y el mal, haciendo nuestra vida independientes de Dios. Lo cual es el camino en dirección opuesta a LA FUENTE DE LA VIDA: ”Y vosotros estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, del espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros nos conducíamos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Efesios 2,1-3), de ahí este mundo nuestro dominado por los poderes de muerte, ya sean económicos, políticos, ideológicos, o religiosos.

Pero María, la de Magdala, se encontró con Jesús, y Jesús expulsó de ella todos esos poderes malignos. María magdalena fue pues una mujer sanada y liberada por Jesús del domino y el control de las tinieblas: “Poco después emprendió Jesús un recorrido por las ciudades y los pueblos de Galilea, a fin de anunciar la llegada del REINO DE DIOS. Le acompañaban sus doce discípulos, algunas mujeres que él había sanado de enfermedades, y otras de las que había expulsado espíritus malignos. Entre ellas estaban María de Magdala, de la que había expulsado siete demonios” (Lc 8,1-2)

Después del encuentro liberador con Jesús, María pasó de servir al reino de Satanás a servir a Jesús y al Reino de Dios. La historia humana, por debajo de lo que vemos en los telediarios, se debate entre estos dos reinos, el gobierno de la criatura autoexaltada o el gobierno de Dios.

Dios ungió a Jesús, su propio Hijo, como MESÍAS (en hebreo), CRISTO (en griego), que significa REY en castellano. Jesús vino en nombre de Dios para ejercer su Gobierno, para destruir el reino de Satanás, para recuperar al ser humano perdido, y trasladarlo al reino de la vida bajo su soberanía.

María magdalena experimentó su destrucción personal bajo el reino de Satanás, y ahora experimentó su restauración, su liberación bajo el gobierno vivificador de Jesús. Su vida cambió radicalmente, y se dedicó el resto de sus días servir a Jesús, incluso con sus bienes, para que pudiera predicar y extender su reinado (Lc 8,3).

¿A qué reino sirve Novelda? ¿a qué reino sirves tú? No hay neutralidad posible. EL MENSAJE DE MARÍA MAGDALENA está claro: si vives esclavo de los espíritus de rebeldía contra Dios, ¡Jesús puede liberarte!, sólo tienes que acercarte a Él por la fe y pedírselo. Si experimentas su liberación no querrás más que servirle a Él y su Causa, pues experimentarás la vida verdadera.

Como decía, después que fue liberada, María magdalena acompañaba a Jesús, junto con otras mujeres, sirviéndole y colaborando con sus bienes al sostenimiento de su misión . Y le acompañó hasta el final, hasta su crucifixión (Mt 27,55-56; Mc 15,40-41; Jn 19,25). Ella estuvo presente en el entierro de Jesús, observando dónde lo ponían (Mt 27, 59-61; Mc 15, 46-47), y madrugó el primer día de la semana (domingo) para ir al sepulcro a terminar de enterrar a Jesús según las costumbres judías (Mt 28,1; Mc 16,1; Lc 24,1.10; Jn 20,1).

Fidelidad. María se mantuvo fiel a Jesús, etapa tras etapa, creciendo y madurando en pos de Jesús, hasta el final. Lo contrario de la fidelidad es la apostasía… un día conocí al Señor, decidí seguirle, pero me cansé, me dediqué finalmente a mis propios asuntos, menos peligrosos. Porque el asunto de aceptar a Jesús como Rey y seguirle era y es peligroso. Supone renunciar a ponerte tú en el centro, a hacer tu vida independiente, y ponerte a las órdenes del Rey, Jesús; supone que de un modo u otro vas a participar en el destino de Jesús, bien conocido por todos: Jesús fue llevado a la cruz por los poderes religiosos y políticos, los cuales estaban y están controlados por Satanás (Mt 4,8-9; 1Jn 5,19; Jn 8,42-44). Hay una guerra espiritual entre los dos reinos, que sólo los que aceptan y siguen verdaderamente a Jesús experimentan. Jesús anunció a su seguidores que ellos también serían perseguidos por causa de su Nombre. María magdalena no se arredró por el conflicto mortal, no abandonó a Jesús (cosa que sí hicieron los discípulos varones) cuando las cosas se pusieron feas. Aquello parecía el fracaso de Jesús, ¿cómo era posible que el Rey de Dios fuera asesinado? Pero a pesar de todo María Magdalena permaneció al pie del cañón hasta el final, hasta el entierro de Jesús.

Permaneció al pie de la cruz aún sin comprender todavía que Jesús estaba muriendo allí para salvar a la Humanidad de todos sus pecados, estaba cargando sobre sí en lugar nuestro el destino de muerte que merecen nuestros pecados.

¡¡Y Dios recompensó su fidelidad!!. El Señor Jesús le concedió el privilegio de ser de las primerísimas testigos de su resurrección. Y no sólo eso, sino también el privilegio de ser ‘apóstol de los apóstoles’, pues a ella le encargó Jesús dar testimonio a sus discípulos de que había resucitado (Mt 28,1-10; Mc 16,1-11; Lc 24,1-11; Jn 20, 1-18).

María fue de las primeras que experimentó la victoria radical de Jesús sobre todos los poderes de muerte. Jesús es el Hijo de Dios, la Vida indestructible. Él reventó la muerte desde dentro y al que tenía el imperio de la muerte, el diablo (Hb 2,14). Él abrió en su cuerpo muerto y resucitado un camino vivo a una nueva creación, para todos los que creen en Él.

“¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?” (Lc 24,5). “Id pronto y decid a Sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho”. Esto escuchó María Magdalena la mañana de la resurrección, y esto contó a los discípulos de Jesús. ¡¡Y esto lo contó para ser escuchado también por el pueblo de Novelda!! ¡¡JESÚS DE NAZARET HA RESUCITADO DE LOS MUERTOS!! ¡¡ESTÁ VIVO, más allá del poder de la muerte!!

SI CREYÉSEMOS EL TESTIMONIO DE MARÍA MAGDALENA nuestra vida ya no podría seguir siendo la misma. La vida de nuestra ciudad ya no podría seguir siendo la misma. Considéralo detenidamente: si el testimonio de María magdalena es cierto, quiere decir que Jesús de Nazaret, aquel crucificado y sepultado en Palestina en el siglo I por el imperio romano a instancias de los jefes religiosos de Israel, venció la muerte, resucitó corporalmente de entre los muertos, está vivo con toda su humanidad glorificada, es realmente el Rey puesto por Dios para gobernar el mundo, EL Hijo del Dios viviente, tiene poder para perdonarnos y liberarnos de nuestras rebeldías y desobediencias, para dar vida, la Vida eterna, que es la misma Vida de Dios, a todos los que con fe se acercan a Él.

Puesta María magdalena en su verdadero contexto, el contexto de la revelación bíblica, este es el tremendo mensaje que aprendió y experimentó de Jesús, amada Novelda

Un nuevo orden mundial completamente diferente está llegando.
Los poderes de muerte que ahora gobiernan el mundo,
poderes económicos, políticos, ideológicos, religiosos y espirituales
van a ser derribados:
¡¡JESUCRISTO HA EMPEZADO A GOBERNAR!!
¡Cambiad radicalmente! ¡Volved todo del revés! Y creed esta Buena Noticia.
Es necesario nacer de nuevo.
Reconoced su Autoridad y entregadle vuestra vida entera.

Plácido Ferrándiz Albert
(http://pueblodediosennovelda.spaces.live.com)

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,566FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES