Planes y propaganda en lugar de futuro

Artículo de opinión del noveldense Armando Esteve, Coordinador UPyD Alto y Medio Vinalopó

Resultó patético observar el ímpetu con que socialistas y populares publicitaban durante gran parte del último pleno del Ayuntamiento de Novelda los planes puestos en marcha por los gobiernos central y autonómico para incrementar el gasto de los municipios en obras que se traduzcan en empleo de forma rápida.

De hecho ya se conocen como plan ZP y plan Camps, con la clara pretensión de que identifiquemos como santos benefactores a nuestros dirigentes, pues nos están regalando los millones de euros, como si los tuviesen en sus bolsillos y como si por su generosa humanidad hubiesen decidido repartirlos entre sus empobrecidos súbditos.

Quizás fuese conveniente que sin dejarse llevar por la propaganda fácil se expusiese el tema con un criterio más real. Lo lógico sería comunicar que por decisión de ZP y Camps -y a costa de aumentar su ya escandalosa deuda-, tanto el Estado como la Generalitat han firmado en nuestro nombre un préstamo que nos endeuda a los ciudadanos del Alto y Medio Vinalopó en casi 85 millones y medio de euros más, que evidentemente deberemos pagar con sus correspondientes intereses y que el destino de este dinero prestado es cubrir la dotación de unos planes cuya principal razón de ser es la propaganda del régimen.
No seré yo quien considere que endeudarse en estos momentos de recesión no es una posibilidad a tener en cuenta, siempre y cuando esta bárbara cantidad de dinero se emplee en inversiones que hagan posible el cambio del modelo productivo, en lugar de planes improvisados que disparan el gasto sin una orientación adecuada, justo lo contrario que cualquier familia sensata haría en tiempos de crisis.

Parece ser que todos sabemos -menos nuestros iluminados líderes-, que el dinero que ponen en sus planes saldrá de nuestros bolsillos. Además, exactamente en la misma proporción, con la que lo distribuyen. Es decir, que si a Novelda vienen más de 10 millones de euros entre los dos planes, los noveldenses aportaremos esa misma cantidad a las arcas del Estado a través de impuestos, tasas, etc. Eso sí: con los consiguientes intereses.

En resumen: han pedido un préstamo -pues no hay dinero en caja, si no déficit-, cuyos titulares somos nosotros, para entre otras cosas acometer obras, que aún siendo deseables muchas de ellas, no supondrán ninguna reforma en un sistema productivo caducado y sin futuro. Pero eso sí: vendernos la moto. Eso sí que merece su esfuerzo.

Será lo que todos hacemos cuando en casa nos quedamos en paro: pedimos un préstamo para empapelar de seda el salón, que no es imprescindible pero queda bonito. Absurdo pero real, Zapatero o Camps: tanto monta, monta tanto. Tenemos un grave problema con nuestros dirigentes, centrados en hacer escaparate, sin modelo ni alternativa, y con la sola ambición de mantener sus cuotas de poder a base de ocultar la realidad.

Todo esto hace que nuestra situación económica sea mucho más complicada que en el resto del mundo de cara a afrontar la crisis. Ahí están los números y la palpable realidad que todos notamos en el día a día. Por desgracia, esos números representan a muchas personas que tendrán que pagar, aparte de sus hipotecas y deudas personales, las que ZP y Camps les están obligando a firmar sin un proyecto de futuro.

Otras noticias de interés

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,566FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES