La Cremà se traslada al mobiliario urbano en Valencia y los ninots a la pintura

Ante la imposibilidad de celebrar las Fallas en el mes de marzo, arroz La Fallera ha homenajeado a los valencianos con diferentes acciones bajo el lema “Valencia no falla”.

Un año más, la celebración de las Fallas vuelve a posponerse, un hito que tiene un gran impacto sentimental para los valencianos. Este evento solo se había cancelado en dos ocasiones antes de la pandemia: debido a la declaración de la Guerra de Cuba y a la Guerra Civil española, algo que no deja indiferente a arroz La Fallera, el arroz de la Comunidad Valenciana que se identifica con los sentimientos y la idiosincrasia del territorio y que quiere mostrar su apoyo y rendir homenaje a los valencianos a través de diferentes acciones bajo el lema “Valencia no falla”, que se puede ver en las marquesinas de la ciudad.

Este año en la noche del 19 de marzo no hubo Cremà, pero arroz La Fallera desarrolló una acción en las marquesinas de la ciudad de Valencia en su recuerdo. Así, el mobiliario urbano ha aparecido con mensajes como “Que no haya Fallas me quema”, “nada va a apagar nuestras ganas de Fallas”, u “otro año sin Fallas quema a cualquiera”. Posteriormente, con un diseño novedoso, se ha pasado a “quemar” esas frases, junto al claim “Valencia no falla, compartimos un sentimiento tan profundo que no hay nada que lo pueda apagar”.

“Llevamos las Fallas en el alma, compartimos el sentimiento fallero y estamos infinitamente agradecidos por su gran acogida y confianza depositada desde siempre en nosotros. Es un honor y nos llena de emoción sentirnos parte de la familia fallera, de su historia y de sus concursos de paellas. Además, no hay nada como estar presentes en las calles cuando en Fallas la ciudad y sus pueblos se transforman en color, alegría, olor y sonido a pólvora. Valencia en Fallas es inolvidable”, afirma Anabel Ballester Clerigues, Responsable de Marketing en Valencia de arroz La Fallera.

Bajo este marco, el artista internacional Eduardo Relero ha pintado un ninot empleando la técnica anamórfica, que permite interactuar con el público y jugar con diferentes perspectivas y profundidades a través de ilusiones ópticas. Con ello busca sorprender a los valencianos sin perder de vista la intención inicial de estas icónicas figuras, servir de sátira y analizar la actualidad. «Me gustaría generar disfrute plástico y narrativo, inquietud y humor, extrañeza y placer, a través de una perspectiva de observación específica», explica el reconocido artista Eduardo Relero.

 Los valencianos pudieron encontrar a Relero trabajando en la pintura. “He recibido cariño de la gente que me ha visto estos días realizando la obra y sentían alegría al hacer este especial homenaje para ellos como consuelo por no haber Fallas”, cuenta Relero. Esta obra efímera se encontraba junto a la fachada principal de la Estación del Norte de Valencia hasta el 21 de marzo.

La compañía quiere además hacer un reconocimiento a la labor de las comisiones falleras, los miembros de Junta Central Fallera, autoridades y a todos los sectores involucrados en el mundo fallero por su dedicación, entrega y entusiasmo por mantener viva la fiesta de las Fallas. “Desde arroz La Fallera queremos rendir homenaje a las Fallas, a nuestra querida Valencia. Con esta creación nos unimos a las esperanzas de todos los valencianos por volver tan pronto como sea posible a vivir y disfrutar las Fallas. Estos días de marzo cantamos con más fuerza que nunca desde el corazón el Himno de Valencia unidos en “cántics d’amor, himnes de pau” y alzamos nuestras voces: “Valencians en peu alcem-se. Que nostra veu la llum salude…”, concluye Ballester.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,639FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES