El Consell aprueba el anteproyecto de Ley de Cambio Climático que fija como objetivo la reducción del 40% de las emisiones de CO2 en 2030

El texto promueve la protección de colectivos y sectores vulnerables y la creación de ocupación verde. Además, advierte sobre la necesidad de actuar sin demora para hacer frente al impacto del cambio climático en el Mediterráneo

El Pleno del Consell ha aprobado el anteproyecto de la Ley Valenciana de Cambio Climáticco y Transición Ecológica, una propuesta de la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática que fija los objetivos y los instrumentos necesarios para hacer frente al impacto del cambio climático que afectará de manera sustancial al Mediterráneo.

La conselleria señala en el texto la necesidad de actuar de manera urgente para afrontar la tropicalización del Mediterráneo, la pérdida de biodiversidad y la intensificación de los fenómenos meteorológicos

Resalta que objetivo prioritario es garantizar las condiciones de vida y progreso en un territorio que será epicentro del cambio climático.

La Ley de Cambio Climático marca como objetivo, de acuerdo con las líneas fijadas por la Unión Europea, reducir un 40% las emisiones de CO2 en 2030 y declarar la neutralidad de emisiones en 2050.

En materia de consumo de energía, el objetivo se fija en una reducción del 35,4% en 2030 y se establece como objetivo que el 42% de la energía consumida en 2030 sea procedente de fuentes renovables.

Unos objetivos que son «más ambiciosos que los previstos en la norma estatal» y que se acompañan de los instrumentos necesarios para proteger a los colectivos, los sectores económicos y las zonas más vulnerables en el proceso de transición ecológica.

Así, se establece la elaboración de una Estrategia Valenciana de Transición Justa que se completará con los Convenios de Transición Justa y el Plan de Acción contra la Pobreza Energética. Tres medidas específicas «inclusivas e integradoras».

El anteproyecto también pretende impulsar la implantación de actividades económica y creación puestos de trabajo verdes y la potenciación de la educación ambiental.

La nueva Ley se fija en las características del territorio valenciano en materia de consumo, combustibles, recursos naturales y oportunidades al alcance para definir estrategias adaptadas de lucha contra al calentamiento global en torno a cuatro ejes.

Energía, Eficiencia, Ahorro y Expansión de Renovables son las tres estrategias para conseguir los porcentajes de origen renovable de la energía desde la planificación y la democratización de la energía limpia.

En referencia a las actuaciones de Territorio la propuesta de Ley alude al establecimiento de zonas de desarrollo prioritario, en colaboración con los Ayuntamientos, o al derecho de superficie, dos mecanismos dedicados a simplificar la implantación de proyectos promovidos por cooperativas, comunidades energéticas locales o incluso corporaciones locales.

Dentro de las principales medidas en movilidad destaca la red pública de puntos de recarga junto con fórmulas de transporte sostenible y peatonalización, mientras que la fiscalidad verde articula un fondo con carácter finalista para asumir las inversiones en Transición Ecológica.

En esta línea, la justicia social impregna las actuaciones desde la perspectiva de ‘quien contamina paga’, revirtiendo los gravámenes que se establezcan a la ayuda de los sectores más vulnerables en el proceso de transición energética.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,721SeguidoresSeguir
3,270SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES