El Consell celebra el acuerdo europeo para aplicar el tratamiento en frío a las naranjas importadas

El president de la Generalitat se congratula de una decisión que modificará la normativa fitosanitaria para evitar la entrada de plagas en los cargamentos que llegan de países como Sudáfrica

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha valorado el acuerdo alcanzado en el marco de la Unión Europea para implantar el tratamiento de frío en los cargamentos de naranjas de terceros países afectados por polilla Thaumatotibia leucotreta (palomilla de la naranja).

Según ha manifestado el jefe del Consell «se trata de un paso muy importante para la protección de nuestra citricultura que se ha logrado gracias a la estrecha colaboración entre la Generalitat, el Gobierno y el propio sector citrícola».

Por su parte, la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha celebrado que se haya impuesto «la cordura y el aval técnico» en la decisión de la Unión Europea (UE) de aplicar el tratamiento en frío a las naranjas de África continental, Madagascar, Mauritania, Cabo Verde, Santa Elena y Reunión.

La mayoría cualificada del Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos ha acordado modificar los requisitos comunitarios de importación vegetal para blindar a los Estados miembros frente a la entrada en territorio europeo de la polilla Thaumatotibia leucotreta (palomilla de la naranja).

«La unión y presión ejercida por Intercitrus, La Unió, el conjunto de las entidades agrarias, la Conselleria y el Ministerio ha sido clave en el resultado, que amplía la seguridad vegetal frente a los privilegios comerciales y fitosanitarios de terceros países», ha señalado Mollà.

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre, el president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la consellera de Agricultura y representantes del sector citrícola, mantuvo una reunión en Bruselas con la Directora General de Sanidad y Seguridad Agroalimentaria de la UE, Sandra Gallina, para reclamar la necesidad del tratamiento en frío de las importaciones de cítricos.

Por otro lado, la consellera ya ha trasladado al ministro de Agricultura, Luis Planas, la necesidad de extender el tratamiento en frío a las mandarinas y pomelos para erradicar el riesgo fitosanitario de la plaga. Mireia Mollà ha advertido de la «amenaza inminente» de una polilla que desde 2009 se ha interceptado en 67 envíos de cítricos en puertos españoles y hasta en 562 del conjunto de la Unión Europea, procedentes de Sudáfrica, Suazilandia y Zimbabue.

La polilla polífaga afecta principalmente a una veintena de cultivos entre los que se incluyen las naranjas, las mandarinas y el pomelo. En los cítricos la larva perfora la superficie y descompone la piel que se vuelve de un color marrón amarillento. Un informe del Ministerio de Agricultura de noviembre de 2020 reconoce que el daño puede llegar a alcanzar al 90% de la producción.

La reforma obliga a aplicar el tratamiento en frío a las importaciones de naranja durante 16 días y a una temperatura de entre 0-1°C. Una exigencia ligeramente inferior a la impuesta desde Estados Unidos (22 días y -0,55°C).

La titular de Agricultura ha señalado la importancia de la decisión aprobada esta mañana que abre una puerta de oportunidad a la citricultura valenciana, «gravemente afectada por el desequilibrio en las exigencias fitosanitarias». La decisión del comité también ha acordado incrementar los controles en los puertos de entrada ante la entrada de la ‘black spo’t (mancha negra).

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,360SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES