Desempleo tras la pandemia, ¿Qué dicen los datos?

Con más de 87.000 muertos, España ha sido uno de los países más afectados por la pandemia. La magnitud de la crisis sanitaria también explica que el bloqueo fuera uno de los más estrictos y prolongados que en la mayoría de los países europeos.

Poco a poco, debido a la evolución positiva de la pandemia, varias restricciones se relajaron antes del verano de 2020, pero el cambio de tendencia en los nuevos casos de COVID-19 hizo necesario reintroducir algunas de ellas.

De hecho, durante el otoño y el invierno, España experimentó dos olas pandémicas mucho más intensas que la primera. La situación mejoró claramente durante el primer semestre de 2021, aunque durante el verano de 2021 el número de casos volvió a aumentar, especialmente entre las cohortes más jóvenes. Sin embargo, gracias al elevado número de personas vacunadas (casi el 80% de la población total a principios de noviembre de 2021, como podemos ver en la figura 2), el sistema sanitario público no ha experimentado el mismo nivel de colapso que en las olas anteriores.

Evolución del PIB español

Según estimaciones de Eurostat, el PIB español se resintió un -10,8% en 2020 respecto a 2019 debido al impacto negativo en la actividad de la COVID19. La caída del PIB durante 2020 fue mucho más intensa en España que en la mayoría de los países europeos (el PIB de la UE disminuyó un -5,9% en 2020 respecto a 2019).

En este sentido, la actividad económica mejoró significativamente durante el tercer trimestre de 2020 (tras el cierre total), pero desde entonces el crecimiento del PIB se estancó hasta más recientemente, cuando parece empezar a recuperar la tendencia previa a la pandemia. De hecho, las últimas previsiones económicas del Banco de España publicadas en septiembre de 2021 esperan que la recuperación económica se consolide durante el resto de 2021 y 2022 con una tasa de crecimiento interanual en torno al 6%. Sin embargo, las previsiones de consenso publicadas en noviembre de 2021 por Funcas, un think-tank español, han revisado sustancialmente a la baja las previsiones macroeconómicas para este año con un crecimiento esperado no superior al 5,0%. debido principalmente a las presiones inflacionistas y a la escasez de suministros y los retrasos.

Businesspeople meeting plan analysis graph company finance strategy statistics success concept and planning for future in office room.

Impacto de la COVID-19 en el mercado laboral

En cuanto a los impactos de la pandemia en el mercado laboral, los datos de la Encuesta de Población Activa indican que las tasas de empleo y de paro casi han recuperado el nivel anterior a la pandemia en el tercer trimestre de 2021. Efectos muy similares que ha tenido en otros mercados laborales como Estados Unidos y Canadá donde “los números muestran cuán de cerca está la economía de la nación del pleno empleo” tal y como dice Carlos Valverde en el blog de Tickmill. De hecho, la información disponible de los registros mensuales de la Seguridad Social que permite analizar la evolución del empleo registrado hasta octubre de 2021 muestra un panorama similar.

Todos los colectivos experimentan un descenso sin precedentes en abril de 2020, aunque en el caso del empleo temporal, los datos de marzo de 2020 eran también significativamente inferiores a los del mes anterior, probablemente por efectos de anticipación. Tanto es así que muchas personas desempleadas optaron por buscar otras formas de generar ingresos extra desde casa. Entre ellas las consultorías online, clases en directo, trabajos de marketing y diseño desde casa, programadores en remoto, o trading online. Y es que, gracias a las nuevas tecnologías, muchos usuarios han podido operar en el mercado Forex al descargar Metatrader 4 para sacar rentabilidad a los ahorros en tiempos de pandemia.  

Sin embargo, durante el resto de 2020 y los tres primeros trimestres de 2021, las tendencias han sido muy similares para todos los grupos. El empleo temporal es mucho más volátil que el indefinido a lo largo del ciclo económico y que los valores de las últimas observaciones disponibles muestran una importante estabilización y recuperación respecto a 2020.

El paro registrado aumentó un 21,1% en abril de 2020, un 25,3% en mayo y un 28,1% en junio respecto al mismo mes del año anterior (datos del último día del mes), alcanzando más de 3,8 millones con un incremento de 847 mil individuos respecto a junio de 2019.

El aumento afectó a todos los sectores con una intensidad similar, pero durante 2021, en paralelo a la mejora de la actividad económica, la tendencia se ha invertido claramente y, el nivel de paro a finales de octubre ha alcanzado el nivel pre-pandémico.

Sin embargo, es importante destacar que el desempleo no ha aumentado en mayor medida debido a la flexibilidad introducida en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs). En mayo de 2020 el número de trabajadores cubiertos por estos regímenes llegó a más de 3,6 millones (4,5 millones si se incluyen los asalariados y los autónomos). A 30 de octubre de 2021 sólo había 191 mil trabajadores acogidos a los regímenes de trabajo de corta duración, aunque la mayoría de ellos desarrollan actividades que todavía están sometidas a restricciones totales/parciales que probablemente se mantendrán durante algún tiempo.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,726SeguidoresSeguir
3,330SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES