La CHJ actúa en los cauces de la provincia para recuperar su capacidad hídrica

Las actuaciones suponen una inversión de 1.160.000 euros y el objetivo es recuperar los espacios del dominio público hidráulico en los que se han producido daños por los temporales del invierno pasado. 

La Confederación Hidrográfica del Júcar está ejecutando en la provincia de Alicante obras de recuperación de la capacidad natural de desagüe, de eliminación de especies alóctonas invasoras y de rápido crecimiento y de reparación de daños en los cauces, márgenes y zonas asociadas de los ríos Agres, Algar, Bolulla, Gallinera, Girona, Guadalest, Molina, Penáguila, Serpis, Verde, Vernissa, Vinalopó y Xaló.

Estas obras se enmarcan entre las medidas urgentes adoptadas por el Consejo de Ministros para paliar los daños causados por los temporales y su ejecución ha sido declarada de emergencia por la CHJ.

Los trabajos de restauración que se están llevando a cabo suponen una inversión de cerca de 1.160.000 euros y consisten, principalmente, en reparación de roturas, descalces y deslizamientos, eliminación de tapones y obstrucciones, retirada de acumulaciones de arrastres, erosiones en lecho y taludes y reparación de los daños en la vegetación de ribera con caídas en el cauce y precariedad posterior. También se efectúan desbroces selectivos con eliminación de vegetación alóctona y retirada de especies invasoras, principalmente «Arundo donax», debido a que su acción puede llegar a resultar perjudicial para el correcto funcionamiento hidráulico del río.

Las actuaciones a realizar son de diversa índole: para eliminar la vegetación invasora, tanto del lecho del cauce como de las riberas, las labores se realizan mediante maquinaria donde la maniobrabilidad de la misma sea posible. En los tramos inaccesibles y en los que se requiera la realización de desbroces selectivos, los trabajos se efectúan manualmente con la maquinaria adecuada. De esta manera se eliminan las especies invasoras y en las de ribera se mejorará su porte, competencia y distribución.

El objetivo fundamental es recuperar la sección hidráulica de estos ríos con el fin de garantizar la seguridad y funcionalidad de los cauces frente a las posibles  avenidas que tradicionalmente acompañan a tormentas y temporales. De ahí la importancia de restaurar  los taludes erosionados por la fuerza de las aguas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí