La Diputación y el IGME crean el primer mapa geotérmico de la provincia para favorecer el uso de esta energía renovable

La Diputación de Alicante y el Instituto Geológico y Minero de España, IGME han elaborado conjuntamente el primer mapa geotérmico de la provincia para favorecer el uso de este tipo de energía renovable. El trabajo es el resultado del estudio y evaluación del potencial geotérmico de la zona, que se incluye en el programa específico de actuaciones 2010-2013 suscrito por ambas instituciones y resume las posibilidades de aprovechar la energía que almacena la corteza terrestre en forma de calor.

El estudio revela que la provincia de Alicante no es rica en yacimientos geotérmicos con temperaturas muy elevadas, pero sí cuenta con numerosas zonas más favorables para las operaciones de media y baja temperatura, ideal para la producción de energía eléctrica y climatización. Estas localizaciones se sitúan en la Vega Baja del Segura y en la cuenca alta del río Serpis, las primeras, y en la cuenca alta del Vinalopó, las costas de Benissa y Villajoyosa y el área de Xixona-Busot, las de baja temperatura.

Las aplicaciones de los sistemas de baja temperatura servirán para ahorrar en aire acondicionado y bombas de calor de edificios públicosLas aplicaciones de las estructuras de climatización de muy baja temperatura sirven para los sistemas de aire acondicionado y bombas de calor ya que en lugar de intercambiar calor o frio con la atmósfera como hacen los equipos habituales, cuentan con unos intercambiadores enterrados en pozos en el subsuelo, mucho más eficientes dado la temperatura constante del mismo. Las operaciones de baja y media temperatura se basan en la utilización directa de agua caliente extraída del subsuelo, sobre todo en circuitos de calefacción o como agua caliente sanitaria.

Este tipo de aplicaciones son interesantes para grandes edificios o viviendas de nueva construcción y para los que se prevé un alto consumo en climatización, ya que pueden suponer un ahorro de hasta un 40% de energía. Por ello, el estudio realizado por la institución provincial y el IGME contempla dos aplicaciones específicas demostrativas del ahorro energético y su rentabilidad, una en un hospital de la Vega Baja y otra en una residencia de mayores en la comarca de L’Alacantí.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,638FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,960SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES