Malos resultados para el final de la campaña de uva

ASAJA denuncia que la campaña de uva embolsada ha finalizado con pérdidas para los productores del Valle del Vinalopó. Aunque aún queda algo de género en cámaras, el valor de venta que está alcanzando es ínfimo. Ante esta situación, reclaman medidas urgentes ante la amenaza de cierre de numerosas explotaciones de la comarca. 

La organización de los agricultores y ganaderos ASAJA Novelda – Jóvenes Agricultores denuncia los numerosos problemas que está teniendo el subsector de la uva de mesa embolsada, uno de los cultivos de la Comunidad Valenciana más valorado en todo el mundo. Así, esta campaña ha terminado con resultados muy preocupantes para los productores.

 “El balance no podía ser más negativo. Los agricultores nos vemos obligados a vender cada vez más bajo y a soportar mayores aumentos de los costes de producción. No podemos más”, denuncia el presidente de ASAJA Novelda – Jóvenes Agricultores, Pedro Rubira. Entre los principales problemas, destaca la adversa climatología. El pedrisco, las altas temperaturas de finales de verano, lluvias de principios de otoño y sequía posterior han sido muy desfavorables para el correcto desarrollo del fruto y ha obligado a realizar fuertes inversiones en poda, tratamientos, riego… para minimizar los daños y mantener la gran calidad del fruto. Por ello, urge una reducción de los módulos de IRPF porque “este año no ha habido beneficios”.

Las pérdidas se deben también a la contracción de los precios en origen. La variedad Aledo se vendió a 40 céntimos en 2013, mientras que se pagaban a 65 céntimos en 2012. La Red Globe alcanzó los mismos valores, mientras que la Ideal sufrió un año 2012 desastroso con 35 céntimos de precio de venta. Este año no ha habido recuperación y los valores han seguido por debajo de los costes de producción.

Respecto a los costes de producción, los agricultores han pagado un 2% más esta campaña. Especialmente significativa ha sido la subida que se produce con los fertilizantes, semillas, plantones y energía. Espectacular incremento experimentaron también los seguros agrarios por la supresión de las ayudas nacionales. En este apartado, destacan los problemas derivados de la introducción de una nueva fórmula, que redujo cuantiosamente las indemnizaciones. “Hemos conseguido que la fórmula no se aplique, todo quedará muy clarito en las peritaciones”, destaca Rubira.

Además de los seguros y costes de personal, un problema capital lo están encontrando por los elevados costes de electricidad.  Los gastos se han incrementado un 175% a lo largo de la última década (+75% tras la supresión de las tarifas especiales agrarias en 2008, más el incremento de casi el 100% estimado por Eurostat). Por ello, ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores pide que se restablezcan las tarifas especiales. Pero, pese al esfuerzo que han realizado, los agricultores se han encontrado con otro grave  problema.  Las cadenas de distribución alimentaria han utilizado una vez más la uva como reclamo para que el consumidor visitara su establecimiento en Navidad y así realizara allí todas las compras. “No hay que jugar con la alimentación, pero lo hacen y siempre perdemos los productores, que son en los que repercuten sus ofertas”.

Con esta situación, está en peligro uno de los pocos sectores productivos que genera empleo y que supone la única fuente de ingresos para muchas familias de Monforte del Cid, Novelda, Aspe, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Agost, la Romana, …. Por ello, ASAJA Novelda reclama más medidas además de la reducción del IRPF y las tarifas especiales de electricidad. “Urge prestar un apoyo a los empresarios agrícolas como reducir impuestos para que puedan continuar con sus negocios”, enfatiza el presidente de ASAJA Novelda.

También es necesario emprender medidas para abaratar los costes del agua para riego. Hay municipios en los que el metro cúbico cuesta 0,60 €, cuando los productores no pueden pagar más de 0,30 €/m3. También preocupa la calidad y piden la toma de Cortes de Payás y que reparen ya el embalse de San Diego para recibir los aportes del Júcar cuanto antes ante la falta de precipitaciones.

Por supuesto, resulta imprescindible aplicar medidas de mercado avanzando en la aplicación de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria para acabar con las prácticas anticompetitivas que perjudican a los productores y consumidores, que pagan aumentos desproporcionados respecto al valor en campo”.

Por último, tal y como la organización ha reclamado, debería aprobarse el doble uso para la variedad Aledo para que pueda utilizarse como mesa o para elaborar vino, ya que “hay una gran demanda y supondría una salida más para su comercialización”.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí