La Policía Local rinde homenaje a Antonio Hurtado por su jubilación

Tras hacerse una entrañable foto de familia con el homenajeado, los compañeros esperaron en el Gómez Tortosa la llegada de «Hurtado el de la grúa» para recordar su paso por la Policía Local de Novelda durante más de 40 años y le hicieron entrega de muchos regalos para que siempre se acuerde de sus compañeros. (Esta noticia contiene 2 vídeos)

(Galería de imágenes)

Después de más de 40 años al servicio de los ciudadanos de Novelda, Antonio Hurtado, conocido por estar siempre junto a su inseparable grúa, se ha jubilado del cuerpo de la Policía Local de Novelda.

Ayer, sus compañeros le prepararon un acto sorpresa en el Centro Cultural Gómez Tortosa, donde leyeron su biografía –recordando anécdotas y su aportación a la Policía- y donde le hicieron entrega de algunos regalos que compraron entre todos para que siempre tenga un buen recuerdo de sus compañeros. Además, prepararon un vídeo con fotografías del protagonista desde su inicio en el cuerpo hasta el día de su jubilación

Una vez terminado el acto se fueron todos juntos a compartir una comida para despedirse como merece.

VÍDEO

VIDEO


2 COMENTARIOS

  1. Mi enhorabuena a este policia por haber conseguido jubilarse y cobrar, los que venimos detras veremos si lo conseguimos , con los que nos gobiernan y como esta la cosa.
    En toda esta noticia veo tres cosas que me llaman la atencion,
    Una el estado de la hierba de la foto, no se ven los pies.
    Dos la falta del concejal de trafico y si me apuran de la alcaldesa, por afinidad.
    Tres y de la oposicion se sabe algo, existen

  2. Hurtado, pasarán muchísimos años, y tardaremos mucho en ver a tantos compañeros juntos de tan diversa índole, juntos por un gran motivo, por ti, por un muy buen compañero y persona donde los halla.

    Es imposible imaginar esa grúa sin ti … es imposible no imaginar ese «mercado libre… repito … el mercado está libre» cada madrugada, o ese ruido a vallas y señales de tráfico en el almacén… o pensar que ya podemos andar tranquilos por el retén sin que nos revienten los tímpanos… pero también es cierto que es imposible olvidar todo ello, olvidar al yayo, a un compañero que se ha hecho de querer, y eso es el mayor orgullo que te puedes llevar.

    Bueno, me dejo de rollos que te espera todo un mundo por descubrir y disfrutar con tu familia y no quiero hacerte perder ni un minuto más. Nos vemos por siempre en las calles de Novelda, tus calles.

    Yayo, un abrazo… de tus compañeros…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí