La Denominación de Origen Protegida de la Uva Embolsada del Vinalopó hace un balance positivo gracias a la buena climatología y calidad de la uva, pese a la menor producción de este año

La comercialización de la uva para Nochevieja marca el cierre de la campaña de la Uva Embolsada del Vinalopó con DOP, que este año finalizará a primeros del próximo mes de enero

La DOP de la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó hace un balance positivo de una campaña 2021 marcada por la buena climatología y el buen funcionamiento de los mercados. En este ejercicio se ha mantenido la normalidad que fue la nota predominante en 2020, ya que pese a que los operadores y productores han tenido que seguir adaptando sus modos de trabajo e instalaciones de envasado a las medidas de seguridad impuestas por la pandemia, los factores que más impacto tienen en la producción y comercialización de este producto (climatología y mercados) han funcionado correctamente.

Respecto a las cifras, la producción inscrita en la Denominación de Origen ha sido casi 41,5 millones de kg. No obstante, esta producción inscrita se ha visto ligeramente reducida, entre otros factores, por los fenómenos climáticos adversos que tuvieron lugar en el mes de junio y que afectaron principalmente a la variedad aledo en el municipio de La Romana. En cuanto al número de operadores certificados por la DOP, este asciende a un total de 33. Esta producción se destina tanto al mercado nacional (aproximadamente un 60 % del total), como al internacional, siendo el principal destino la propia Unión Europea.

En la presente campaña desde la DOP se quiere seguir haciendo especial hincapié en la necesidad de diferenciar el producto para su correcta identificación en los mercados, ya que solo de esa manera podremos llegar a un consumidor cada vez más concienciado y que valora el producto con un origen y calidad certificados. Además, de esta forma también se evitan fraudes y confusiones, que no solo perjudican al consumidor, sino al conjunto del sector que ve como su producto es confundido con otros que no llevan asociadas todas las externalidades positivas a nivel medioambiental, de calidad y territorial que el nuestro genera.

Del total de la producción inscrita en 2021, casi un 50 % corresponde a la variedad Aledo, que se lleva comercializando desde principios de noviembre y será la encarga de traer la suerte en la noche de fin de año. Se estima que 2 de cada 3 uvas consumidas en Nochevieja procederán del Valle del Medio Vinalopó alicantino, lo que supone, aproximadamente, unos 2 millones de kg.

Este año la DOP ha querido mantener el lema “La uva mejor protegida del mundo” empleado en la campaña de las uvas tempranas también para la campaña de Navidad. Y es que, con este lema se pretende transmitir no solo la protección física que el embolsado otorga a la uva, sino también la protección simbólica que la figura de calidad concede tanto al sector productor, como al consumidor. Por ello, desde la DOP se quiere insistir en que es fundamental que el consumidor identifique y demande el producto debidamente etiquetado con los distintivos oficinales de la denominación de origen, ya que solo así consumirá un producto verdaderamente protegido con todas las garantías. Además, también es muy importante destacar que esta es la única uva nacional cuya cosecha se alarga hasta estas fechas (gracias a lo tardío de la variedad aledo y a la técnica cultural del embolsado), por lo que sería ilógico mantener una tradición propia como es el consumo de uva en la noche de fin de año, a base de uvas procedentes de otros territorios; es por ello que uno de los lemas de esta campaña de Navidad empleados por la DOP se basa en el hecho de que “para tradiciones de aquí, uvas de aquí”.

Datos sobre la DOP

La producción acogida a la DOP es cultivada y acondicionada únicamente en el territorio amparado, que comprende los términos municipales alicantinos de Aspe, Novelda, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Monforte del Cid, Agost y La Romana. Además, las variedades de uva amparadas por la Denominación de Origen (un total de siete, todas ellas con semillas) cubren el período que va desde finales del mes de agosto, con las variedades más tempranas (Victoria e Ideal), pasando por el ecuador de la campaña con variedades como Red Globe, Doña María o Dominga, hasta la mitad del mes de enero con la variedad más tardía: Aledo, emblemática de la Navidad. En el conjunto de la campaña, la producción y comercialización de la Uva del Vinalopó con DOP genera alrededor de 13.000 puestos de trabajo directo, lo cual es un impacto determinante en la economía del territorio en el que se produce.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,766SeguidoresSeguir
3,810SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES