2022, un año complicado para la campaña de la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó

Hablamos con Beatriz Rocamora, directora de la Denominación de Origen Uva De Mesa Embolsada del Vinalopó, acerca de las principales problemáticas que ha sufrido el sector este año, como la meteorología, el desequilibrio del mercado, la inflación, el precio del agua o los seguros agrarios

Beatriz Rocamora, directora de la Denominación de Origen Uva De Mesa Embolsada del Vinalopó, ha comentado las cuestiones más relevantes acerca de la campaña de este año, a escasas semanas de finalizar.

Rocamora ha señalado que, pese a la situación de sequía que se ha vivido este año, la primavera fue una época muy lluviosa. Sin embargo, el exceso de calor de los meses posteriores ha sido uno de los principales factores climáticos para esta producción de 2022.

Además, señala que si en este final de campaña ocurrieran lluvias abundantes sin estar acompañadas de viento también sería algo perjudicial para la recta final de la campaña del campo noveldense. Con todo, ha destacado que las variedades de uva que mejor han respondido a la situación climática han sido las uvas embolsadas, una técnica surgida hace un siglo en el campo noveldense y que aporta multitud de beneficios y propiedades a los racimos. «El bolso ha sido una herramienta útil para mantener la calidad de las producciones», ha aseverado.

Asimismo, Rocamora ha señalado que han existido otro tipo de complicaciones. Por ejemplo la problemática todavía vigente del Trasvase Júcar-Vinalopó, ya que ha asegurado que “la situación debe mejorar, garantizando unos precios del agua sostenibles y con una tarifa de riego accesible para los agricultores.

Ante este tipo de dificultades, Rocamora ha subrayado que desde la D.O. Uva De Mesa Embolsada del Vinalopó se estima “fundamental” la contratación de un seguro agrario. Con todo, ha indicado su comprensión hacia los seguros que lo descartan al haber notado cambios y modificaciones en las coberturas o precios del seguro.

Aunque, recalca: “Que un agricultor asuma ese riesgo en un contexto de emergencia climática es un problema muy grave que pone en riesgo la viabilidad de sus plantaciones”. En cuanto a las ayudas y subvenciones de órganos públicos, Rocamora indica que «no siempre son suficientes para ser capaces de hacer frente a los problemas» a los que se enfrenten los agricultores.

Desequilibrio en el mercado y menor producción

Por otro lado, Rocamora ha aseverado que la principal problemática actual radica en el desequilibrio en el mercado entre la oferta, la demanda y los precios. Por tanto, resalta que los precios no son conforme a los costes, debido a que la demanda en 2022 está estancada y el precio de la oferta se ha reducido. Ante este menor margen, los costes se han mantenido, e incluso han ascendido debido a la inflación. “Es una situación complicada”, indica, explicando que desde el sector se han solicitado la ayuda y “la búsqueda de herramientas políticas o económicas» para hacer frente a la situación.

Ante esta difícil situación, la directora de la Denominación de Origen ha subrayado que este órgano y ser parte del mismo genera multitud de beneficios a los adscritos, siendo un distintivo que aporta una mayor facilidad a acceder a líneas de ayuda y mejora la imagen y la calidad de las producciones de los agricultores ante la sobresaturación del mercado.

Con todo, Rocamora ha informado que este 2022 aproximadamente 37-38 millones de kilos de siete variedades de uva de mesa, distribuidos en 1.600 hectáreas de 300 agricultores han estado enmarcados en la D.O. Uva de Mesa del Vinalopó, una cifra inferior a la de otros años debido a que algunos agricultores han optado por no embolsar sus racimos debido a los costes de producción que les suponían. «Cada año es diferente», indica, recordando que 2020 y 2021 fueron buenos años para la uva de mesa tanto en la meteorología como en el mercado.

Pese a ello, el gran momento de la uva de mesa llega cada Nochevieja, gracias a las compras que realizan de la variedad Aledo la mayoría de familias de España. Una variedad que estima recolectar en esta recta final de la campaña alrededor de 18-20 millones de kilos. «No toda se consume en Navidad, se empieza a cortar muchas veces a finales de octubre, sobre todo para el mercado internacional. Al mercado nacional le gusta consumir esta uva más madura».

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,460SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES