La Comisión del 250 Aniversario de la Muerte de Jorge Juan prepara con la Patrulla Águila su actuación en Novelda

La Comisión se trasladó a la base aérea de San Javier para preparar con la Patrulla Águila su participación en el acto central que se celebrará el 21 de junio de 2023

El presidente de la Comisión Teniente Coronel José Boyer, el presidente de la Asamblea Amistosa Literaria, Vicente Baus, el concejal de Seguridad Ciudadana Ximo Mira y Antonio Ayala, mantuvieron una primera reunión con los componentes de la Patrulla Águila. El jefe de la patrulla, el líder comandante José Javier Sánchez Martín, se interesó principalmente por la orografía del terreno y la ubicación exacta donde se celebrará el acto principal.

Independientemente de la demostración que realice la Patrulla Águila, hay previsto que protagonicen una pasada de “caídos” con humo dibujando la bandera española por encima de la Casa Natalicia de Jorge Juan en el Fondonet, justo al finalizar las “salvas” de artillería que abrirán fuego a la misma hora que falleció Jorge Juan (13:30 h.).

También está previsto que hagan un pase por encima del pueblo, y de retirada a la base de San Javier se despedirán pasando por encima del santuario de Santa María Magdalena. A primeros de año una avanzadilla de la Patrulla visitará Novelda y el lugar exacto del acto, para obtener la información necesaria y conocer el terreno y donde se situará el público y así poder elaborar con exactitud la documentación donde se describen las maniobras y los parámetros a seguir.

La Patrulla Águila

Despega el cuatro de junio de 1985 de la base aérea de San Javier, para realizar un primer vuelo de cinco aviones y comprobar así, el comportamiento del entonces nuevo CASA C-101. El doce de octubre de 1992 con motivo del día de la Hispanidad, se dibujaron los cielos de Sevilla con los colores de nuestra bandera por primera vez.

A lo largo de sus casi cuarenta años de historia llevan más 30.000 horas de vuelo y es una de las mejores patrullas acrobáticas del mundo. Su misión es representar a España y al Ejército del Aire, mostrando con orgullo los colores de su bandera, realizando maniobras espectaculares bajo el lema de todos “juntos pero no revueltos”.

Comparten no solo su pasión por volar, sino muchos de los valores que les caracterizan, como la fuerza de superación y el trabajo en equipo, y que les lleva cada día, a dar lo mejor de ellos mismos. El Líder, el Perro, el Solo, o los Pares son algunos de los apodos con los que se conoce a cada uno de los pilotos militares integrantes de la Patrulla Águila, en función del lugar que ocupan en la escuadrilla.

Estos grandes pilotos también son instructores de vuelo en la academia de San Javier. Una profesión muy exigente, en la que cada uno de ellos tiene que encajar perfectamente dentro del equipo. Son un equipo de personas, no solo de pilotos, pues también lo integran mecánicos, personal de mantenimiento, de secretaría, de la sección de fotografía y video, y los que hacen una labor de comunicación social. Si alguna de esas partes no está, la patrulla águila no funcionaría”

Exhibiciones Acrobáticas

Cuando preparan una exhibición acrobática entrenan tres veces a la semana. El truco usado para lanzar los colores de la bandera de España se produce cuando sale el humo del avión es porque han activado un sistema de la parte trasera, que pulveriza gasoil normal como el utilizado en los coches, y es el que forma el humo blanco.

Luego otro botón activa lo que sería el colorante. Pues dependiendo de la posición se lleva uno rojo o uno amarillo. Y el momento de coordinación se realiza por radio a la orden de “¡humos ya!”. En cuanto a la formación, la Patrulla Águila entrena hasta el último detalle. Aunque disponen de simuladores. Saben lo que tienen que hacer en cada momento.

No se deja nada a la improvisación. Todo está perfectamente marcado y en cada una de las maniobras todo está detallado y milimétricamente ensayado. “Si hay algo que no se puede hacer, no se hace, y ante todo está siempre la seguridad”.

La Patrulla Águila, son mucho más que 7 grandes pilotos, son un equipo coordinado a la perfección que dibujan en el cielo maniobras verticales o como el Trébol, una maniobra que consiste en una especie de looping en el que la parte alta se gira 90 grados y se sale con un eje de 90 grados de diferencia con el eje de entrada. El Arriba España, medio looping en invertido acompañado de G negativos que no son precisamente agradables ya que la sangre en vez de ir hacia las piernas, va hacia la cabeza, y en las que se siente como un pinchazo.


El avión

El avión que viene utilizando la Patrulla Águila desde hace casi 40 años y más de 1.800 pilotos formados, es el C-101 Mirlo, con el apodo de “culopollo”, analógico y de fabricación española, pero según los pilotos de la patrulla con buenas capacidades para la acrobacia, y muy fácil de pilotar.

Desde este verano también los utilizan para colaborar con el MACOM (Mando de combate) en misiones para entrenar a las unidades de caza y ataque y las unidades de la Armada y del Ejército de Tierra. Hace unos meses la Patrulla Águila recibió nuevos aviones, los Pilatus PC-21 totalmente digitalizados y que estrenaron el mes de septiembre para utilizarlos en la escuela básica donde están enseñando a volar a alumnos de 4º curso (2022 – 2023). La de piloto es una profesión muy dura y exigente, que requiere una alta preparación.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES