Cambio de hora: retomamos el horario de verano

A partir de ahora los días serán más largos y, por tanto, disfrutaremos de más horas de sol. Esta noche, a las 2h. de la madrugada se adelantarán los relojes una hora, por lo que pasarán a ser las 3 h.

Esta noche toca uno de los rituales que hacemos dos veces al año: el cambio de hora. A las 2 h. de la madrugada deberemos adelantar nuestros relojes una hora, dejándolos a las 3 h. Perderemos una hora de sueño, pero ganaremos horas de luz durante el día.

Muchas veces nos hemos preguntado por qué se cambia la hora. Pues bien, la razón es muy sencilla. Desde hace años en España y otros países del mundo se van cambiando las horas que todos usamos como hora civil, la que nos mueve en unos horarios, pautas o rutinas. El cambio de hora es bastante reciente y alude a diversos motivos principalmente económicos. Hasta 1901, la hora civil oficial en España era la referente al Meridiano de Madrid, es decir la que se medía en este meridano (situado a 3º 41' O). Aun así, cada provincia tenía una hora local diferente, dependiendo de la coordenada de longitud local. Así, en Galicia tenían una hora civil local diferente a la de las Islas Baleares, por lo que un gallego veía salir el Sol por la mañana más de 50 minutos más tarde que un balear.

Con el inicio del nuevo siglo se fija para todo el territorio español la hora del Meridiano de Greenwich, aunque el horario de verano no se introduce hasta 1918, de forma que se adelantan los relojes para que las tardes tengan más luz diurna y las mañanas menos. Estos cambios suponen un importante ahorro energético. Según estimaciones de organismos oficiales, en nuestro país podemos ahorrar hasta un 5% de energía durante los meses con el «horario de verano», lo que supone para nuestros bolsillos hasta 100 euros.

La decisión de si cambiar o no la hora se retrasa a 2021

La Comisión Europea presentó una propuesta el pasado verano de 2018 para poner fin a los cambios de hora durante este año. En un principio, este 31 de marzo iba a ser el último cambio de hora que se realizaría en la Unión Europea, pero el pleno de la Eurocámara ha respaldado retrasar a 2021 la eliminación del cambio de hora bianual en la Unión Europea y no en abril de 2019 como planteó inicialmente la Comisión Europea.

Según los plazos contemplados por la Eurocámara a priori, en los países que quieran quedarse con el horario de verano los ciudadanos cambiarían por última vez el reloj en marzo de 2021 y en octubre de 2021 si sus países se decantan por el horario de invierno. Los países deberán comunicar a Bruselas para abril de 2020 el uso horario que quieren tener.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí