Acampada social del Club Novelder de Muntanyisme

Pasaron un fin de semana en la sierra de Espadán, en la provincia de Castellón en una experiencia única que ellos mismos nos narran. (Crónica de Daniel Deltell)

Como mi instinto me decía, ha sido en mi opinión un acierto y un descubrimiento en todos los aspectos, participación, naturaleza, actividades y trato recibido. Llegamos al albergue un grupo de 46 personas, 15 de ellos niños, con un largo fin de semana por delante y muchas actividades para realizar en el corazón de la sierra de Espadán, en la provincia de Castellón.

El viernes llegamos, nos instalamos en el alberge y después de comer se hicieron dos grupos. Los niños y los más atrevidos realizaron una vía ferrata con su rapel, y el resto se fueron a visitar el pueblo y sus alrededores, a cenar temprano y fiesta de Haloween.

El sábado desayunamos, hicimos bocatas y todo el grupo se trasladó a la cueva del Estuco. Entramos casi todos y los más atrevidos bajaron repelando su sima. Lo pasamos en grande. Luego un grupo se fue a subir al pico de Espadán, y los niños al rocódromo y tirolina del alberge. El resto a visitar la feria gastronómica del pueblo, día completo.

El domingo fue, como se suele decir, día del club, cada uno hizo lo que quiso. Dormir, visitar Segorve, partido de fútbol padres contra hijos, y unos pocos una ruta de montaña para visitar los bosques de alcornocales. Y como despedida una buena paella y a casita.

Dar las gracias a Felip y a toda su familia por el trato que nos han dado en todo momento, de no haber sido por ellos no habría salido todo tan bien. Hemos encontrado un lugar encantador y unos buenos amigos, seguro que volveremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí