Juan Mira, celebra sus 25 años como Embajador Moro

Juan Mira Alcaraz, Noveldero por los cuatro costados y persona vinculada a la fiesta desde sus inicios, recuerda con cariño aquellos primeros años donde se celebraba “el día de los castillos”, cuna de nuestra fiesta actual de Moros y Cristianos. Juan comenta con satisfacción “Eran tiempos donde un puñado de gente ilusionada, dedicábamos nuestro tiempo y esfuerzo en poner en marcha lo que hoy, y después de tres generaciones, es con orgullo nuestra fiesta de Moros y Cristianos”. Juan Mira Alcaraz, protagonizó uno de los actos más emotivos y entrañables de estas Fiestas de Moros y Cristianos. Las Sultanas de los últimos 31 años, festeros, de Novelda y de fuera, autoridades, amigos y familia, arroparon al Embajador Moro en fechas tan especial.(PINCHA GALERÍA DE IMÁGENES)

Pregunta: ¿cómo fue la idea de conmemorar este 25 aniversario como Embajador Moro?
Respuesta
.- Desde hace algunos años, mi familia, mi mujer Paquita, mis hijas Mª Dolores y Gema Aurora, mi hijo Juan Antonio y su esposa Ana Belén y mi nieto Pablo, sabían de mi ilusión por realizar este proyecto, y en todo momento se han volcado para hacerlo realidad, y agradezco también a mis buenos vecinos su colaboración para que todo saliera tan bonito cono ha sido.

P.- ¿Qué es lo que más le ha gustado de las celebraciones de este 25 aniversario?
R
.- Me ha gustado todo, y me siento satisfecho de todo, el poder reunir a las 31 Sultanas Moras, que han participado en los diferentes actos, donde se les rindió un caluroso homenaje a cada una de ellas, en una cena, donde también asistieron todos los alcaldes de estos 25 años, todos los presidentes de la Junta Central, El Clero, la Presidenta de Las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, festeros de Novelda y de fuera, como Elda, Petrer, Sax, Villena, Monforte, Elche y tantos amigos, que tuvieron la deferencia de venir a pasar conmigo tan señalado día.

P.- ¿desde cuando vienes participando en la fiesta de Moros y Critianos?
R
.- Yo vengo participando desde su inicio, cuando se conmemoraba el día de los castillos, que fue la semilla de nuestras fiestas de Moros y Cristianos. Poco tiempo después pasé a formar parte de la comparsa Mudéjares, y de la Junta Central, y recuerdo con emoción, y como anécdota de mi pasión por los Moros, como hace 29 años un 23 de julio por la mañana nació mi hija Gema Aurora, y yo salí desfilando por la noche.

P.- ¿Cómo entró de Embajador Moro?
R.
– Hubo un año que las personas que venían haciendo las Embajadas, Antonio Guillén y Daniel Abad, dijeron que no querían hacerlas más, y siendo presidente de la Junta Central Antonio López “Timpli” pidió que necesitaba embajadores, yo me presenté voluntario juntamente con Manuel Santa Cruz, y ahí empezó todo.

P.- ¿Son las Embajadas en particular y la fiesta de Moros y Cristianos en general un reclamo turístico para el pueblo?
R.
– Claro que Sí. Nosotros hemos representado las embajadas fuera de Novelda, en muchos sitios, Vila i Joiosa, en simposium de Embajadas a nivel nacional, Petrer, etc., esto hace que el pueblo y sus fiestas se promocionen en el exterior y atraigan visitantes.

P.- ¿En comparación con otras embajadas, como consideras la Embajada de Novelda?
R
.- La Embajada de Novelda tiene un alto nivel y es una de las mejores que yo conozco, y conozco muchas. Tiene un texto formidable de Luis Pérez Beltrá, aunque la Embajada Cristiana no se dice completa por el tiempo que dura, para hacer la completa, tendríamos que utilizar dos días diferentes, una condición que puso el poeta Luís Pérez Beltrá, y que yo creo que en Novelda llegará el día que se hará así.

P.- Con los años que lleva como Embajador Moro, parece que le cargo vaya unido a su persona.
R
.- Yo hago las Embajadas por que las llevo dentro y por que las siento y me gustan, pero quiero que quede bien claro una cosa, La Embajada no es mía ni de mi familia, la Embajada es del pueblo y tutelada por la Junta Central.

P.- ¿Qué mensaje transmite la Embajada?
R
.- La Embajada de Novelda, no es una embajada guerrera, es una embajada donde la primera parte es como un canto a la Torre Triangular, que tanto queremos los noveldenses, el moro considera que es injusto que una torre mora esté ocupada por cristianos y pretende un acuerdo imposible con el Embajador Cristiano, por lo que le manda las tropas para su recuperación.

P. ¿Se podría variar el texto de la Embajada?
R
.- Yo no soy partidario de que se cambie, es un muy buen texto, y hay pueblos centenarios que nunca han modificado el texto de sus embajadas, y están muy orgullosos.

P.- Para terminar, explíquenos un poco ese proyecto que pinta tan bonito de la “Escuela Taller de Embajadores”
R
.- Como decía antes, soy un amante de las embajadas, y las embajadas no pertenecen al embajador, si no al pueblo, y para que no vuelva a pasar jamás lo que pasó cuando yo accedí al cargo por falta de embajadores, hemos puesto en marcha la escuela Taller de Embajadores, que se hace en el Casal Fester, donde a nivel infantil, juvenil y mayor, se van formando para ocupar en el futuro el cargo de Embajador Moro o Cristiano. Novelda tiene muy buen nivel de embajadas y con los embajadores que salgan de esta Escuela Taller, se mantendrá y mejorará la categoría que merece Novelda. Y en este sentido, tal es mi implicación en este proyecto que este año he hecho unos CD, que he regalado a muchas personas interesadas por las embajadas, para conocerlas, escucharlas, aprenderlas y para que en un momento dado cualquier persona tenga opción a ser embajador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí