Antonio García Azorín gana su sexta Copa de Su Majestad el Rey de Colombicultura

Entramos en la Sala de Trofeos del mejor deportista de Colombicultura del siglo XX

Antonio, con 84 años a sus espaldas, nos cuenta el amor que sigue manteniendo con un deporte que lleva realizando desde que le regalaran un palomo cuando tenía 13 años.

Triunfo tras triunfo, las aves del noveldense han marcado una época en este deporte tan de nicho. La Masa, Faraón, o ahora Quiero Más…cada palomo ha marcado la vida de Antonio, que ha viajado por todo el mundo transmitiendo sus experiencia.

Un campo de entrenamiento en Argentina lleva su nombre. En la Casa Real le conocen como “Antonio el de los palomos”.

PREGUNTA: Cómo empezó usted en este deporte?
RESPUESTA: Aparezco en la colombicultura en 1950. En ese momento yo tenía 13 años. Empecé con una pareja de palomas. Hay un día que se me escapa una, y preguntando me dicen ‘ve a la calle Mayor, al número 10, que ellos tienen un club y te podrán decir algo’.


Fui y habían aficionados mirando los palomos. Me preguntaron qué ocurría y les dije que se me había perdido una paloma. Recuerdo que me preguntaron por su plumaje y les dije que era uno blanquito con algunas manchitas oscuras. Y me dijeron: ‘¿Ves que van volando por allí? Ese es tu palomo, no te preocupes que cuando lo recojamos ya te llamaremos y te lo daremos’.


La gente en aquel momento trabajaba y no había tiempo para el palomo. Sencillamente teníamos el palomar en casa de cada colombicultor. Desde allí se soltaba al palomo para enseñarlo a seguir a la paloma.


Yo estoy viendo eso y me está gustando mucho. Aparte alguien me dice ‘te vamos a regalar un palomo’. Yo decía: ¿Y esto cómo hay que manejarlo? yo no sé demasiado de esto’.

Aprendí que tenemos que enseñarlos cortándole la cola en forma horizontal a la paloma y le añadimos una pluma blanca. Ese es el distintivo que van a seguir. Poco a poco van aprendiendo y haciendo lo que en colombicultura es una piña, que son los palomos juntos persiguiendo a la hembra.


Me lo llevé a mi casa en la calle Valencia, donde nací. 84 años tengo y el palomar todavía está allí. Empecé a reunirme con ellos, a oír lo que decían. Yo de vez en cuando procuraba decir algo al respecto. A veces decían entre ellos ‘bah, este chico como ha llegado ahora no sabe nada’.

Yo sacaba una conclusión bastante objetiva: estos están equivocados, yo entiendo de palomos.


A partir del año 70 y pico he estado participando en el Campeonato de España sin fallar ni un año. Cuando me dicen que es dificilísimo haber conseguido 6 trofeos de la Copa del Rey les contesto que pues claro, es dificilísimo. Se han conseguido a base de tesón, mucho esfuerzo y sacrificio. Me doy por satisfecho o más que satisfecho, porque he conseguido esto y lo que conlleva.

Me llamarán otra vez de la Casa Real y me dirán cuando hacen el Día del Deporte Nacional y nos invitarán a todos los campeones de España de todas las modalidades deportivas.


La primera vez que fui pasamos por delante de los Reyes con sus hijos, que eran unos críos, y después salimos a un salón que era grandísimo.

Estuve un poquitín frío. Les dimos la mano a todos, parece exagerado, pero si no había 200 fotógrafos no había ninguno. Pasabas, te daban la mano, te hacían las fotos y si conseguías ver al que tenía la tuya le decías que te la mandase a casa.

En 2015 no pude asistir. Las condiciones mías no eran las adecuadas.


Ahora la verdad que estoy muy ilusionado porque nos llamarán otra vez, pero será el año que viene o al otro. Pienso sacarle mucho partido porque hay tanta gente que conozco de la dinastía real que ya los conozco a todos.

Casi todos me conocen por Antonio el de los palomos.

Ahora ya es distinto, porque los profesionales de fotografía y de prensa tenían acaparados a los Reyes, no nos dejaban llegar a ellos. La Casa Real se dio cuenta de lo que sucedía. A partir de ahí, no permitió a la prensa entrar al salón donde se celebrara aquel acto.


Además, nos dijeron que si quería hablar con la Reina, que siempre va a estar departiendo con alguien, te tienes que poner enfrente, para que te vea, no te preocupes que la Reina en el momento que termine irá a ti y te preguntará de qué estamento deportivo eres. Así ha sucedido siempre, igual que con el Rey o el Rey Emérito que tenemos ahora.


Resultaba una cosa muy agradable porque veías que de alguna manera se interesaban. Yo siempre tenía que contar la misma canción porque intentar especificar cómo es la colombicultura al 100% te entretiene mucho tiempo y allí todo es rápido.

P: Ante esta carrera tan prodigiosa, ¿se acuerda de su primer palomo y de su primera competición?
R: Puedo enumerar, yo monto el circo enseguida. El primer palomo que tuve me lo regaló Don Jaime Cantó, vivía aquí en la calle Mayor de Novelda. Este señor era el abogado que tenemos en nuestra empresa de azafranes, pero tenía mucha afición a los palomos. Recuerdo que aquel palomo era de plumaje azul. Iba acompañado de una pintura especial.

P:¿Como colombicultor siente que la gente ve su deporte como algo secundario?
R: El nivel comparativo para mí me sirve para cualquier deporte. Me explico. A mí me hablan de tenis y lo veo, pero no me va, veo baloncesto, que es un juego muy bonito, pero no me va.

Yo veo colombicultura y me va todo lo que sucede.


Por ejemplo, en competición llevamos walkies, y desde hace 15 años llevamos receptores. Lo tienes todo grabado. Es más difícil que suceda una pérdida. A veces los palomos se tiran al suelo, y hay que llevar cuidado con las zorras, que son muy listas y están mirando a ver qué pasa. No es como un halcón, que si se tira a los 100 coge a uno pero los 99 quedan ilesos. La zorra no, si hay 100 matará primero a los 100, no se comerá a ninguno, los enterrará y después se los irá comiendo.


A mí me ha pasado.

La más grave, 5 palomos marcados en rojo en el campeonato nacional cerca de Gandía. Los soltamos para que hiciesen un vuelo de reconocimiento. Se nos fueron los palomos, y vino una nube que tapaba todo. Al día siguiente faltaban 40, yo tenía 5 y me mataron los 5. Había que hacer el equipo nuevo y eso me ha costado unos años.


Los palomos tienen un valor, es intrínseco. Porque estar clasificado en el campeonato de España supone un premio al campeón de 12.000 euros. El valor de mercado sería de 20.000 euros como mínimo.


Me di cuenta de que cuando entré en la colombicultura, por ejemplo a nivel de campeonato de España, el máximo de palomos que participaban era de 25. Estaba muy bien, se veían los palomos. Un día me llamó el presidente de la Federación Provincial de Alicante. Estábamos organizando la competición provincial.


Nos dábamos cuenta de que había cada vez había más demanda de gente que quería participar en esas competiciones. Dijimos que en vez de 25 íbamos a poner 30. Continuaba igual. De 30 luego a 40. Así, fuimos subiendo hasta 100. La paloma no soportaba el peso de todos aquellos palomos que iba con intención de aparearse con ella.


Se cuantificaba la participación en cada comarca en función de las licencias que teníamos. La Comunidad Valenciana es la que más licencias tiene de España. Tenemos de 30.000 a 40.000 a nivel nacional, 10.000 o 12.000 son de la Comunidad Valenciana.


P: ¿Cuál es la rutina para entrenar un palomo?
R: La competición empieza con una ilusión tremenda pero hay palomos que tienen una longevidad y otros que no la soportan tanto. Un palomo en competición puede estar hasta 8 y apretando hasta los 10 años. Yo he tenido suerte de que uno lo tuve hasta los 14 años, Faraón.
Por otro lado, La Masa me marcó, porque todas las vicisitudes que ocurren en la competición este palomo se las conocía, era un científico, y ganó el Campeonato de España. Me dije ‘tendré un palomo bueno pero me va a afectar mucho’, porque cada vez que lo sueltas pueden pasar mil cosas para que no pueda volver.

Este palomo me llegó hasta los 12-14 años pero a los 8 años lo aparté.

Para que esté yo padeciendo tanto preferí tenerlo en casa. Es lo que hice y acerté porque lo disfruté todos esos años.


Los comparo y siempre elijo al mismo. A nivel de colombicultura española todos saben que ha sido así. En aquel entonces venían autobuses a ver los palomos.

P: Usted es uno de los máximos exponentes en colombicultura en España. ¿Ha conseguido también méritos internacionales?
R: Por la situación de la guerra en España en 1936 hay personas que tuvieron que salir de España. Y hay mucha gente que fue a parar a Sudamérica, Italia, a Marruecos.

He estado con ellos allá, tenían mucha afición, pero era una afición de tener palomos sin más. No de hacer competición ni saber para qué les sirven.


He estado por ejemplo con los argentinos, he estado con los cubanos, pero su situación se basaba en que si tenían un grano de arroz era para comérselo ellos. Tenían muchas dificultades a la hora de alimentarlos.


P:Me ha comentado antes que le han puesto en Argentina su nombre a un campo de colombicultura. ¿Cómo sucedió?
R: En 1981 o 1982 estábamos en una competición y había dos señores mirando. Participaba Argentina con dos palomos. Ellos sabían que yo estaba dentro de la colombicultura al 100% y querían ser amigos y que les asesorara. Desde que empezamos a colaborar me dijeron ‘oye desde que han llegado con tus palomos hemos marcado una época’.

En una ocasión me invitaron a participar en una competición. Mi palomo fue campeón en el 2002 en Argentina.

Están impacientes para que les autoricen poder viajar para venirse a España.


Los mexicanos también practican la colombicultura pero están más despegados. Los norteamericanos también lo practican, sobre todo los de ascendencia cubana, en Miami, Tampa, lo que es Florida. He estado con ellos, pero tenían palomos como si tuvieran conejos o perdices.


Todos estamos en Whatsapp, nos entendemos, y casi todos los días nos comunicamos.

P: ¿Puede destacar su torneo favorito y su palomo favorito?
En el ámbito ejemplares es La Masa, porque es el palomo más polivalente que he visto a la hora de competir. En cuanto al torneo favorito, siempre se ha concentrado en el Campeonato de España. Para mí es el torneo más limpio, más relevante y que mejor atendido está.

Tengo 6 Campeonatos de España. De los 6 mi trofeo favorito es el más feo.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,180SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES