Miguel Albert: «soy alguien que vive, disfruta y ama la Semana Santa»

Ayer la iglesia de San Pedro acogió la solemne celebración de la eucaristía, con una misa cantada por la Coral del Vinalopó, en intención de todos los Cofrades y Hermanos difuntos, en la que se llevó a cabo el Pregón de Semana Santa, pronunciado por Miguel Albert Valero, la entrega de la distinción de Cofrade de Honor 2019 a Francisco Martínez Deltell, y la entrega a los presidentes de Manos Unidas San Pedro y San Roque de la recaudación de la gala benéfica organizada por la Junta Mayor.

 

El quinto y último sábado de Cuaresma acogió uno de los actos más importantes de Semana Santa, el Pregón, que tuvo lugar tras la eucaristía oficiada por el párroco de San Pedro, Francisco Rayos, acompañado del padre Isidro.

Al acto acudieron el alcalde, Armando Esteve, miembros de la corporación municipal, Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Novelda, cofrades y vecinos de la ciudad que llenaron la iglesia para disfrutar de esta ceremonia.

Francisco López Peral, presidente de la Junta Mayor, fue el encargado de presentar al pregonero de este año, Miguel Albert Valero, para proclamar la Semana Santa 2019.

Albert se dirigió a los presentes desde el altar de San Pedro, allí mostró su satisfacción por encontrarse en esas circunstancias, «nunca hubiera pensado llegar a ser pregonero de nuestra Semana Santa». Contó que la ocasión le llegó «tomando un café con un amigo, con López Peral», que le transmitió la decisión tomada por la Junta Mayor.

El pregonero es presidente de la Hermandad del Santo Encuentro, y describió cómo llegó a ese cargo y como ve la Semana Santa, «soy alguien que vive, disfruta y ama la Semana Santa».

Narraba que ha estado rodeado de una familia que le ha inculcado gran arraigo a las tradiciones novelderas, religiosas y culturales, y que han sido motivo de reuniones familiares.

Su primera participación en las procesiones, relataba, fue con una vesta de la Hermandad de Jesús caído, con su tío Luis García, fundador de esta. Para pasar posteriormente al Santo Encuentro y ser «el xiquet dels recaos». Continuaba diciendo que por el año 92 se produjo el cambio generacional de la hermandad, produciéndose un empate para ostentar el cargo de presidente, entre su hermano Enrique y él, quedándose finalmente Miguel con el cargo de la hermandad.

La primera gran decisión como presidente fue arreglar el trono, «teníamos problemas de tiempo, menos de un año, problemas económicos y el lugar, pues la Ermita de Sant Felip no reunía las condiciones necesarias». Finalmente se consiguió el objetivo, con la anécdota de que «nos equivocamos con las figuras, y parecía que el romano, en lugar de sujetar la soga de cristo estaba saludando a la gente».

Miguel Albert formó parte de la Junta Mayor y del proyecto para mejorar y potenciar la Semana Santa. Fue delegado para asistir a las reuniones de la Junta Diocesana de Cofradías y Hermandades permitiéndole ver otros puntos de vista de la Semana Santa y hacerles partícipes de la nuestra. Formó parte del comité organizador del séptimo encuentro provincial de cofradías y hermandades celebrado en Novelda.

Consiguieron el objetivo de que todos los barrios participaran en la Semana Santa, pues el barrio de La Estación era el único que no tenía en su calendario ningún acto de Semana Santa, por ello se instauró el «Encendido de La Cruz».

Aprovechó su cargo de pregonero para mostrar su descontento cuando se decidió que la Ermita de Sant Felip, por diversos motivos, dejara de ser la sede de la Semana Santa. Y pedía un museo de la Semana Santa, «un lugar digno y en condiciones donde poder albergar todo el patrimonio de cofradías y hermandades».

Albert quiso hacer mención especial a su madre, enterrada un Martes Santo, «paradojas de la vida, una madre despide a su hijo, y yo vengo de despedir a mi madre».

Tras sus palabras y una larga ovación por parte de los asistentes, el presidente de la Junta Mayor, López Peral le entregó una condecoración.

Seguidamente y tras la lectura del acta de nombramiento de cofrade de honor 2019, se procedió a la entrega de la distinción de Cofrade de Honor 2019 a Francisco Martínez Deltell.

Y finalizó el acto con la entrega a Manos Unidas de la recaudación obtenida en la gala benéfica que el pasado 23 de marzo organizó la Junta Mayor. Un montante de 2.305 € que recogieron los presidentes de Manos Unidas de San Roque y San Pedro.

Pulycort con la Semana Santa de Novelda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí