Sí al cambio: «tenemos la oportunidad de dotar de racionalidad a nuestras fiestas»

Manolo Belda y Rafa Canicio encabezan el grupo que defiende el cambio de las fiestas de Moros y Cristianos para celebrarse en un solo fin de semana y separarse así de las patronales. Aseguran que hay seis problemas principales en la actual organización de las fiestas que se solucionarían con este cambio. ¿Quieres saber cómo defienden su postura para el referéndum del domingo?

  • Beneficio para los festeros si sale «sí» al cambio

No es un capricho ni obedece a que nos apetece otra cosa de momento. Hay motivos importantes y creemos que las fiestas de moros y cristianos de Novelda tienen unos problemas achacables a sus fechas de realización. Por eso, tenemos seis motivos principales:

  1. Que se hagan en días laborales perjudica a la participación, porque impide a aquellos festeros que tengan obligaciones laborales disfrutar de la fiesta.
  2. Que estén combinadas con fiestas patronales las hacen discontinuas. Y eso no ocurre en ningún sitio.
  3. Hay actos de los Moros y Cristianos que sufren muchísimo. Uno es la «Entraeta de flors». Que por imposibilidad de hacerse en otro momento acaba a las 3 de la mañana en una calle desierta, es un sinsentido que hay que arreglar. Lo mismo ocurre con el «Avís de Festa», un acto que debería ser multitudinario y se hace a las 10 de la mañana de un día laborable con apenas el 10% de los festeros, es otro sinsentido. Esto se solucionaría haciéndolo un jueves a las 19 h.
  4. Bajas de los festeros veteranos. Es increíble que una persona que lleve 20 o 30 años en la fiesta se dé de baja porque no le gusta. No es que no le guste, es que ya no compensa todo el sacrificio y las obligaciones laborales para estar siete días de fiesta, cuando es un día sí y un día no. La media de edad está bajando considerablemente.
  5. Las fiestas de Novelda no son conocidas. Hacer los desfiles y actos entre semana imposibilita una mayor afluencia de gente.
  6. Una reivindicación histórica. Mientras sigan mezcladas, los festeros no están disfrutando de las fiestas patronales. Algunos actos se solapan con los de las propias fiestas de Moros y Cristianos, y otros con los que organizan las comparsas.

Estos son los problemas que creemos que tienen nuestras fiestas. Celebrarlas en un fin de semana, solucionaría todos.

  • Fiestas patronales, ¿mejor juntas o separadas?

No juntas, pero sí muy juntas, principalmente por el tema de las infraestructuras. El montaje del castillo, la seguridad de las fiestas, Protección Civil, Policía, Cruz Roja… Todo eso nos impide irnos más lejos de lo que querríamos. En un futuro se podría contemplar, pero a día de hoy no podemos alejarnos del mes de julio. Y es que todo el operativo se organiza para ese mes. Tenemos que aprovecharnos de esa infraestructura que pone en marcha el Ayuntamiento. Si después funciona, se podría plantear cambiarlas de fechas.

Por otro lado, las fiestas patronales son las que más han sufrido de la mezcla con los Moros y Cristianos. Antes había barraca popular, verbenas populares y todo eso se lo ha comido la importancia de las fiestas de Moros y Cristianos. Estamos seguros de que las patronales ganarían muchísimo si se celebraran antes o después de las de Moros y Cristianos. La misma concejala de fiestas nos reconocía que no se atrevía a traer grandes espectáculos porque no sabía cómo iba a responder la gente.

  • ¿Qué debe cambiar en las fiestas de Novelda?

Principalmente, ir por separado. El número de festeros ha crecido en los últimos seis años, pero tenemos el mismo número que hace diez años. Incluso este año, ha habido menos. Creemos que para que funcione, es totalmente necesario que vayan por separado. No podemos seguir alternando los días de fiestas.

  • Con el cambio de fiestas, ¿habrá más o menos festeros?

Nuestra idea es que, cuantas menos obligaciones laborales haya, aumentará más la participación de las fiestas. Pero también habrá más visitantes y continuidad de actos.

  • ¿Qué esperas que pase en el referéndum?

Por el bien de las fiestas, esperamos que haya mucha participación y que se traduzca en un apoyo al sí al cambio.

  • ¿De qué manera va a afectar el resultado a Novelda?

Somos conscientes de que las fiestas de Moros y Cristianos tienen un gran peso en la ciudad. Modificar cualquier cosa implica a las fiestas patronales, y habría que revisar todo el modelo de fiestas locales. Pasaríamos de tener esta especie de «cambalache» en el que vemos bandas de música por la calle y todos los comercios abiertos, a disfrutar de un fin de semana seguido de fiestas. El balón pasaría entonces al tejado del Ayuntamiento y la concejalía de Fiestas, que tendrían que pensar qué fiestas patronales quieren para el pueblo. Además, al fin tendríamos unas fiestas patronales «como Dios manda».

  • ¿Qué pasará si sale «sí» al cambio?

A partir de entonces se abre un periodo de un año, porque el cambio está previsto que se realice en 2020. Eso será ya función de Junta Central y de las comparsas. Nosotros no decidimos ni cómo van a quedar los actos, ni nada de lo que rodee a la organización. Pero tampoco es tan complicado. Los actos del 19 pasarían a jueves, la «entraeta de flors» y la embajada humorística al viernes, el 21 se pasa al sábado y el 23 al domingo. Lo mismo que hay ahora, pero en días distintos. Así de sencillo.

  • ¿Qué es lo mejor de la fiesta tal cual la conocemos?

No hay ningún día mejor que otro. Como festeros, los mejores actos son las entradas. El día 19 de julio es muy bonito levantarte y pasar el día entero con amigos disfrutando de todos los actos. También los desfiles. Esos días nos demuestran el potencial de las fiestas de Moros y Cristianos de Novelda y lo «malgastados» que están.

  • ¿Qué es lo peor que tiene la fiesta actualmente?

La dispersión de actos. No podemos estar un día sí y un día no. El problema viene porque hemos ido dispersando los actos para adaptarnos a las fiestas patronales. Y es que venimos de unas fiestas con tres días festivos. Hay que recordar que el 18 de julio y el 25 de julio era fiesta nacional, y el 22 de julio fiesta local. Pero actualmente todo eso ha cambiado.

  • Si sale el «sí», ¿será definitiva esta decisión?

Hasta que los festeros o la Federación de Comparsas quieran. Nosotros no nos debemos a nadie. La Federación tiene un potencial que no es muy conocido, y calculamos que movemos alrededor de 2 millones de euros sin recibir ni un solo céntimo de las administraciones públicas. La prueba es que perdimos la subvención, y se asumió sin ningún problema.

  • Una vez que pase la votación, ¿qué pasará con el grupo de «sí» al cambio?

Salga sí o no, el grupo se disolverá.

  • ¿Por qué hay que votar «sí» al cambio?

Nuestros motivos están perfectamente claros y definidos. Desde el tema laboral hasta la dispersión de actos, para nosotros es todo primordial.

La fiesta de Moros y Cristianos tiene problemas concretos e identificables que no se han podido solucionar nunca porque se celebran junto a las fiestas patronales. Lo que ocurre en Novelda, no pasa en ningún otro sitio. Es un momento único en la historia de las fiestas de Novelda. Tenemos la oportunidad de dotar de racionalidad a estas celebraciones manteniendo la tradición, el esfuerzo, los tiempos y sin mermas a lo que tenemos. Lo que nos preguntamos es: ¿a quién le conviene que sigamos como estamos? Que la «entraeta» termine a las 3 de la mañana, que la gente no vaya al «avís» de festa… es algo que no entendemos e invitamos a todo el mundo a que se lo pregunte.

  • ¿A quién beneficia todo esto?

A los que se les llena la boca con la tradición, tenemos que decirles que la tradición es la celebración de los actos, no los días. De hecho, lo hemos vivido desde la creación de las fiestas. Hay actos que cambian de días, y no pasa nada, se sigue celebrando todo. Antes el día 21 no se desfilaba, y ese día se hacía la ofrenda de frutos al Asilo. Pero se cambió precisamente porque los Moros y Cristianos empezamos a hacer desfile ese día.

De todas formas, sea cual sea el resultado del referéndum, va a estar bien, porque es lo que quiere la mayoría de festeros. Pero también es verdad que se habrá desaprovechado una oportunidad de oro para que las fiestas de Novelda den un paso de gigante y se coloquen entre las cinco primeras en importancia de la comunidad.

4 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con el comentario anterior, si las fiestas empiezan jueves y terminan domingo de madrugada en el trabajo ya debo pedir 3 dias de vacaciones, si a eso le sumas el 20 y 22 de julio ya son 5. Que me expliquen estos dos donde esta el beneficio, además votar un cambio sin saber las fechas definitivas me indica que no teneis muy claro ni vosotros como hacerlo. Saludos y espero que el domingo los festeros voten y os digan que así no, que se pueden hacer cambios pero no presentar un referéndum sin nada detras.

  2. 1- la fiesta que proponéis empieza jueves, eso no es fin de semana. Estáis proponiendo que las empresas de novelda tengan una semana coja por las fiestas patronales y otra seguida por los moros y las vacaciones a continuación. Eso generará problemas.
    2-la pérdida de barracas etc.. Ha sido más problema de liquidez del ayuntamiento que el hecho de los moros. Antiguamente había de todo y no había ni quejas ni problemas.
    3-este año el primer desfile fue sábado, buen día para que vinieran foráneos a verlo. Y en cambio había poca gente y muchas sillas vacías. El segundo desfile si que hubo más gente y fue entre semana. El problema será otro.
    4-los veteranos se han ido, por cansancio, por cuidar a los nietos mientras desfilan los nietos, o porque no pueden llevar el ritmo económico que supone participar en los actos cuando sus hijos deciden hacerse festeros (priorizan a los hijos y ellos ven los desfiles)

  3. yo quiero que gane el si por que mejor si hacen separadas se puede ir a todos los actos del ayutamiento de novelda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí