Las Novelderías de Charo Pastor Penella

Prólogo de Jesús Navarro Alberola (Publicado 9 julio 2011)

Yo, Charo y Novelda, mi circunstancia

PRÓLOGO:

Tardes angustiosamente calurosas de julio, años 60. El Tour de Francia en blanco y negro, pero la etapa del día anterior, no había ni directo ni aire acondicionado, ni rincón donde dormir la siesta; de fondo, la charamita cana y los «nanos i gegants», los cohetes que rompían el sueño de los pájaros y que con su revoloteo rompían el tuyo. Ni en ese rincón fresco que habías encontrado en la pinada se podía descansar. El aroma del anís Tenis, mezclado con la cera derretida de la procesión y salado con un «capellà rostit», perduraba todavía en el ambiente.

A esta orgía noveldense solo le faltaba una cosa: el Betania, y dentro del Betania no se respetaba el orden de lectura, directamente se pasaba a las divertidas y siempre esperadas Novelderías de Charo Pastor. Nunca defraudaba. La sorpresa y la magia de sus palabras, hechas frases, contenían y contienen toda el alma de Novelda. Charo Pastor es como una fabricante de pequeños frascos de perfume, que al abrirlos te produce la maravillosa sensación de volver a tu infancia, de volver a tu pueblo querido, de volver al abrazo de los amigos que ya no están, de volver a sentir cada esquina, cada calle, cada árbol. Sus pequeños frascos de perfume en forma de frases cortas llegan al corazón directamente, sin pasar por la cabeza.
«El Casino es un Museo de primeros besos». «La verbena es de izquierdas. El concierto de derechas…». «Novelda. Noche de Julio. Un prendido de jazmines. Suena en el Casino “Islas Canarias” mientras me despido de mi abuela, con cuerpo de verbena. No vuelvas tarde. Dieciséis años. ¿Quién da más? Rebobinas la vida y huele a felicidad…». «La Glorieta sin el bar Pepe es como una mona sin huevo». «Lo Cortés no quita lo Juanito». «Era estupendo morder el agua que luego se deslizaba hasta la oreja y el cogote, en aquellas fuentes que olían a hierro oxidado, entre la eterna y zumbona guardia de las avispas». «El día que no digamos “Fotre eixe” cuando se elude a alguien, seremos un poco mejores». «Chanchullo, aperitivo en barullo…». «El Casino es un sitio para enamorarse…». «¿Por qué había que comer ajos cada vez que llovía…?». «La noche de Novelda se ha hecho para regar». «Vengo de Alicante, corono el Portichol y, toro abajo, ya estrena horizonte mi ilusión…».

Cuesta parar cuando uno navega por estas palabras hacia la nostalgia, pero no nostalgia de pena, sino de confianza y de orgullo por nacer en un pueblo como Novelda. Gracias Charo por capitanear este barco de ilusión y de esperanza en el futuro.

Es curioso que este año, en plena democracia, el Betania boicotee tus Novelderías, como curioso comprobar que ya te ocurrió lo mismo en el año 73, con el Generalísimo todavía coleando. ¿Por qué será? A mí me sirve para comprobar que lo importante son las Novelderías y Charo Pastor, y no el medio. De todas formas, un Betania sin las Novelderías es como una mona sin huevo, lo mismo que le ocurre a la Glorieta sin el Bar Pepe, como tú decías.

Tal y como ocurrió en 1973, a continuación, gracias a Novelda Digital y a mi gran amigo Antonio Ayala, frescas, y recién abiertos los pequeños frascos de perfume, disfruten una a una estas Novelderías de 2011. El Tour en directo, el aire acondicionado a tope…; menos mal que la paloma sigue siendo Tenis y el «capellà rostit».

NOVELDERIAS:

La Noveldería es Novelda bajada del alma, pasada por el corazón y mentalizada con la inteligencia. Un tratamiento entrañable de la realidad.

La randa era una Noveldería tejida. A base de darle vueltas a los hilos, pegando pinchacitos en el cartón del mundillo y repiqueteando bolillos…Casi el mismo mecanismo…

¿Qué música escogerán para inaugurar el órgano de piedra? No será “Paquito el chocolater”…

Por todas partes aparece Oriental. Alude, en el nombre, a un punto cardinal, pero los ocupa todos. Además, un espacio hecho tiempo. No declina ni periclita. Solo ensancha.

El haba tierna es un tesoro envuelto en terciopelo verde.

El noveldero que no huele a azafrán es un noveldero light.

“Esclafit y fona”, dicen en Novelda. “Esclafit”. ¿Cabe en una palabra más expresividad onomatopéyica Suena justo al estallido final de cuero, del latigazo. Cuando un término tiene tanta forma como fondo, se mete tanto en la realidad que define, que casi la dibuja.

La mezcla entre el Casino y la Glorieta, daría una Novelda socialdemócrata, con lo progre diluido entre lo conservador. A lo mejor resultaba políticamente “sostenible” y solidario.

¿Por qué mete Javier un guión entre sus dos apellidos? ¿Será por magnificar la unión entre Raimundo y Magdalena, sus padres, aquel par de santos? Siento por lo “Colmao” un tirón del alma más que familiar…

Gracias a la cibernética, no nos quedamos sin Novelderías. Bendita la red que nos acoge en sus tecnologías, lejos de los Betanias “selectivos”, de corazón cerrado.

“Micha cuarteta” era una unidad de peso en una Novelda más de andar por casa.

Tan tranquilita la Santa, antes de lo moro y lo cristiano…

El “esguit” era mucho más que una salpicadura. Un latigazo de agua…

Decían “Osaes” y se quedaban un rato arrastrando la respiración, como reafirmando lo escuchado, que afianzaban y daban por exacto…

Novelda, sin “Carmencita”, sería menos Novelda.

Pedro fue marinero. Como Jorge Juan. Aquel se tomó a sí mismo las medidas, para edificar su Iglesia. Este, midió la cintura de la tierra, cuando aún era casi un mañaco, magnífico matemático. Se miran frente a frente, a cuarenta metros de distancia. Si yo midiera el corazón de Novelda, me saldrían las tallas de la Santa.

El apodo es una segunda naturaleza civil. Los hay hirientes, relacionados con la profesión, elogiosos, indiferentes y malas sombra. Yo era de los “del oli”, aceiteros… Y el de la familia de mi marido, “Bellasaluse”, hijo de la dificultad y rareza del apellido…

Como decían al final de “Casablanca”, siempre nos quedará Novelda…
Nada menos.

“A poqueta nit” era la hora justa para enamorarse.

Mi marido ha tocado mucho lo del encanto del diminutivo valenciano. Reduciéndolas, nuestra lengua vernácula hace mucho más bellas ciertas cosas.
¡Qué pena, no conocerla mejor!…

El Casino no ha sido nunca un sitio para comer. Comer es satisfacer una necesidad fisiológica.
Ha sido y es, un sitio para estar. Y estar es asentar el ser en un lugar donde la esencia se encuentra confortable…
Se come bien en cualquier parte donde cocinen con gracia…Donde esté bueno lo que hagan.
Pero estar es un destino…

Era bonito ver hacer randa. Como cantaban los bolillos mientras se añadía alfileres o se les cambiaban de lugar. A la intemperie, públicamente, en la calle, se hacía el más íntimo material de del revestimiento de la mujer, como en una fase previa del erotismo.

Una vez, de infausta memoria, me hicieron pregonera de las Fiestas. Otra, por la Asociación de Belenistas, de la Navidad. La de esta, gratísima. Ya no me queda nada que pregonar…

Tengo un padre reparador con el que nunca he confesado, pero cuya amistad repara mi alma. Pequeño pero grande. Un navarro de verdad en tierra de Navarros, el apellido más frecuente en Novelda.

Creo que no hay ninguna noveldera en el callejero municipal. ¿Qué tal La Pichocha”? ¿Quién con más mérito? Un poco de cuota, ¡por favor!…

Mis abuelas eran sevillana y chilena. Mis abuelos, noveldero y valenciano. Entre las cuatro sangres, solo una de aquí. ¿Cómo he salido yo tan locamente local, tan noveldera hasta la médula, si, además, solo viví aquí hasta los ocho años? Siempre el ocho en mi vida, que comienza, oficialmente, el 18 del 8 del 28.
Los nueve meses que viví dentro de mi madre, hay, también que añadirlos. Ocho más uno. Tuvieron lugar, igualmente, en Novelda…Porque, además, a los varios años de casada, aquí me concibió.

El mercadillo de los miércoles es un cortinglés en la calle, embarullada-mente encantador. La oferta y la demanda nunca revistieron una forma tan animada y popular.

La Glorieta era una gloria a la intemperie. Ahora, mucho más intemperie que gloria. Sin niños, sin viejos y sin pájaros. Y con una placa conmemorativa de la barbaridad. ¿Será soberbia o masoquismo?

La fasegura es un monumento gastronómico. Debía tener, oficialmente, denominación de origen. Y código de barras.

También “a poqueta nit” , estallaban los jazmines, enamorados del aire…

“A poqueta nit”, el verano, en Novelda, es una fiesta universal…A la que salías, guapa y arreglada, a comerte el mundo…

“Pa en oli, tomata y un tros de bacallá” Y si le añadimos unas “faves tendres”, la gloria. Sentada en una acequia, con los pies en al agua, corriendo…¿No es para patentarlo, como hacen los catalanes con su “pa,n tumaca”, que hasta lo imponen en los desayunos de sus hoteles? ¡Ay, como me ciñe el alma esta Novelda chica!…

La “salaura” es un placer de dioses…Es como darle bocados al mar…

¿Tendremos de todo esto en la Novelda del Cielo? Porque, si no, sería menos Cielo…

Los propietarios de la marca serán todo lo republicanos que quieran, pero Carmencita es la reina del azafrán.

Puesto que la Santa es alcaldesa honoraria de Novelda, una imagen suya debía co-presidir los Plenos. Digo yo. Y resultarían menos alborotados.

Dado que me vetan, debería llamarla VETANIA. ¡Qué horror de chiste malo, perdón!…

El Rochet, cuando concibió la lluvia de aleluyas sobre la Santa, materializó una piadosa Noveldería de papel multicolor y enamorado. Da pena pisarlas…Incluída más de una propia…

Muchas quedan en el suelo como una alfombra de piropos de celulosa maltrecha, mientras se reanuda la procesión, Oeste arriba, entre los primeros rayos de sol.

El Bando era un Boletín Oficial colgado en el aire. “Hago saber…” Me impresionaba aquel portavoz de lo excelentísimo….Que era el mismo que pregonaba que en el Mercado, había “llus y palalla”.

Es mucho mejor ser fuego que ceniza. La Noveldería, mientras arde, envuelve en su cálido humo dos corazones, el del lector y el mío. Luego, una larga melancolía. Esa es toda su trascendencia.

Cuando noveldeo o noveldereo, festejo espiritualmente con mi porción de planeta. Aquí fuí, aquí soy y aquí seré siempre…Siempre.

Santeta: Como todas las cosas, esto de las Novelderías tendrá un final natural. Y cada día menos lejano. Tú amas a Novelda no menos que yo. Si te interesan, te las escribiré en el Cielo…Palabra…

Hasta que Dios quiera, paisanos, siempre con vosotros. No importa sobre qué soporte técnico.

Gracias, Novelda Digital, por acogerme gentilmente. De Betania me excluyen directores, también digitales, designados con el dedo…Pero aquello no es tecnología, ni gentileza. Es burocracia, instrucciones, (supongo) y mala sombra.

22 COMENTARIOS

  1. Ya comenté Las Novelderías, pero me encanta volver a hacerlo.

    Además, creo, que es una deuda que tenemos con Charo Pastor. Se lo merece. Son 50 años de Nolvelderías y, de repente,sin saber exactamente porqué, nos privan de elllas. Los que tenemos cierta edad, tampoco hay quer alardear de mayores, las echamos mucho de menos.
    Consideramos que son un patrimonio cultural de Novelda, y deben estar donde nacieron, en el Betania. Ese es su sitio natural.

    ¿Porque´mezclamos conceptos políticos con un patrimonio cultural? El que haga eso es mezquino, triste y pobre, culturalmente hablando.

    A poqueta nit, dice Charo.¿ Hay algo más noveldero? Hacer randa, la salaura, ¿qué mas queremos que sea noveldero? Y muchas más cosas que no mne caben en este humilde escrito.

    Yo quisiera, y sólo es mi deseo que Las Novelderías volvieran a su sitio natural. Al Betania, no al Vetania. Ya me entendeis si las habeis leído.

    Un beso muy fuerte para Charo y mi ánimo para que continue deleitándonos con sus Novelderías. Por favor, que no se acaben.

  2. Wifredo, hay una gran diferencia entre tus comentarios críticos con la decisión de muchos diirectores del Betania a publicar lo que cean conveniente, aunque no la compartas, y el boicotoi de las novelderías al que alude Jesús Navarro Soy de la opinión que ningún director del Betania se merece esa apreciación y más viniendo de alguien que ha sido director del Betania, siempre con «b».

  3. Jesús, no lo entiendo. En ningún momento (según tengo entendido) los Directores de Betania le han dicho a Charo Pastor que no iban a publicar sus Novelderías, simplemente no les han llegado a sus manos. Bueno, tampoco llego a entender que la verbena es de izquierdas y el concierto es de derechas. ¿ Y la cultura, la colocamos en la derecha o en la izquierda? ¿Y a la Iglesia, la colocamos en la cultura o en la incultura? De todas formas soy partidario de las Novelderías y seguramente seguirán publicandose en próximos años.

  4. En plena democracia, la opinión de los directores del Betania, creo que debería ser respetada. Desde el inicio mismo de la democracia, ha habido directores que han optado por no incluirlas en su Betania. Y dicho sea de paso, directores con un nivel intelectual incontestable.Los directores del Betania no se merecen que los tachen de boicoteadores de nada, porque nada han boicoteado, en todo caso han optado por incluir los escritos y artículos que han creido convenientes. Jesús, con cariño, te has pasado tres pueblos.

  5. Desde mi más profundo respeto a todos los estilos literarios y a la forma de expresarse del autor y con independencia de que se pueda compartir o no el conteniido de las mismas y por tanto el pensamiento de su autora, es indudable que las novelderías de Charo Pastor son unas pinceladas entrañables que retratan cada verano ese cuadro multicolar de la vida social y costumbrista del pueblo de Novelda y que leíamos con gusto en el Betania.
    Comparto con Jesús Navarro que las novelderías a través de frases cortas y directas recogían el aroma del alma de Novelda desde la perspectiva de su autora y estoy seguro que se escribían desde el corazón de una persona que ama a este pueblo.
    Respeto igualmente a los directores del Betania que no quisieron en su día incorporarlas a la Revista, era una decisión personal en al ámbito de su poder de dirección, pero eso no quita para decir que puestos a quitar hay otros muchos artículos en esta Revista que apenas aportan nada ni en lo literario ni en lo sentimental a su lectura al menos a a este comentarista mientras que las novelderías con mayor o menor acierto de su autora siempre nos trasladaban con frescura a las viejas costumbres y al sentir de las gentes de Novelda.
    Y de eso se trata, de sentir algo cuando se lee .De disfrutar de la lectura y de hacer correr nuestra imaginación por las calles de nuestro pueblo.
    Apoyo su publicación en ND e insto a su autora a que continue su labor.

  6. «Un Betania sin las Novelderías es como una mona sin huevo, lo mismo que le ocurre a la Glorieta sin el Bar Pepe, como tú decías».
    Entresaco esta frase del acertado y sentido prólogo que hace Jesús Navarro para, en primer lugar, agradecer a ND su disposición a colgar esta fotografía escrita del pueblo, y después, para felicitar a su autora, Charo Pastor, por seguir creyendo que más allá de los medios o de los formatos de publicación, importa el contenido, que es lo que llega…

    Se viene dando una pequeña polémica acerca de si las Novelderías habrían de tener hueco cada año en el Betania. Vaya desde aquí mi respeto a la autonomía de que debe gozar cada uno de sus directores, y su capacidad, pues, de decidir a ese respecto. Pero si hablo desde un punto de vista personal, no de sus directores, sino personal, como lector y amante de la palabra que se implica, que cuenta, que toma partido, que aporta ironía, luz, crítica, amor, respeto… inteligencia, no puedo entender cómo piezas de este calado y sabor no tienen un espacio reservado en la revista que representa las costumbres y la historia del pueblo. Insito en que es un juicio, el mío, y que no tiene por qué compartirse.

    Si Betania es el pueblo, sin Noveldederías creo que se pierden perfiles… se deja como en suspenso, sin atrapar del todo, parte de la esencia de Novelda.

    Me despido con algo que insistentemente se nos decía en Derecho: “Menos es más”. Pues eso es la Noveldadería. Un pensamiento hondo, crítico, descriptivo, costumbrista, irónico… dispuesto en tarritos pequeños y entregado al lector como en álbum de fotografías para que siempre le acompañe.
    Y sobre todo, alma.

    Gracias.

  7. En mi ánimo de resaltar Las Novelderías de Charo Pastor he omitido injustamente dos cuestiones que, ahora, quiero restituir.

    1º.- El buen prólogo que ha hecho el amigo Jesús Navarro. Bien escrito y muy documentado. Ya en su día, y vía mail, se lo comuniqué a Luis Beresaluze.

    2º.- Agradecer públicamente a Antonio Ayala la delicadeza que ha demostrado, dándonos la oportunidad de leer, primero en la edición impresa y después en la digital, las inigualables Novelderías. En lo que a mí respecta estoy muy agradecido a Novelda Digital.

    Y ya para terminar, y después de leer algunos comentarios, me puede alguien decir dónde cuestiono a algún director del Betania. Todo lo contrario. He tenido grandes amigos, directores, como Ramón Sala, por citar a uno y, jamás, ha habido un reproche por mi parte. Pero, por favor, déjenme sugerir que se puedan publicar. No imponer, sugerir.

  8. me gustan hasta emocinarme, las he seguido desde niño, por eso me duele tanto ciertas cosas.

    por supuesto » paquito el chocolatero» no seria lo adecuado para la ocasion, aunque creo que usted nunca la encontraria.

    la santa esta tranquila sin moros ni cristianos ( dice usted) pero mas tranquila estaria si reinara la tolerancia

    a pesar de todo, por favor, no nos deje nunca si las novelderias

  9. No me gusta el camino que está llevando la cultura local, un oligopolio donde abunda la mediocridad, y se permiten el lujo incluso de escribir regularmente o dar conferencias culturales y de otro tipo, con articulos de mediana y baja calidad que se les publican por ser quien son, a veces infumables, otras veces más llevaderos. Novelda es un pueblo culto y tambien de tonteria. En cuanto a las Novelderias me parece que tienen algo especial, aunque por otro lado desconozco los motivos del supuesto veto, el cual no deberia ser motivo de debate en estas fechas que pudieran manchar el trabajo de gente qeu tambien ama la cultura y su pueblo, y ha decidido prescindir de escritos, me imagino que más de uno. Las novelderias corren el riesgo de ser repetitivas y bajar de nivel, lo cual sería injusto para todos.

  10. Les novelderies han anat i tornat al Betània o en el seu moment a la revista La Santa i no hauria de passar res especial si van o venen. Si es publiquen bé i si no es publiquen també, no hi ha ningú imprescindible, el criteri del director ha de respectar-se. Potser hi haja gent a la que no els hi agraden perquè en ocasions desprenen un aroma caduco, més que un perfum. Ningú es perfecte i ningú hauria d’estar per damunt de la decisió de la direcció de la publicació i menys «por ser vos quien sois»

  11. Jesús, en «tu Betania»,como aludes en ciertas circunstancias, también boicoteastes ciertos «posibles» artículos. Por lo visto no te acuerdas, que para ti y tu grupo de trabajo, no eran del «nivel intelectual» que tú reivindicas,y que al parecer tú ahora ya tienes. Y nadie te dijo nada y te se respetó tu decisión. ¿Por qué ahora opinas los demás?. ¿Qué pretendes? Lo vas a desarreglar, lo que ya tenías bien hecho.
    Por cierto, como muchos noveldenses y sosegados, soy un verdadero fan de Charo. Pero qué le vamos a hacer.

    ANIMO Y FELICIDADES CHARO, POR TUS TROCITOS SEMI Y DULCES DE NOVELDA. GRACIAS.

  12. La verdad es que no entiendo tanta polémica pues una vez leidas las novelderías de este año 2011, siguen la misma «discreta» línea de los años anteriores, siendo benevolente.
    Además los directores del Betania tienen que hacer la revista según «sus criterios». Estamos en un país libre y para eso les nombra el Ayuntamiento.
    No pretendo convencer a nadie, solo manifestar mi opinión.
    Un cordial saludo

  13. Jesús hablando de boicot y nombrando a Franco. No debería de extrañar en un artículo sobre Charo Pastor. Pero no, resulta que es para criticar a dos directores de Betania, ¡¡colegas de Jesús!! Por encima del bien y del mal conozco a pocos o a ninguno. Las Novelderías dijo alguien son un género literario en sí mismas. Pero habría que añadir que se agotan en su misma esencia y por mucho que queramos las de este año son iguales a las de siempre y suenan a repetición. Se pueden resumir en un par de comentarios acertados y un odio permanente al valenciano y a los moros y cristianos; fiesta en la que, para su disgusto entiendo, han participado varias veces algunos hijos de la escritora. Luego es bastante discutible eso de que la Santa sea exclusiva de la familia Beresaluce, pero en fin como en «el señor de los anillos» siempre hay algún personaje que se cree dueño de algo o alguien y se vuelve huraño y hostil.
    Tristeza me produce que no se comente el Betania de este año y sí los escritos del Sr. Beresaluce (perdón ha sido un error, es la Sra. Pastor la que escribe). Para la información de los ignorantes debo aclarar que las Novelderías, que reconozco no están mal aunque tampoco son para poner una mascletá, no se han publicado durante varios años en el Betania. Lamento romper el encanto de los enamorados del Betania novelderizado. Pero es cierto. Durante algunos años la controversia que hoy ocupa a ociosos y ortodoxos se publicó en la revista de «La Santa», editada por el Patronato. Es decir, al autor (perdón autora) no le parecía que el Betania fuera el mejor lugar para publicar. Cosas de la vida.

    Respeto para los directores del Betania 2011 y para los que han conseguido publicar, que no parecen mancos ni analfabetos.

  14. 40 greguerías
    Ramón Gómez de la Serna
    Lo que defiende a las mujeres es que piensan que todos los hombres son iguales, mientras que lo que pierde a los hombres es que creen que todas las mujeres son diferentes.

    El amor nace del deseo repentino de hacer eterno lo pasajero.

    Los que matan a una mujer y después se suicidan debían variar el sistema: suicidarse antes y matarla después.

    Los globos de los niños van por la calle muertos de miedo.

    El bebé se saluda a sí mismo dando la mano a su pie.

    ¿Y si las hormigas fuesen ya los marcianos establecidos en la Tierra?

    La gallina está cansada de denunciar en la comisaría que le roban los huevos.

    Lo peor del loro es que quiera hablar por teléfono.

    Eso de creer que el loro no sabe lo que dice es no querer ofender, pero el loro nos mira cuando nos insulta.

    Respetamos ese insecto que se pasea por el frutero porque es el que ha becado el campo para que vea la ciudad.

    El sueño es un depósito de objetos extraviados.

    El que está en Venecia es el engañado que cree estar en Venecia. El que sueña con Venecia es el que está en Venecia.

    Los recuerdos encogen como las camisetas.

    Al ver el anuncio de «6 vueltas» en el aparato de feria nos ha parecido que la vida no es más que eso, «X vueltas».

    No hay que tirarse desde demasiado alto para no arrepentirse por el camino.

    La prisa es lo que nos lleva a la muerte.

    En cada día amanece todo el tiempo.

    El más sorprendido por la herencia es el que tiene que dejarla.

    Por los ojos nos vamos de la vida.

    Nos sorprende ver en la tienda de antigüedades la taza en que tomábamos el café con leche cuando eramos niños.

    Es sorprendente cómo se mete la fiebre en el tiralíneas del termómetro.

    Astrónomo es un señor que se duerme mirando las estrellas.

    La medicina ofrece curar dentro de cien años a los que se están muriendo ahora mismo.

    En lo que más avanza la civilización es en la perfección de los envases.

    El ventilador debía dar aire caliente en invierno.

    Los ceros son los huevos de los que salieron las demás cifras.

    Un país donde los que juegan al toro siempre encuentran quien haga de toro es un país paradójico progresivo.

    La historia es un pretexto para seguir equivocando a la humanidad.

    En las grandes solemnidades llenas de personajes uniformados parece que hay algunos repetidos.

    Me gustaría pertenecer a esa época del futuro en que la historia tendrá doscientos tomos, para ver cómo se la aprenderán los niños.

    No confiéis demasiado en vuestro propio corazón, porque él os fallará en definitiva.

    No importa que nuestro vaso sea pequeño, pues lo importante es que la botella esté llena.

    No debemos ser cómplices ni de nosotros mismos.

    A un mentiroso sólo lo cura un sordo.

    La popularidad es que nos conozcan los que no conocemos.

    La mayor ingenuidad del novel círculo literario es el nombramiento de tesorero.

    El lector -como la mujer- ama más a quien le ha engañado más.

    Al cine hay que ir bien peinado, sobre todo por detrás.

    No hay nada que desoriente tanto como un número de teléfono que hemos apuntado y que no sabemos a quién pertenece.

    Hay tipos a los que es tan difícil sacarles una idea de la cabeza como el tapón que se ha hundido en la botella.

    Extraido de «Greguerías». Ramón Gómez de la Serna. Colección Clásicos del Siglo XX, nº 15. Ed. El País, 2003.

  15. He colgado antes de mi comentario 40 greguerías de Ramón Gómez de la Serna.

    Si llego a decir que son de Charo Pastor, ¿os hubierais dado cuenta? Hombre, algún erudito habría salido.

    Y al que firma como RESPETO le digo que manifietas muy poco respeto a Charo Pastor dudando, entre otras lindezas, de su autoría. ¿Pero tu que sabes?

    El que quiera que las lea, y el que no que pase página. Es fácil.

    Y, aquí, nadie ha dudado de la capacidad intelectual de los Directores del Betania. Ahora, tampoco son Dios y no hay que rendirles pleitesía. Se pueden cuestional alguna de sus decisiones ¿O están por encima del bien y del mal?

  16. Amigo jandowski, tu lo has dicho; SUPUESTO veto., porque no ha existido ningún veto. Es un bulo. Porfavor informense bien.

  17. jankowki. ¡dígame usted! ¿en qué época de Novelda lució la cultura con «grandes» autores e intelectuales de renombre? Se lo digo yo: NÚNCA, salvo una notoria excepción y que además se nos lo rifa un pueblo «vecino».
    No sea usted pedante, los pueblos, en su inmensidad, son mediocres y faltos de humildad como usted, el ser humano; también

  18. si es un veto, estos directores en ningun momento pensaron en publicar las Novelderias, en comentarios privados lo decian claro, ..las novelderias nos dan asco…llegaron a decir,qu no vengan ahora con cuentos y paños calientes..jesus navarro tiene mas razón que un santo …BOICOOT total, asi de claro.

  19. Wifredo, pues aplique para si mismo sus palabras, a todos no tienen porque gustarle las novelderías, y por eso mismo, posiblemente algunos directores no quieren publicarlas, tan respetable su opinión, como la decisión de quien dirige la revista, ¿exige un respeto que luego es incapaz de aplicar a la voluntad ajena?

  20. Aquí no hay más sordo que el que no quiere oir, o leer.

    A ver, comentario 19, ¿dónde falto yo al respeto a cualquier director del Betania? ¿Dónde?

    Lo más fuerte que digo es que no son infalibles, y me reitero. Si eso es faltar al respeto que venga Dios y lo vea.

    Qué razón tiene mi amigo Luis Beresaluze cuando dice que la gente ya te trae leído.

    Y he dejado bien claro que a quién no le gusten las Novelderías que pase página y, si alguna vez, lo `publican en el Betania, pues que no lo compre. Ya está bien. Hemos perdido el norte.

  21. Parece que no quiere entender algo, a todos los directores de la revista, no tienen porque gustarles las novelderías, y como responsables de dirigir esa revista, están en todo su derecho a no querer publicarlas, y como usted dice, ya está bien.

  22. los directores del betania son libres de elegir qué publicar o no, al año que viene tendrán otra oportunidad, pero le aconsejo que las deje, porque si va rebajando el nivel y repitiendose acabará diluyendose el mito de las novelderias. ¿acaso tiene contrato de permanencia cada año en la publicacion?, no, los directores eligen y resulta vomitivo ver al señor Navarro encendiendo la polemica cada año por estas fechas para que la gente se acuerde de su Betánia, que no era ni mejor ni peor que los demás, a mi me gustan todos y hasta que llegó el al círculo intelectual local a base de talonario nunca antes habia habido estas polémicas. Además de amar a su pueblo, debe amar a sus gentes, las de todos los colores, y respetarlas. Y no creerse el más listo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí