Los feligreses de San Pedro celebran la fiesta de la Inmaculada Concepción de María

La Iglesia de San Pedro Apóstol de Novelda acogía la Misa en honor a la Virgen Inmaculada Concepción, oficiada por Francisco Rayos, acompañado por el Vicario Pedro Ildefonso.

 

La inmaculada concepción no hace referencia a la concepción de Jesús, sino a la de la Virgen María, y al contrario de lo que puede parecer a simple vista tampoco implica que la Virgen María fuese concebida de manera virginal, es decir, que ella tuvo un padre y una madre humanos.

La fiesta de la Inmaculada Concepción de María surge en el mundo católico de la creencia que sostiene que Dios preservó que la madre de Jesús fuese concebida libre de pecado, como dicen las escrituras, «llena eres de gracia», por lo que cuando se habla de inmaculada concepción en el catolicismo se refiere a las dotes que Dios concedió a la Virgen María para eximirla de pecado original y personal. Esto significa que, según esta creencia, María estuvo libre de pecado desde su concepción hasta el día de su muerte.

En el territorio español el origen de esta festividad está relacionado con el conocido como «Milagro del Empel». Este milagro, también conocido como Batalla de Empel tuvo lugar durante los días 7 y 8 de diciembre de 1585 durante la Guerra de los Ochenta Años en la que el ejército español, concretamente el Tercio Viejo de Zamora, comandado por el mestre de campo Francisco Arias de Bobadilla, derrotó en condiciones muy adversas a diez navíos del ejército de los Países Bajos.

La gesta de este tercio fue tal que su victoria fue considerada como un milagro llevado a cabo gracias a la intervención de la Inmaculada Concepción. La ayuda de la virgen en la batalla llevó a los altos cargos del ejército a proclamarla patrona de los Tercios españoles la actual Infantería de España.

Sin embargo, esta festividad no fue declarada como tal por el Vaticano hasta 1854, cuando Pio IX a través de la carta apostólica «Ineffabilis Deus» declaró el dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

En agradecimiento al dogma de la Inmaculada Concepción que hizo España desde la batalla de Empel, desde la Iglesia se les otorgó a los sacerdotes españoles el privilegio de vestir una casulla azul, durante la festividad.

Tras la misa se procedió a la procesión, organizada por la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Novelda, y acompañados por la Banda de Tambores y Cornetas Ecce Homo.

 

 

 

 

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,608FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES