El Departamento de Elda instala mamparas de seguridad en los mostradores de admisión del centro de salud

Con esta medida, que ha tenido una inversión de 9.000 euros para todos los centros del departamento, pretenden aumentar las condiciones de seguridad de los trabajadores. 

El Departamento de Salud de Elda ha instalado mamparas de seguridad en los mostradores de admisión de los centros de salud dependientes del mismo, es decir, en Acacias, Marina Española, Petrer I y II, Villena I y II, Novelda, Monóvar, Sax, Pinoso, Biar y el consultorio auxiliar de Avenida de Sax, de Elda, con el objetivo de incrementar las condiciones de seguridad de los profesionales que atienden a los usuarios en estos puntos.

La instalación, que ha supuesto una inversión de 9.000 euros, se ha realizado de forma paulatina en los diversos centros de salud del Departamento, de modo que el primero en el que se instaló fue Acacias y progresivamente se ha extendido a la totalidad de los centros de salud del Alto y Medio Vinalopó, finalizando en agosto con Petrer II, Pinoso y Novelda.

La gerente del Departamento de Salud de Elda, Sofía Clar, ha explicado que “con esta medida ofrecemos respuesta a la demanda de algunos profesionales sanitarios que desarrollan su labor en los mostradores de admisión, que habían solicitado esta actuación. De este modo, conseguimos que el profesional trabaje más cómodo y más seguro, y además estamos convencidos de que el hecho de mejorar el entorno laboral del profesional va a repercutir directamente en la calidad de la atención que se ofrece al ciudadano en los centros de salud, algo fundamental puesto que Atención Primaria se sitúa como la principal puerta de entrada al sistema sanitario y el recurso más próximo al usuario, además de ser, obviamente, el más frecuentado”.

2 COMENTARIOS

  1. Me parece muy muy triste. De verdad. Creo que el personal sanitario debería tender cada vez más en sentido opuesto, a eliminar barreras y a estar cerca del paciente, a empatizar. Estas medidas, a mi entender, ponen en evidencia esa diferenciación. Y me parece lamentable.

  2. Yo trabajé durante casi 34 años en la Seguridad Social, actualmente estoy jubilado y cuando comencé en el año 1977, se repartían numeritos a mano para guardar turno en las consultas médicas. Ya no habían ventanillas, pues se decía que «eran de época franquista». A veces me vi increpado e incluso, con intento de agresión por parte de algún exaltado que «quería cantarle las cuarenta al médico», pero con quien se atrevían era con los que dábamos la cara. Poco a poco, esto ha ido empeorando (la impunidad con la que se queda uno tras ser agredido, que ya no insultado) y me parece inevitable que hayamos llegado a las mamparas actuales. Me dijeron entre otras cosas entonces que «los funcionarios habría que quemarnos vivos o que éramos una especie a extinguir» entre otros piropos, pero el día en que habían oposiciones, se apuntaba hasta el cura que les bautizó a todos ellos. En fin, me hace recordar momentos muy desagradables y que evolucionan hacia la impunidad, por lo que se hacen imprescindibles estas medidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí