Detenido en Novelda con un kilo y medio de marihuana

Un perro de la Guardia Civil detectó el olor a marihuana en el maletero del vehículo en el que viajaba, a pesar de que llevaba la droga en el interior de recipientes herméticos y con varios envoltorios de plástico.

La Guardia Civil de Alicante ha detenido durante una operación de control antidroga a un varón de 22 años como presunto autor de un delito contra la salud pública, incautando 1494 gramos de marihuana, 55 gramos de hachís, 165 euros en metálico y el vehículo usado para su transporte.  Agentes de la Guardia Civil se encontraban el pasado martes realizando un control antidroga en la AP-7 a su paso por la localidad de Monforte del Cid, cuando observaron un vehículo sospechoso.

Según explican desde la Guardia Civil, el conductor viajaba solo y parecía nervioso mientras los agentes le solicitaban la documentación. Fue entonces cuando el guía canino se acercó a la parte trasera del vehículo e inmediatamente el perro detectó un rastro de droga, alertando a sus compañeros. Al solicitar al propietario que abriese el maletero, los agentes vieron que en su interior había varias bolsas negras bien precintadas. Dentro de las bolsas encontraron cinco botes de cristal transparente con tapón de cierre hermético y de grandes dimensiones llenos de marihuana. Los llevaba envueltos en varias bolsas con la finalidad de que no desprendiesen olor.

Realizaron un registro exhaustivo del vehículo, localizando además cinco bellotas de hachís y varias barras de polen de hachís. El presunto autor de los hechos portaba 165 euros en billetes pequeños, probablemente procedentes de la venta de las sustancias. La Guardia Civil ha procedido de forma inmediata a su detención como presunto autor de un delito contra la salud pública. Las sustancias, así como el vehículo, el dinero y tres teléfonos móviles han sido intervenidos y puestos a disposición judicial como posibles pruebas de la comisión del delito.

1 COMENTARIO

  1. En parte me da pena, por la hierba que se va a tirar o va a desaparecer de las dependencias (no sería la primera vez que eso pasa en España…), y me alegra por los consumidores que en su casa privadamente consumen esta sustancia, que hay que recordar que es menos nociva que el alcohol (que es completamente legal) y es una gran ayuda para enfermos de Alzheimer, Parkinson (demostrado en estudios universitarios). Más legalización y menos poner multas… Eso sí, estoy contra el tráfico de sustancias, no me entiendan mal. Gracias a los camellos están los precios como están. Tenían que pillarlos a todos, y a los pobres consumidores dejarnos que elijamos si queremos fumar o no… como pasa con el alcohol. Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí