Ha fallecido D. Ángel Escolano Díez

El noveldense Ángel Escolano Díez, Presidente de Honor del Casino Gran Madrid, ha fallecido este jueves, a las 20:30 horas, como consecuencia de las complicaciones derivadas de la operación quirúrgica que le había sido practicada en los últimos días. Don Ángel, de 87 años, llevaba ingresado en un centro hospitalario de Madrid desde hace varias semanas. En el momento de su muerte, Don Ángel estaba acompañado de su familia. El martes día 17 de mayo, a las 19 horas, se celebrará una misa en su memoria en la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso, en la calle Princesa, 43, en Madrid.

Una vida dedicada al Casino

Ángel Escolano Díez había permanecido al frente del Consejo de Administración del Casino hasta junio de 2010, después de más de tres décadas presidiendo esta institución, un cargo que había dejado por razones de edad, aunque seguía tomando parte activa en su día a día como miembro del Consejo. A partir de esa fecha lo sucedió en el cargo su hijo, Ángel Escolano Belló.

En este tiempo, el grupo de empresas Gran Madrid, encabezado por el Casino de Torrelodones, se ha consolidado como una de las ofertas de juego más importantes de Europa, con más de 700.000 visitas cada año, habiendo situado a su casino de referencia, Casino Gran Madrid, a la cabeza de los casinos españoles, con más de 16,5 millones de visitas desde su apertura, que tuvo lugar el 14 de octubre de 1981. Su mano, precisamente, fue la que lanzó la primera bola de este centro “tres, rojos, impar y falta”.

En uno de sus últimos actos públicos, Ángel Escolano Díez se ocupó también del lanzamiento de la primera bola de Hasard* 29 “13, negro, impar y falta”.

Este noveldense, abogado de profesión, faceta que nunca abandonó, fue una de las primeras personas que impulsó en nuestro país los casinos de juego, en un momento crucial de nuestra historia, en el que tuvo que enfrentarse al recelo del tiempo, a una sociedad nueva que emergía y a muchos problemas de financiación.

Apasionado y comprometido, era miembro de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y de la Fundación de Amigos de Madrid. Su carácter emprendedor le llevó a embarcarse, incluso, en proyectos cinematográficos, algunos de los cuales forman parte de la historia del celuloide español, como es el caso de Campanadas a medianoche, de Orson Welles, con quien le unió cierta amistad.

Tenía pasión por el mar y era un gran aficionado al fútbol, sobre todo al Real Madrid, el club de “mis amores”, como recordaba en el homenaje que le tributaron en 2008 los miembros de la Asociación Empresarial de Torrelodones, entidad que distinguió ese año con su premio honorífico por su apuesta decidida con este municipio, “el primer y único lugar que se visitó para localizar nuestro Casino”.

Otras noticias de interés

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,639FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES