Nota de prensa de Jóvenes Agricultores ASAJA – Alicante

«Aumenta el riesgo de incendios al incrementarse la presencia de malas hierbas y campos abandonados»

Los matojos en cunetas y campos abandonados se han incrementado este año tras las lluvias que se registraron durante el invierno y la primavera, que han sido más abundantes que en años anteriores. Este hecho, junto a las explotaciones que se abandonan, ha provocado que aumente el riesgo de incendio y, por ello, Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante insta a las autoridades a tomar medidas para que se limpien los terrenos. Asimismo, desde Bruselas ya se está estudiando dotar a la PAC de una partida presupuestaria por el mantenimiento de paisajes e incentivar así la actividad agrícola y protección del entorno. De enero a mayo de 2010, ha habido 21 conatos y 3 incendios, que han afectado a 33 hectáreas de superficie.

Las lluvias de primavera, que han sido más abundantes que en años anteriores, han provocado que aumente la presencia de matorrales y malas hierbas en campos abandonados y cunetas de la carretera. Se han secado con rapidez por las altas temperaturas que estamos alcanzando, lo que además propicia que prendan y ardan a gran velocidad. Ante esta situación y los incendios que ya se han registrado este verano (como el del lunes en Lorca en el que falleció un agricultor, el martes en Onil que afectó a 43 almendros o los tres registrados ayer en la provincia), Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante reclama que la administración tome medidas para que se limpien las zonas afectadas.

Como ya viene denunciando la organización agraria, la escasa rentabilidad que perciben los agricultores ha provocado que aumenten los campos de cultivo abandonados, hecho que también contribuye a disparar la amenaza de que se registren incendios. Como observamos, están confluyendo todos los factores necesarios para que los incendios se disparen este verano.

El presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte, explica que “una vez más se demuestra la importancia que posee el agricultor para mantener los paisajes y proteger el medio ambiente. Los campos de cultivo siempre habían actuado como cortafuegos”.

Es necesario mejorar la renta de los agricultores para que no abandonen su actividad y continúen protegiendo el entorno. De hecho, la Unión Europea ya está estudiando dotar la Política Agraria Comunitaria con una ayuda para los productores por el cuidado del medio ambiente.

Impulsar políticas que apuesten por el sector primario supone garantizar el relevo generacional, incrementar el empleo agrario e incentivar la actividad agrícola, que posee un carácter multifuncional y es una actividad clave para evitar los incendios. “Es evidente que cuanta más superficie agrícola útil esté cultivada, menos rastrojos y malas hierbas habrá y disminuirá la amenaza de que se generen fuegos”, puntualiza el presidente Aniorte.

Según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, de enero a mayor de 2010 se han producido en Alicante 21 conatos y 3 incendios, que han afectado a 19, 22 hectáreas de superficie arbolada, 14,02 de matorrales y monte bajo y 3,28 de forestal herbácea. Estos datos suponen un 0,018 ha de superficie arbolada y 0,014 ha de forestal.

En Valencia se han registrado 46 conatos de incendio y 5 incendios, mientras que en Castellón ha habido 14 y 3, respectivamente. Aunque son más incendios, la superficie incendiada es mucho menor (33,24 ha en Alicante, 3,23ha en Valencia y 2,31ha en Castellón).

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,612FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES