La Guardia Civil desarticula un grupo criminal que captaba a jóvenes para provocar peleas multitudinarias

Los tres presuntos autores se encuentran ya ingresados en prisión

En varias de las intervenciones, agredieron incluso a los agentes actuantes

a Guardia Civil de Alicante ha desarticulado un grupo criminal que había logrado generar inseguridad entre la población de Novelda. Desde hace unos meses, la banda provocaba peleas multitudinarias y cometía brutales agresiones contra jóvenes, sin un motivo aparente. Los presuntos autores son tres varones de entre 21 y 28 años, de origen marroquí.

En la madrugada del día 26 de septiembre de 2021 se produjo una pelea entre varias personas en las inmediaciones de una conocida discoteca de la localidad de Novelda, que requirió la intervención policial para poder restablecer el orden. Los autores se dieron a la fuga para evitar ser capturados.

Según las manifestaciones arrojadas por los testigos, la pelea se inició sin una causa clara motivada. Relataron a los agentes que un grupo de unos quince jóvenes armados con palos, gomas, palas y otros objetos peligrosos, merodeaban las inmediaciones de esta zona de ocio. Que de repente, y sin mediar motivo aparente, se abalanzaron sobre un grupo de personas que estaba en dicho lugar e iniciaron una brutal pelea. Tras la contienda, tres vecinos de la localidad de Novelda resultaron con lesiones graves, requiriendo estas de asistencia médica inmediata. La cuarta víctima fue uno de los agentes actuantes, que fue agredido al tratar de detener a uno de los autores.

Con la finalidad de esclarecer los hechos y localizar a los responsables de las agresiones, el Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda, inició la denominada Operación Deroko.

Los investigadores averiguaron que, entre julio y octubre, se habían cometido otras peleas muy similares en las localidades de Novelda y de Alicante, llegando a realizarse en esta última localidad, el robo con violencia de un teléfono móvil con el mismo método. En otra ocasión, durante el mes de julio, en Novelda, cuando unos vecinos vieron a este grupo deambulando y esgrimiendo diversos objetos contundentes en actitud intimidatoria por la calle, avisaron a la Policía Local que acudió hasta el lugar de los hechos para identificarlos. Mientras realizaban la identificación, los agentes fueron agredidos por este grupo.

La Guardia Civil de Novelda comprobó que tres de los implicados eran los mismos en todas las ocasiones.

Detectaron que el líder era el encargado de elegir a la víctima potencial y daba al resto las instrucciones de ir a por ella. El hermano de éste, principal ejecutor de los ataques físicos, se aprovechaba de su complexión, corpulenta y fuerte, para agredir a las posibles víctimas seleccionadas previamente por su hermano. El tercer miembro del grupo, se dedicaba a captar a jóvenes vulnerables, a los que, mediante engaño y manipulación, los utilizaban para que estuviesen en el momento de la pelea en medio de las agresiones, y así que los verdaderos autores de la comisión del delito, pasasen más desapercibidos a la llegada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y así de paso generar confusión entre los testigos, los cuales ante un grupo tan numeroso no eran capaces de aportar la descripción física de todos los implicados.

Durante los últimos meses, esta banda había conseguido generar inseguridad entre los vecinos de Novelda.

Tras una intensiva labor de análisis de todas las pruebas recopiladas, los agentes lograron la plena identificación de los integrantes del grupo y el papel de estos en el organigrama de la banda. El pasado 25 de octubre realizaron la entrada y registro en los tres domicilios de los presuntos responsables en la localidad de Novelda.

En ese momento, dos de los integrantes fueron detenidos, concretamente dos varones de 21 y 26 años de origen marroquí, constándoles a ambos antecedentes por hechos similares. El tercer implicado, un hombre de 28 años de nacionalidad marroquí, se encontraba en el momento de las detenciones ingresado en prisión desde el año 2018, cumpliendo condena por otros hechos. 

A todos ellos, se les imputan seis delitos de lesiones, dos delitos de daños, dos delitos de atentado contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y otro de pertenencia a grupo criminal.

En el registro fueron intervenidos 29 terminales móviles además de otros dispositivos tecnológicos, 57 cartuchos de escopeta y varias armas blancas.

El 27 de octubre, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Novelda, que decretó inicialmente el secreto de las actuaciones, siendo recientemente levantado. Ha dictado el ingreso en prisión provisional de los otros dos miembros que fueron detenidos durante los registros.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,766SeguidoresSeguir
3,810SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES