Opinión de José Manuel Cremades

La redistribución de la riqueza

¿Son viables la SEGURIDAD SOCIAL y las pensiones públicas?

Antes de exponer los problemas y las soluciones que en mi opinión son urgentes, voy a explicar las características del Sistema de Pensiones actual. El modelo español de pensiones  públicas se distingue por ser un modelo mixto, dado que combina el nivel contributivo con el asistencial o universal.

El sistema contributivo se financia con las cuotas de los trabajadores y los empresarios, y es un sistema  profesional porque tiene en cuenta la categoría profesional  del trabajador afiliado para determinar  las cuotas a ingresar a la SS.

El sistema no contributivo es universal, por lo que se financia a cargo de las aportaciones del Estado; las prestaciones no contributivas se conceden por la existencia de una situación de precariedad, con independencia de las aportaciones efectuadas a la SEGURIDAD SOCIAL.

El modelo español de pensiones públicas se define  de reparto y no lucrativo. De reparto, porque las contribuciones totales recaudadas anualmente han de distribuirse entre todos los beneficiarios, de forma que el total de los ingresos ha de  financiar  los gastos  totales dentro del mismo ejercicio. En este sentido, se “prohíbe” terminantemente [al organismo responsable] actuar en el terreno de la SEGURIDAD SOCIAL obteniendo o buscando un lucro mercantil.

Aquí debemos explicar qué conceptos integran las cuotas: por un lado, está lo que se le descuenta al trabajador todos los meses en su hoja de nóminas. Hay dos bases de cotización: la base de cotización de contingencia comunes, tales como la jubilación, incapacidad, viudedad, orfandad, invalidez y favor familiar y la base  de cotización para contingencias profesionales, como el desempleo, fondo de garantía salarial, formación profesional, accidentes de trabajo, enfermedad profesional etc. Y también forma parte de la base de cotización, la cantidad que abona el empleador o empresario.

De lo arriba expuesto, se deduce que cuando se propone reducir las cuotas de la SS a los empresarios para incentivar la creación de puestos de trabajo, o rebajar los salarios para ser más competitivos, en realidad, están   precarizando , disminuyendo las aportaciones  que se derivan de los salarios y provocan a la larga el déficit de la SS. Y la disminución de tales prestaciones como pensiones, viudedad, orfandad, invalidez, desempleo, fondo de garantías salarial, accidentes de trabajo, enfermedad profesional etc.

Supongamos por un momento que estos planteamientos tuvieran rasgos de veracidad. En este caso, ese déficit creado a la SS para incentivar el trabajo mientras dure la crisis, podría resolverse vía financiación presupuestaria. Y, una vez superada la crisis, vuelta a la normalidad.

Pero las soluciones no circulan por ese lado, “El  problema de las Pensiones”, en el fondo se reduce a una batalla para ver quien gestiona los recursos de las pensiones (miles de millones de euros): los intermediarios financieros (bancos, aseguradoras, fondos buitres, etc.) o como hasta ahora, un organismo público.

Como he señalado anteriormente, la institución pública gestora de las pensiones tiene prohibido  buscar un lucro mercantil; los fondos privados no; Luego, una parte importante de los ahorros de los trabajadores depositados en empresas privadas, sean bancos o aseguradoras se lo quedan  como  pago de su gestión, por lo tanto ¿dónde está la ventaja de las pensiones privadas?

Profundicemos en las políticas que a lo largo de varias décadas han estado proponiendo y legislando los gobiernos del PSOE, PP, apoyados por los partidos nacionalistas de derechas catalanes y vascos: la reiterada propaganda sobre la no sostenibilidad de las pensiones públicas. A continuación, todas sus medidas se han dirigido a reducir los ingresos a la SS como bajadas de varios puntos en las contingencias comunes, tarifas planas, permitir jubilaciones anticipadas.

Las medidas siempre han estado enfocadas a transferir la riqueza generada por l@s trabajador@s a las rentas del capital, a los bolsillos de los nuevos ricos; esa es la razón fundamental de la campaña  de la no- sostenibilidad de las pensiones públicas. Cuando  Mariano Rajoy decía, a propósito de la subida de las pensiones que no había dinero y después de las movilizaciones de l@s pensionistas lo ha consignado en le presupuestos, mentía. Lo que ha ocurrido es que hoy los pensionistas están en la calle defendiendo sus derechos  y ante la  posible pérdida de votantes, concede, a su pesar  lo que desde hace varios años les negaba.

Para terminar el problema principal es la redistribución de la riqueza generada por tod@s .La solución pasa por: subida salarial, eliminación de tarifas planas, restitución  de los puntos de las contingencias comunes, recuperación del IPC, derogación de todas las reformas que atentan  a las pensiones públicas y por último blindar las pensiones en la Constitución del 78, junto con los artículos 31, 35, 37, 39, 40, 41, 42, 43, 47, 49 y 50.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,571FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,840SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES