Ultimátum: què fem del caldo?

Jesús Navarro Alberola

Tras el discurso del President del pasado martes, con esa declaración interrupta de independencia, ese sí pero no que a más de uno dejó con la boca desencajada, la CUP ha decidido empujar a Carles Puigdemont a la decisión final. Eso estira la cuerda entre Cataluña y España todavía más. Y, como en las mejores películas de acción, el relojito rojo de la cuenta atrás tiene un límite claro, un clímax perfecto. El lunes a las 10 de la mañana, el President tiene que llamar a Mariano Rajoy para explicarle lo que sucedió en el Parlament esta semana; es decir, si hubo sí pero no, o no pero sí, o qué es lo que ocurrió en realidad.

            Porque puede que le viera las orejas al lobo (tantas empresas y tantos bancos marchándose de Cataluña es un buen argumento), o quizá se dio cuenta de que no era oro todo lo que relucía, que en el arcoíris de la independencia que se atisbaba al horizonte empezaban a crearse nubarrones que impedían ver el sol. O tal vez sea como en el conocido cuento de Andersen, «El traje nuevo del emperador», solo que aquí nadie le gritó a Puigdemont que iba desnudo, sino que él mismo acabó viéndose al espejo y bajó los hombros. Si uno se desprende de la capa que nos cubre a todos, que es la Constitución, y sale del paraguas protector de Europa, está claro que muy lejos no va a llegar. Puigdemont lo sabe. Y los miles de personas que salieron a la calle esa noche y pasaron de la euforia a la decepción también comienzan a intuirlo. Hay una serie de fotos de aquel momento que ilustra a la perfección la debacle emocional de nuestro país: el independentismo sufrió la derrota de su equipo en el último minuto y por un autogol. Los no independentistas, desde el otro lado, comprobamos que nuestra preocupación era sincera y que, aún más, el enfado colmaba el vaso. Seguramente haya alguien ya echando cuentas, pero estaría bien saber el dato: ¿cuánto ha costado, en dinero público, esta aventura del «procés»?

            Así que el ultimátum concluye el próximo lunes por la mañana y me imagino a Puigdemont y a Rajoy frente a los teléfonos de sus respectivos despachos, confiando, el uno y el otro, en que el aparato sonará y será en señal de rendición. Sin embargo, a estas alturas nadie va a claudicar, porque sería reconocer la derrota. El empecinamiento del President de Cataluña tiene hasta sentido, porque todo parece formar parte de una planificada hoja de ruta para conseguir más competencias, más autonomía, un estado federal… Y parece que hasta puede conseguirlo, para regocijo de los burgueses de la antigua CiU. Por el contrario, Oriol Junqueras es el más perjudicado en esta historia. Y es que él creía en todo esto, pensaba que era real, que se tirarían por el precipicio y que, de pronto, una lona gigante aparecería de la nada para salvarlos a todos. Es la sutil diferencia entre los dos. Junqueras está dispuesto a morir por su pueblo, como parte de un suicidio colectivo, como aquella masacre de Jonestown. Incluso su perfil espiritual y religioso le permite pensar en la salvación del alma, en que siempre hay una esperanza. A pesar de todo, en el viaje conjunto de estos últimos meses, ni Puigdemont ni Junqueras calcularon tres puntos clave: los bancos y las empresas que se irían, la reacción del resto de España en favor de la unidad y, lo más importante, la inteligencia y la paciencia táctica de Rajoy y el sentido de Estado de Pedro Sánchez.

            Hace pocos días publicaba en este mismo periódico un artículo, titulado con esa expresión tan nuestra de «què fem del caldo?». El lunes, cuando el ultimátum expire y el relojito rojo llegue a cero, Puigdemont tiene que frenar. Porque del caldo da igual hacer arroz o fideos. Si no frena, si no recapacita, habrá que tirar a la basura todo el caldo. Y llevamos demasiado andado desde la Transición como para ponernos a estas alturas a empezar de cero. Por eso es importante el minuto antes, las 9:59 del lunes. Es el momento del diálogo, de las palabras, de la Paz. Parece que estamos en ese camino. Solo hace falta que el hombre religioso y espiritual deje de creer un segundo en la salvación de su alma. Y es que, al final, como siempre, terminamos topando con la Iglesia.

Otras noticias de interés

7 COMENTARIOS

  1. la CUP ha decidido empujar a Carles Puigdemont a la decisión final…..ya chirría el querer dar la vuelta al tema.
    El señor Puigdemont aceptó pactar con la CUP y sabía que esa era la propuesta, a él nadie lo ha empujado, se le ha pedido que haga lo que prometió hacer a cambio del poder, eso es así, guste o no.
    Y llevamos demasiado andado desde la Transición como para ponernos a estas alturas a empezar de cero….pues mire usted, la transición no fue nada más que un reparto para que vivan bien los de siempre, una gran estafa.

  2. Permitame no estar de acuerdo con usted . La transición fue una etapa de la que estamos muy orgullosos , sobre todo los que la vivimos , …todo el mundo se puso de acuerdo en lo importante , que era mi más ni menos que el entierro de la Dictadura y la llegada de la democracia , fue un ejemplo de diálogo y de cesión por parte de todos los partidos políticos , algo ahora vendría muy bien en el tema Catalán …España no es una gran estafa , España es un gran país que desde esa etapa de concordia no hace más que crecer , hasta lograr ser hoy en día uno de los paises más ricos de Europa y del Mundo , y donde todo el mundo quiere ver , vivir y disfrutar . .. por supuesto queda mucho camino por recorrer , y mucho por resolver , como la alta tasa de paro actual , pero la actitud y la ma ganas de luchar deben ser distintas a la que expresa usted en su opinión , que por supuesto respeto , pero no comparto .

  3. Pues la verdad exprésa usted tan bien su punto de vista , que me hace dudar , y seguro que en parte tiene razón … yo sigo pensando lo que le decía en mi contestación anterior , pero le felicito por su determinación y su fuerza para decirlo

  4. Lo que es una gran estafa es la llamada transición, todo atado y muy bien atado.
    Tenemos una monarquía impuesta por un dictador, tenemos un bipartidismo bien colocado, que no ha dudado dejar caer a la ciudadanía para salvar un sistema económico que ha resultado ser un nido de espabilados.
    Las cajas quebradas, dinero público para pagar los desmanes de los que se creen tocados por una varita mágica.
    Hablan de aplicar el artículo 155, poco o nada se pronuncian para exigir al gobierno que aplique los artículos donde se dice, y no es broma, que todos los españoles tenemos derecho a un trabajo digno y una vivienda.
    El tema catalán no ha sido nada más que u problema que han dejado crecer, hasta Aznar hablaba catalán en la intimidad.
    No, Puigdemont no es el único responsable, y la CUP representa a una parte de la ciudadanía independentista, esa a la que molieron a palos, querer votar no puede ofender, no puede ser motivo de golpes, así no, y flaco favor hizo el rey con su discurso, flaco favor.

  5. Molieron a palos? que facil es mentir, solo con sujetarles se tiraban al suelo. Palos de verdad tendrían que recibir. Son ellos los que rompen moviliario, destrozan fachadas de bancos, comercios, etc. y si algún desgraciado se cruza en sucamino, lo muelen a palos, eso si con la cabeza tapadita, ya son muchos los casos de ese día que han resultado ser falso. Por otro lado, hay que mirar ya hacia la comunidad Valencia, porque ya hay casos de colegios e Institutos que empiezan a adoctrinar a los niños, Sra. Magda, no serà por casualidad usted una de esas profesoras? porque hay quien la conoce y lo dice….

  6. De la segunda parte «Que fen del caldo» lo mas clarificador para conocer su impulso por escribir su «uitimátum» es uno de los últimos parrafos: .. la reacción del resto de España en favor de la «unidad», lo más importante ( segun usted) la inteligencia y la paciencia tactica de Rajoy Brei y el sentido de estado de Pedro Sanchez.
    Modestamente yo le recomendaría leer el articulo de Vicenç Navarro
    titulado . Por qué las derechas y muchas izquierdas no entiende lo que pasa en Catalunya (Público 18/10) y por último queria refrescar lo que escibi el pasado 10/10 a raiz del triste episodio del 9/10 en el claustro del Gomez Tortosa; desde el 2011 novelda a perdido casi 900 habitantes si a eso añadimos los 2380 parados de larga duración y de esos el 54% no cobra nada ni cotiza para las pesniones futuras ¿ no es un problema tan importante o más que el problema creado artificialmente por ambas capas del la alta burguesía la nacionalista de la meseta castellana y los Puyol?, porque usted lo sabe muy bien que lo del 3% viene por lo menos desde que el Sr D. José Maria Aznar hablaba catalan en privado; asi que dejemos de discursos y centremos nuestros esfuerzo en resolver problemas concretos como los que padece Eliane Belda Pérez discapacitada que tiene graves porblemas de mobilidad en nuestra querida Novelda

  7. En nuestra comunidad hay mucha gente a la que se les ha desmontado el chiringuito al poder presenciar en directo el futuro por el que luchaban.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,566FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES