Art. de opinión de Javi Tercero

1º de Mayo

Es posible que hoy en día muchas personas anden confundidas y todavía no sepan exactamente que se celebra el 1 de mayo. Unos quizás piensen que es el día de San José obrero y eso es porque la iglesia lleva 2.000 años reinventándose la historia, y el hecho de que este año coincida con el día de la madre también podría llevar a confusión.

El 1º de mayo se celebra el día de la clase trabajadora y su historia empieza en los EEUU con las luchas obreras que reclamaban reducciones en la jornada laboral y que duraron prácticamente todo el siglo XIX.

Las protestas empiezan ya en la primera década del siglo, pero es en 1832 cuando se inician las primeras huelgas de carpinteros y obreros de la construcción en New York, Boston y Filadelfia reclamando la jornada laboral de 10 horas, estas primeras huelgas fueron un fracaso pero, poco a poco, otras agrupaciones de oficios se fueron sumando a la lucha que se extendió por todo el territorio Norteamericano, mientras los obreros perfeccionaban sus estructuras organizativas, hasta que, en 1853 no se trabajaban más de 11 horas en casi toda Norteamerica, mientras que antes no se trabajaban menos de 14. Desde entonces, l@s obrer@s consagraron todos sus esfuerzos a obtener la reducción de jornada laboral a 8 horas.

De 1870 a 1871 los obreros alemanes residentes en los EEUU introdujeron la Asociación Internacional de los Trabajadores ( A.I.T.) en el país, y la influencia que esta sociedad ejerció en el movimiento obrero Americano fue muy notable, empezaron a comprender toda la grandeza de las ideas revolucionarias que se extendían por todo el mundo.

En 1884, la Federación de los Trabajadores de los Estados Unidos y Canadá, acordaron en una reunión celebrada en Chicago que, el 1º de mayo de 1886 iniciarían la huelga general por las 8 horas bajo el lema: 8 horas de descanso, 8 horas de educación, 8 horas de trabajo.

Casi 2 años se dieron de plazo l@s obrer@s para organizar la huelga, y durante ese tiempo much@s fueron despedid@s de sus trabajos por negarse a abandonar sus respectivas organizaciones y detenid@s por la policía por agitador@s, el gobierno y la prensa intentó desprestigiar el movimiento pero nada pudo, y por fin llegó el 1º de mayo.

La victoria fue total en muchos sectores como la construcción, las tabaqueras, los canteros y otros oficios donde la patronal no tuvo más opción que ceder. A partir de ese momento las luchas obreras por conseguir la jornada laboral de 8 horas se extendieron por todo el mundo. En España, el decreto de las 8 horas se aprobó en 1919 a raíz de la huelga de la canadiense.

Todos estos sucesos que acabamos de reseñar fueron acompañados de la respectiva represión y violencia por parte del estado, muchas vidas se quedaron en el camino, entre ellas la de los mártires de Chicago. Miguel SchwabAdolfo Fischer, Luis Lingg, Jorge Engel, Samuel Fielden, Albert R. Parson, Augusto Spies, juzgados por agitadores y asesinados en la horca por el estado Norteamericano el 11 de noviembre de 1887.

Hay ojos que no ven y oídos que no oyen pero como trabajador@s nunca deberíamos olvidar como todo el mundo obrero respondió al reto de Chicago. Los derechos se conquistan luchando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí