Art. de opinión de Javi Tercero

PODER Y SEGURIDAD CIUDADANA

En la edición impresa del Novelda digital de julio de 2015 aparece un artículo del actual alcalde de Novelda, Fran Martínez, titulado “Desamordazando” y en él se refiere a la ley mordaza como “una vuelta al estado policial, que habilita a la policía  para el ejercicio de inspección, retención, investigación, represión y sanción (…) que supone una inversión del orden constitucional al situar la seguridad ciudadana como principal objetivo de las funciones de la policía y no el libre ejercicio de los derechos constitucionales”. Martínez también dice que “se criminaliza la disidencia ideológica bajo la idea de que esa disidencia altera el ordenen público y la seguridad ciudadana”, etc..

Me gusta lo que dice y cómo lo dice, ¡sí señor! Pero claro, Fran Martínez es alcalde de Novelda por el PSOE, y no puedo dejar de pensar en que fue este partido político el que en el año 1992 aprobó la ley de protección de la seguridad ciudadana, conocida como “ley Corcuera” o “ley de la patada en la puerta”, y que también fue duramente criticada por toda la oposición parlamentaria. El mismo Aznar, antes de ser presidente del gobierno, dijo que esa ley no garantizaba de forma correcta las libertades y los derechos de los ciudadanos; el hombre estaba haciendo oposición, está claro. Los entonces responsables de CCOO y de la UGT, Nicolás Redondo y Antonio Gutiérrez, criticaron la norma alegando que restringía el derecho a huelga de los trabajadores además de otros de sus derechos constitucionales en lo referente a piquetes, etc… Y lo más criticado de todo era el derecho que otorgaba a los policías para entrar a las casas de la gente sin orden judicial si tenían la sospecha de que se estaba cometiendo un delito o se iba a cometer. Por suerte, este último artículo fue anulado por el tribunal constitucional en el año 1993, aunque sí declaró constitucional la retención policial para identificación.

Visto lo visto, parece que la ley “mordaza” del PP viene a ser una ampliación o continuación de la “ley de la patada en la puerta” del PSOE.

Como he dicho antes me gusta el artículo de Fran Martínez, lo que no sé, es si lo escribe pensando en las próximas elecciones generales; en cualquier caso, de lo que sí estoy seguro es de que el poder siempre trata de perpetuarse, aunque ese poder “represente” al pueblo, y no dudara en utilizar la fuerza, la violencia y la represión contra el pueblo si éste protesta. Lo irónico es que siempre lo haga en nombre de la seguridad ciudadana.

2 COMENTARIOS

  1. ¡¡¡Sí señor!!!
    Ha retratado a la perfección la incoherencia en la que se mueve el Psoe, y ahora que le rebatan con argumentos sólidos, si es que pueden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí