Art. de opinión de Francisco Penalva Aracil

LA CARIDAD, EL MERCEDES Y CONFUCIO

El otro día vi como del centro de salud sacaban paquetes de comida que iban metiendo en un coche mercedes Benz; eran los alimentos que se habían recogido entre los trabajadores del centro para Caritas.

El hecho de recoger comida para los más necesitados, en un coche de lujo me llamo la atención, el señor del coche que también recoge para el banco de alimentos y del que alabo su importante labor caritativa, debería no obstante haber tenido el detalle de llevar un vehículo modesto, aunque sea por el que dirán.

Ocurre, y no lo digo por él, que muchos de los que han destruido empleo, humillado y engañado a tantos trabajadores -como los gobiernos central y autonómico que sufrimos- participan en mesas pepitorias, rastrillos de nuevo o “viejo” futuro, campañas benéficas…, y lo comentan con la boca bien abierta orgullosos de su buen corazón, y de colaborar de forma altruista y generosa en obras de caridad. Menos caridad y más justicia social.

Estos vienen a hacer lo mismo que esas señoras y señores con joyas y abrigos de piel, que organizaron una campaña de navidad con el significativo nombre de “Cene con un pobre” en la que practicaban ostentosamente la caridad. Y que también retrato Luis G. Berlanga como cruel visión del fariseísmo moral, en su genial película PLÁCIDO.

Ante la grave situación en la que nos encontramos, hay que practicar ya, aquel proverbio del gran filósofo chino CONFUCIO que decía lo siguiente: Exígete  mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así  te ahorraras disgustos.   Aquellos chinitos por  los que pedíamos los niños el día del domun con una hucha con su cara, son ahora los que nos ayudan a nosotros, comprando deuda española algo tan necesario e importante, para el mantenimiento y la supervivencia de nuestra economía.

La China se va a convertir en muy poco tiempo en la primera potencia mundial por ser un pueblo trabajador pragmático y ahorrador. Que practica diariamente aquello que dijo también Confucio tan real: “Si ya sabes lo que tienes que hacer (buscar trabajo) y no lo haces entonces estas peor que antes”. O lo que también 

6 COMENTARIOS

  1. Lo importante es que se recojija algo para los necesitados, siendo secundario el vehículo que se utilice. Pero es verdad que hay quien predica con trigo ajeno, o como aquel otro refrán del Capitán Araña, que embarcaba a la gente(en apretarse el cinturón, en el caso actual,) pero ellos se quedaban en tierra (o sea, en su mansión y bien abastecidos).

  2. Probablemente utilizó ese coche, porque era suyo, además, cabían más paquetes que en un 600. Los gestos son importantes pero, en este caso, se trataba de un colaborador voluntario de Cáritas. O es que vd. niega a algún ciudadano tener un coche Mercedes, si lo posee pacíficamente y sin merma de nadie. La Caridad y el Amor se juntan en este hecho: se puede hacer con un Mercedes o con un Ibiza. Cuando le vea a vd., alguna vez colaborando con Cáritas San Pedro o San Roque podemos tener unas afectuosas palabras. Bon Nadal.

  3. Del Santo Evangelio: «Brille vuestra luz delante de los hombres de tal manera que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre que está en el Cielo» . «A los cristianos de todo el mundo, quiero pediros especialmente un testimonio de comunión fraterna que se vuelva atractivo y resplandeciente» (Del Papa Francisco, Exhortación apostólica Evangelii Gaudium del 24.XI.13, n. 99). «¡Estamos en la misma barca y vamos hacia el mismo puerto! Pidamos la gracia de alegrarnos con los frutos ajenos, que son de todos» (Ib. in fine).

  4. Yo colaboro con caritas y otras instituciones benéficas y ayudo a la gente necesitada en la medida de mis posibilidades, pero de forma anónima que es como se debe hacer. Y con usted no tengo nada de que hablar, no sea que intente echarme una reprimenda y le diga lo que pienso sin pelos en la lengua de algunos que se creen poseedores de la verdad divina», y están convencidos de que los no son creyentes son solo, unos «pecadores».

  5. Sr. Muñoz; si es eso lo que dice el evangelio referente a lo de: «Brille vuestra luz delante de los hombres…para que se vean vuestras obras…,» se equivoca, pues la ostentación y el fariseísmo no creo que sea propio de cristianos. Hasta nunca.

  6. Madre mía,señor Penalva,pero qué despropósito de artículo.No tiene desperdicio.
    Decir que es usted un demagogo sería casi un halago,pues aún va más allá.
    Desde luego,si que colabora usted de forma anónima,si…en la prensa,nada menos,va y lo suelta…IMPRESIONANTE…para continuar en el anonimato,supongo…
    Notorio es,sin duda,que sus conocimientos en el campo de la Filosofía no van más allá del azucarillo de bar,pero trate de ocultarlo,hombre,que se mete usted en unos fandangos…
    También parece experto en Economía Mundial,a juzgar por su pormenorizado análisis de la economía China y los usos y costumbres de sus gentes.
    Claro que,increíblemente,obvia la situación de esclavitud en que oprimido vive por el Comunismo,aunque,tal vez,para usted sea mucho mejor que el Capitalismo.No me cabe duda.
    Por último,pero no menos importante,comunicarle que la tecnología ha conseguido lo que sus maestros no lograron y tiene a su disposición,la posibilidad de no cometer repetidas faltas de ortografía,como acostumbra.
    De hecho,en este tipo de páginas,el corrector está establecido por defecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí