Art. de opinión de Alfredo Cantó

A Roberto

Quién lo iba a decir. Los que te conocían y todos tus amigos deportistas jamás podían imaginar que un atleta como tú, Roberto, ibas a sufrir un cambio tan trágico en la vida y, menos, mucho menos, tu esposa e hijos, que compartían todos los días tu buen carácter y mejor humor.

Pero la vida es así, y cierto día una nube tenebrosa, se incrustó en su cuerpo rodeándole de una misteriosa enfermedad, dejando al amigo Roberto en un esfuerzo inerte sin fuerzas absolutamente para nada.

Sin embargo, Roberto, tu esposa e hijos se desvivieron por ti. Lucharon día y noche siempre con una caricia y una sonrisa para hacerte feliz.

Pero cierto día Dios te llamó y te hizo un hueco en su sillón para que le contases alguna anécdota, pues sabía los dones que encerraba tu noble y sencillo corazón.

Roberto, siempre estarás en el corazón de tu esposa e hijos.

2 COMENTARIOS

  1. En su día, hace más de un año, de manera indirecta logré la biografía de este señor que fue deportista. Pero su salud le impidió que pudiese entrevistarle en persona y fueron su hijo y su sobrino, quienes me dieron datos y fotografías. Posteriormente, en estos días, le veo de nuevo en la biografía de un contemporáneo suyo del futbol local (José Membrives).
    D.E.P. y mi pésame a familiares y deportistas que le conocieron.

  2. Tengo buenísimos recuerdos de Roberto. Era un ángel, sin más. Siempre te llenaba de energía positiva. Era sólo una niña y él me enseñó cómo se establecían lazos y amistad desde el corazón, sin importar más que la esencia de las personas. Y con esa esencia me quedo. Era un ser humano excepcional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí