Deportistas veteranos noveldenses, por Vicente Díez

1- Antes de salir a competir

54) Lourdes López Carrión (culturista)

Esta actividad deportiva, el culturismo, también conocida como fisioculturismo, no es muy habitual entre los espectadores. La vemos muy pocas veces; de hecho, no es un deporte olímpico y a veces, observamos en las playas a algún “tío cachas” que para unos resulta admirable por su musculatura y a otros, les da algo de envidia y suele decir que “es todo superpuesto”. Pues bien, antes de contar la historia de esta mujer, permítanme reseñarles lo que he averiguado sobre este deporte.

El culturismo o fisioculturismo es una actividad basada en ejercicio físico intenso, generalmente anaeróbico, consistente la mayoría de las veces en el entrenamiento, a realizar en gimnasio y cuyo fin es obtener musculatura fuerte y definida, así como mantener la mayor simetría posible al músculo; es decir, las proporciones de sus piernas con respecto a los brazos; su torso y los brazos comparados con su espalda; los bíceps con sus tríceps, etc. También se suele llamar musculación a la actividad encaminada a hipertrofiar el músculo.

En el cine han actuado diversos culturistas, exhibiendo su cuerpo, similar al de los héroes mitológicos y así, vimos a Steve Reeves en el rol de Hércules; o a Reg Park como Sansón y últimamente, a Arnold Schwarzenegger en papeles de forzudo.

Para alcanzar un desarrollo muscular extraordinario, el culturista debe concentrarse en tres líneas básicas de acción:
-) Levantamiento de peso contra resistencia.
-) Una dieta de alta calidad, incorporando proteínas adicionales; en general así: 30% de proteínas; 50% de hidratos de carbono y 20% de grasas.
-) Un descanso apropiado para facilitar el crecimiento y para reconstruir y reparar las fibras dañadas; con un mínimo de 8 horas de descanso antes de la próxima sesión de entrenamiento.

Aunque en sus inicios fue un deporte exclusivamente para hombres, las féminas comenzaron a competir en la década de los 80 y se derivó hacia el Fitness, en el que las competidoras demuestran además, habilidades físicas y coreográficas, ya que suele acompañarlas una música para intrepretar sus movimientos y poses. Se trata de ejercicios aeróbicos, con bailes y saltos.

Y ahora pasemos a conocer a nuestra protagonista de hoy, una mujer que conserva su estilizada figura y que en una primera impresión, me pareció al ver a su hija que ambas eran hermanas, la mayor y la menor de una familia. Pero, no; Lourdes se casó con Carlos y tienen dos hijos. Ella nació en Alicante (año 1973) y desde su primera infancia, vivió en el barrio de La Estación. Sus padres, Paco “el Jumllano” e Isabel, acrecentaron con diez hijos la nómina de españoles, de los cuales Lourdes fue la cuarta. Su padre, conocido en todo el barrio, era marmolista y actualmente, ya jubilado, dirige la banda de cornetas y tambores para la Semana Santa. En La Estación, vivían en los pisos de los maestros, junto a las antiguas escuelas, que hoy usa para reuniones el Club Novelder de Muntanyisme. Entonces no había tantos automóviles como hoy y jugaba sin peligro por las calles con otras niñas: a la cuerda, con la bici, tirándose por el terraplén o con los patines.

Fue alumna del colegio Gómez Navarro (aporta una fotografía de su época de párvulos, en la que aparece la profesora, la señorita Eulalia) y allí practicaba el fútbol, con Makoli como monitor y el judo, con Magda Hossain. Como a la mayoría de hombres, a su padre le gustaba el fútbol pero eso del judo, como que no lo veía bien para una niña, pues opinaba “que era de chicos”. Lourdes procuraba no decírselo a su padre y participó en un combate escolar del que consiguió una medalla. Al ver el mencionado premio, su padre la obligó a dejar el kimono, tras un solo combate.

A los 13 años ya trabajaba en la huerta; se casó bastante joven y su hermano mayor, Juan, había enfermado gravemente. Aquello derivó en un cáncer irreparable; si bien, a su hermano le gustaba practicar el deporte y en su terapia, necesitaba a alguien que le ayudase a levantar las pesas, pues había de hacer musculación, por prescripción del médico. En ese momento, Lourdes recuperó el contacto con el deporte, acompañando y ayudando a su hermano Juan. En el gimnasio, su hermano tenía revistas de culturismo y antes de fallecer, Lourdes le había prometido que ingresaría en ese deporte de gente musculosa.

Acudió al gimnasio Nuevos Pasos y había dos monitores, conocidos por “los dos Pacos” que fueron quienes la orientaron en su preparación. En la actualidad, estos monitores siguen ejerciendo sus funciones en otras ciudades. Posteriormente, Lourdes se integró como monitora de spinning, para completar su formación atlética y en menos de un año, comenzó a competir en culturismo. Su debut fue en Vall de Uxó (Castellón, año 1997) en el XV Campeonato de la Comunidad Valenciana, consiguiendo la tercera plaza en Fitness femenino, entre las 8 mujeres de un total de 50 participantes.

El tema de las puntuaciones en este deporte es a criterio de los árbitros. Valoran la musculación y como ya se dijo, normalmente hay música grabada para realizar ellas su exhibición, en la que destacan la postura, marcando la espalda, el abdomen y los cuádriceps. Antes de cada jornada competitiva, analizan la sangre del deportista y le pesan, para clasificarle en su categoría, por peso.

Lourdes me detalla que se ha de intentar aumentar el peso por el músculo, con muchos hidratos de carbono y proteínas y al acercarse la competición, en el gimnasio van reduciendo la alimentación, para tener pegada la piel al músculo y sin grasas. También me cuenta que es algo muy duro, pues se ha de estar a toda hora vigilándose a sí misma, midiendo la cantidad y clase de los alimentos y del agua que toma, además de duras horas de entrenamiento. Y esto tiene el mismo peligro de otras actividades deportivas; si te pasas en el aguante de tu cuerpo, es perjudicial el sobreentrenamiento.

Como en tantas facetas de la vida y más aún en el deporte, hay quien hace trampas para conseguir más de lo que su cuerpo puede desarrollar y a veces, oímos que algunos culturistas han ingerido anabolizantes u hormonas de crecimiento y otras sustancias dopantes. Tarde o temprano, se les descubre y por otro lado, esto sin control es muy peligroso. Si bien, ella no lo usó pues su nivel amateur no llegó ni siquiera a verlas, ni menos aún, pedirlas. En esto de los anabolizantes, destacan las americanas, cuyo aspecto muscular parece el de un hombre y son miradas de reojo como “poco femeninas” las que se pasan de la raya.

Me cuenta que tres meses antes de aquella competición castellonense trabajó “poniendo saquitos” para pagarse los productos farmacéuticos que debía consumir, a razón de 50.000 pesetas mensuales, aparte de la alimentación a base de hierro y magnesio y entonces tenía que controlar la cantidad y calidad del agua que bebía, incluso la pasta dentífrica. Cuando se acercaba la competición, su menú diario consistía en 10 huevos, de los que a 9 les sacaba la yema y había 10 claras y una sola yema. El pollo, hervido o al horno. Del aceite, ni acordarse. El pescado, hervido y todo con vistas a definirse, de lunes a jueves y bebía 8 litros de agua y 5 comidas diarias. A partir del viernes no comía y se mojaba los labios con agua para no beber; debido a esto, el cuerpo va eliminando el líquido almacenado. Y se exfoliaba (cepillaba) la piel con un guante de crin para conseguir limpiar la piel sin partes muertas o secas en la hepidermis. Como podemos imaginar, aunque sintamos admiración por esas personas que son todo músculos, el precio para conseguirlo es muy duro y son mayoría quienes a las primeras de cambio, abandonan.

No obstante, sus obligaciones familiares le aconsejaron dedicarse a sus tareas y no soñar con subir más peldaños, aunque luego hizo en el gimnasio toda clase de aparatos de musculación, “para conservar la figura”. Continuó ejerciendo como monitora de spinning, tanto en el gimnasio Nuevos Pasos como en el Sotokan. Le propusieron ser monitora de culturismo, pero pocas se animaron a practicarlo; incluso su hija prefiere otra clase de deportes.

Su marido, Carlos, también marmolista, no es deportista, aunque le gustan las motos en grupo. Pero sí a la hija de ambos, Nerea, especialmente en la escuela de tenis de Novelda, hasta el punto que pasó a la escuela de Juan Carlos Ferrero, en Villena y cuando se celebraba algún encuentro trascendental, actuaba de recogepelotas; por ahí empezaron algunos famosos de la raqueta, como Manolo Santana.

Ahora, Lourdes va a ver las exhibiciones de spinning y las de padel, declarándose admiradora de Ismael Corbí (ver biografía nº 38). El padre de Ismael, Antonio Corbí, antiguo presidente del CB Jorge Juan, es también aficionado a las motos y junto a su marido, irán todos a ver pronto el Gran Premio de Jerez. Os deseamos una feliz vida deportiva. Ha sido interesante y aleccionador saber cómo es el interior del culturismo.

P.D.- La próxima entrega será la del Novelda, Club de Fútbol . Si conoces la vida de algún/a deportista local, incluso de persona fallecida; o los datos históricos de algún Club, telefonéame al 633 252 500. (Vicente). Gracias.

6 COMENTARIOS

  1. Pues tiene mérito este deporte para una muhjer, pues siempre oí que no gusta a muchas, por considerarlas injustamente, como que esto es de hombres musculosos. Pero para gustos, se pintan colores y estas fotos son muy bonitas. Lourdes, valiente y luchadora.

  2. Ya se ve lo que cuesta tener una figura como la tuya. Siempre midiendo todo, hasta lo que comes o bebes. Has de estar muy convencida de que conservarte te apasiona, pues en otro caso, lo normal es ir dejándose y se acaba como yo, con algún kilito de más.

  3. Vale, parece ser que los comentarios tienen su parte de morbo y me gusta leer vuestras opiniones. Gracias
    Para las próximas cuatro semanas, hay preparadas una sobre colombicultura y tres sobre fútbol; sin duda, el deporte más seguido y practicado de todos, en Europa. Seguro que os agradarán. Hasta la próxima, amigos.

  4. Solo de pensar lo que cuesta conseguir esos cuerpos, me alegro de ser como yo, que veo de todo por la tele deportiva, pero eso de sufrir, pasar hambre, o sudar la gota gorda, prefiero quedarme en casa. Aunque felicito a Lourdes y a todos los que se esfuerzan.

  5. Eso es un cuerpazo y lo demás, son cuentos. ¿Dónde hacen una exhibición de este deporte, que me apunto a verla?
    El caso es que a mi mujer no le gusta eso de que otras saquen músculos. Pero ahora que se ha ido, a mí me encanta. No se lo chiveis, por fa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí