Deportistas veteranos noveldenses, por Vicente Díez

41) Ciclistas en el relax invernal (Escuela del C.C. Noveldense y Julio Alberto Amores)

Bueno, no todas las biografías van a ser de deportistas ya retirados, o en plena actividad. Hoy les expongo a una caterva de menores, que sueñan con ser profesionales en el futuro; el tiempo nos dirá si lo consiguieron o no. Ilusiones y sueños no les faltan.

Inicialmente, la Escuela de Ciclismo del Club Ciclista Noveldense surgió allá por los años 1.976 ó 77, relata su actual director y monitor e incluso él fue de la primera hornada de alumnos de esta Escuela, Miguel Ángel Toledo García, de la saga de los “Candela”. Entre sus compañeros de entonces, todos ellos de 8 a 10 años y hoy tienen en su DNI entre 44 a 46 años, recuerda a su propio hermano “Francis”, actual profesor de Instituto; a Fco. J. Castillejos “Casti”, gerente de una tienda de modas; a Manolo Sabater, una firme promesa y a Luis Soler, así como a dos agostenses: Enrique y Antonio Vicedo y al monfortino Tomás Cantó, el único que llegó al profesionalismo, con el equipo Kelme. Les llevaba a las carreras Paco Soler, padre de Luis, así como Paco Candela y en carrera, actuaban como mejor sabía cada uno.

Entre los patrocinadores, destacaba la empresa Terrazos Pellín, de la que guarda inmejorable recuerdo y cuyo gerente, Raimundo Fenoll, conducía el coche de repuestos y su hijo “Rai” ya era Cadete; actualmente ejerce como docente en los Padres Reparadores y en el Instituto de La Mola.

Permítanme un inciso que no tenía incluido, pues aprovecho la ocasión para recordar al recientemente desaparecido Raimundo Fenoll, a quien el ciclismo en Novelda debe mucho, no sólo por su patrocinio del equipo Terrazos Pellín y de la Escuela, sino que también fue un asiduo colaborador en la Directiva. Subió al Cielo en los primeros días de Diciembre (d.e.p.) Recuerdo que en el año 1.982, en una cena-homenaje al entonces alcalde, Salvador Sánchez Arnaldos y a dos de los más espléndidos donantes: Jesús Amorós, concesionario de la firma Renault y Raimundo Fenoll, les dediqué unas frases que, resumidas, eran así y hoy se las repito:

… ¿”Qué decir de nuestros donantes? / que son fenomenales y los mejores / pues gracias a ellos, seguimos adelante / sin acordarnos de crisis ni sinsabores.

Y de ellos están presentes dos, / nuestros amigos Fenoll y Amorós / Fenoll aporta un joven equipo / y Amorós unas carreras que quitan el hipo…”

Por entonces (primera mitad de la década de los 80), el C.C. Noveldense era según el diario Información “el más activo de la provincia”, por lo que viene a cuento una última estrofa, por hoy:

“Apoyamos al ciclista / tanto en ruta, como en pista / y hasta nosotros mismos / en la sangre llevamos el ciclismo”.

Amigo Raimundo, que Dios te tenga en su seno y te guíe. Hasta siempre.

Posteriormente se incorporaron otros menores, entre ellos yo recuerdo muy entrañablemente a mis dos hijos, César y Alicia Díez, así como a Fabián Beltrá y a Alfredo Pérez, nieto del vicepresidente del Club. Incluso Juan Carlos Escámez llegó a dar sus primeras pedaladas con la vestimenta de “los Pellines”.

A raíz de dejarlo este patrocinador, la Escuela como tal, languideció y casi estuvo inactiva durante unos años, hasta que Miguel Ángel, su actual director y monitor, tras dejar la bici con sus múltiples trofeos y campeonatos nacionales, aportó su experiencia a los que empezaban. Para ello, contó con el asesoramiento y el ánimo de su cuñado, Toni Martínez “el Coca”, quien fue futbolista con el Novelda CF y hoy es licenciado en Educación Física. Repartían fotocopias por todos los colegios de la ciudad, animando a niños y niñas para iniciarse en el ciclismo. Y así llegamos al año 2.004, en que renació la Escuela, con 20 alumnos. Hasta el año actual, han añadido su nombre a los nuevos, unos 100, aproximadamente, teniendo en cuenta sólo a los que se inscriben por primera vez. De entre estos nuevos ciclistas, recuerda a todos y todas, pero destaca a Isidoro García Carrasco, quien actualmente colabora como monitor y en su día, fue seleccionado para representar a la Comunidad Valenciana. Otros ex alumnos han pasado a monitores: Jesús Valero y Juan Bleda. Este último, junto a Iván López, fueron los primeros en estrenar el “libro de matrícula”, disputándose a codazos para ser los números 1 y 2 del libro. Rafa Mira, hijo de otro ciclista veterano, “el Ayalo”, fue de los primeros y hoy aporta su colaboración para los neófitos. Posteriormente, estuvo Jacobo Sánchez, cuyo padre patrocinó la Escuela. También recuerda a Niti Belda, prima de Jacobo, así como a Laura Castelló, quien fue bronce en un Campeonato Autonómico y según Miguel Ángel, dos chicas con clase.

Y así llegaríamos a la actualidad, en la que despuntan Alejandro Pina y Rubén Fenoll, quien consiguió estrenar en Sax el palmarés individual de la Escuela. También lo han hecho muy bien los hermanos Expósito, Kevin y Toni; por cierto, Toni es también motociclista y practica la bicicleta como preparación integral. Pero sería imposible relatar a todos los alumnos y alumnas. Incluso su propia esposa, Ester Martínez, es monitora con las niñas desde los inicios y entre las féminas diminutas, destaca para este matrimonio su propia hija, Leyre Toledo, quien tenía el año pasado cuando la ayudaban a subir a la bici de carreras, cuatro añitos y a esa edad, una niña considera a su papá, no ya como su monitor o maestro, sino como a su héroe. Otra niña especial para ellos es su sobrina, Ginebra Toledo, hija de “Francis”, con la edad actual de siete años y es su segunda temporada. La temporada anterior, fue campeona de su categoría y edad. A propósito, aprovecho para felicitar a “Francis” al haber sido papá por tercera vez en Noviembre y no sé por qué, me canta un pajarito al oído que el pequeño Héctor Toledo será ciclista por tradición familiar. Beltrán, el hijo mayor de “Francis”, también fue ciclista y ahora es ajedrecista.

En cuanto al alumno más destacado, quizá lo merezca Rubén Fenoll, quien venció en tres Campeonatos Autonómicos; incluso un año, arrasó de principio a fin de temporada, en todas las pruebas disputadas, por lo que se adjudicó el premio final, el Trofeo Diputación. Asimismo, este muchacho ha competido en otro deporte de dos ruedas, pero a motor: el motociclismo. Alejandro Pina, por su parte, también consiguió muchos triunfos y actualmente ha pasado a la categoría de Cadete, por lo que ha dejado la Escuela, la cual ha mejorado paulatinamente, a nivel provincial, desde su toma de contacto con Miguel Ángel. Dos veces les han reconocido en nuestra Gala del Deporte como Mejor Escuela Deportiva y en otras dos ocasiones, fueron nominados.

La temporada de competición va desde Marzo hasta Septiembre y monitores y alumnos salen a entrenar dos tardes semanales. Ahora, cuando no hay carreras, algún fin de semana hacen excursiones y marchas, pues la preparación se lleva en plan lúdico y recreativo. También reciben conceptos básicos de mecánica. Han continuado reduciendo el pedaleo hasta Noviembre; se deja del todo y en pasar Reyes, acaba el relax y comienzan los entrenos paulatinamente. Y se vive un ambiente familiar, ya que muchos padres apoyan y colaboran con los monitores, de lo que Miguel Ángel se siente muy satisfecho.

Pero sería injusto no hacer mención de otras Escuelas en Novelda que existieron, caso de la del CD Cucuch; o de la que aún existe, la Peña Atlético de Madrid. Precisamente, de esta última, es de la que salió “la perla de la corona”, Julio Alberto Amores Palacios, al cual también he visitado para que nos relate cómo le ha ido en su primera campaña fuera de Novelda.

Y bien, el “desaparecido” Julio A. Amores me relata que a principios de este año 2.012, tras integrarse en el equipo amateur, filial del profesional Caja Rural, con sede en Navarra, le telefonearon para que se trasladase a vivir al pueblo alavés de Araya, cerca del límite territorial entre ambas CC.AA. Allí acudió en Enero un fin de semana, para tomar contacto con los seis compañeros que debían compartir piso. Esta vivienda es propiedad de la firma patrocinadora y está a disposición de los que vienen de fuera, como Julio Alberto.

El equipo verde tiene dos directores deportivos, Jaime Garzón y Josemi Fernández. Los ciclistas salen por su cuenta a entrenar por aquellas carreteras, a las que califica como de más tranquilas que las de aquí, por no haber tanto tráfico, pero la temperatura es más fresca que la mediterránea, pues me dice que en Agosto vestía con el chándal largo.

La competición se inició el 10 de Marzo y no sabe detallarme el nombre de algunas de estas pruebas, ya que casi exclusivamente corren en Euskadi y Navarra, por lo que los títulos en euskera no los ha aprendido aún. Sólo salió de allí para una carrera en Zaragoza, la Clásica del Corte Inglés. Ha sacado buenas impresiones de su primera temporada en Amateurs. Allí, todas las carreras tienen montañas y apenas hay llanos.

En cuanto a su mejor prestación, la pista, me cuenta que se repitieron los Campeonatos de Europa en Anadia (Portugal), a los que acudió, consiguiendo el bronce en la prueba de Madison. A él le fascina más la pista, pues hasta ahora ha sido el que llevaba la voz cantante, pero que en su primer año fuera de casa y ante la posibilidad de seguir en un equipo con futuro profesional, acata las directrices recibidas. Estas sugerencias, como ha sucedido desde siempre en España, es que los equipos intentan que los buenos pistards vayan dejando el velódromo para integrarse principalmente en la ruta, pues el gasto en publicidad y donde ve la muchedumbre al equipo es en la carretera y menos en los peraltes de la pista. También participó en el Campeonato de España en Pista, celebrado en el velódromo mallorquín del Palma Arena, quizá el mejor de nuestro país. Acudió sin la debida preparación; sólo entrenó, estando en casa, en nuestro inacabado velódromo municipal, durante 45 minutos; sufrió un pinchazo y al día siguiente, hubo de trasladarse a Baleares. Poco entrenado y además, estaban allí varios de los componentes que compitieron en la Olimpiada de Londres, ya mayores que él y con más potencia, por lo que sólo consiguió un tercer puesto en una de las cuatro especialidades en que participó; algo pobre para lo que recordamos de este fenómeno del piñón fijo. Por ahora, Caja Rural, su actual equipo, quiere seguir invirtiendo en este deporte y la posibilidad de pasar al grupo de los “pros”, ha de ganársela día a día; no obstante, accedieron a que acudiese a Portugal. Para el próximo año, 2.013, ha renovado sus ilusiones, pues le permitirán que vaya a correr en pruebas de pista. Incluso en Noviembre y ya colgada la bici, le telefoneó el seleccionador nacional, Juan Martínez Oliver, por ver si contaba con él para la Copa del Mundo, pero Amores declinó la oferta.

En un día de entreno, sale con los que comparte casa; pedalean en torno a 100 kms. y llevan chubasquero preparado, aunque les es indiferente si se mojan, a lo que han de habituarse antes de llegar a profesionales.

El día de carrera, el equipo les proporciona un vehículo que conduce alguno de ellos y van a reunirse todos en La Bagera (Navarra); de allí, sale la caravana del Caja Rural con el resto de compañeros y de vehículos hasta la línea de salida de la prueba. A las carreras de un día les acompaña un mecánico y si es una vuelta por etapas, disponen de dos mecánicos y de dos masajistas. El importe de los premios han acordado que se reparte así: el 10% para mecánicos y masajistas (éstos, cobran un sueldo) y el 90% restante, para los ciclistas. También reciben de la Caja Rural una ayuda para sus gastos personales y de viaje. El equipo les proporciona las bicis y todo el material necesario.

¿Y qué hace en estos días de relax del pedal? Pues camina mucho; practica también una hora de natación; acude al gimnasio; algún día hace algo de bici de carretera o de pista y tiene una distracción muy particular, pues cuando fui a entrevistarle vi que se coló en el patio de su casa una paloma, dejando fuera al macho que la perseguía. Esta ave, de nombre “Manolita”, la han criado a mano en casa desde que nació; de hecho, Paco, su padre, fue colombicultor y es entrañable ver a “Manolita” instalarse sobre el hombro de los humanos que conoce y con los que confía.

Nuestros mejores deseos tanto para Julio Alberto como para todos los ciclistas que empiezan su carrera deportiva.

Y para todos los lectores del deporte… ¡Felices Navidades!

P.D.- La próxima semana, le corresponde al Club de Baloncesto Jorge Juan. Si sabes de algún/a deportista de Novelda; incluso de persona fallecida, o bien de un club local, telefonéame. Móvil 633 252 500. (Vicente). Gracias

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Yo también corrí en la Escuela de Novelda, y ver a los chavales me gusta. A ver si no se apaga el ciclismo y podemos seguir disfrutando de este deporte, durante las fiestas.

  2. Pues si que es verdad que hace ya tiempo que no se oia nada de Amores. Espero que llegue a profesional y que le veamos por la tele. Y de los menores, es bueno que hagan deporte

  3. Otro BUEN ARTICULO DEPORTIVO de Vicente.
    Esta ESCUELA tiene mucha SOLERA,y tiene que continuar muchos años más, de la mano maestra de MIGUEL ANGEL TOLEDO y su Equipo de colaboradores. Me confieso un admirador de TOLEDO por los muchos triunfos en PISTA entre ellos varios CAMPEONATOS de ESPAÑA. (Lástima que con los años que viene «rondando» EL VELODROMO, Novelda se quedara sin ver correr a su CAMPEON DE ESPAÑA en PISTA,y últimamente a su CAMPEON DE EUROPA, JULIO ALBERTO AMORES). Cosas de la vida.
    Recuerdo ver hace unos años a Julio alberto siendo muy pequeño dar vueltas a una manzana de mi BARRIO Mª AUXILIADORA,improvisando entrenamientos con mucha ilusion y con el apoyo de TEO PEREZ,otro buen ciclista Noveldense que tuvo que colgar la bici de forma prematura por un desafortunado accidente.
    Desde estas lineas desear ¡¡FELICES FIESTAS PARA TODOS LOS SEGUIDORES DEL DEPORTE EN NOVELDA DIGITAL!!.
    Y para el Sr VICENTE DIEZ,que los REYES MAGOS DE ORIENTE,le traigan muchos articulos como este para el 2.013.

  4. Entonces, ¿no ha ganado ninguna carrera Amores, este año? Qué raro. Venga, Julio Alberto, a ver si nos llega alguna buena noticia tuya.

  5. A los chavales de la escuela de ciclismo no hay que apretarles para que corran. Yo he conocido mucho casos que, cuando llegan a los 15 años, están saturados de deporte y lo abandonan por el botellón y el cigarrito. Competir es algo serio y se deberia dejar para cuando los jovenes lo piden y no que se lo pinten de color de rosa el papá y el monitor.
    Y para Julio Alberto, que es un fenomeno y llegará lejos si tiene algo de suerte y puede demostrar lo que vale.
    Me gusta el escrito.

  6. Como siempre, agradezco a todos los que lo leeis y comentais, vuestro ánimo. Espero que os siga gustando esta sección de biografías deportivas.
    Feliz Año Nuevo y muchos triunfos deportivos, para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,711FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,980SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES