Art. de opinión de José Penalva Navarro

Lo siento por todos, pero especialmente por los enfermos de Cáncer

Hace unos días el amigo Wifredo Rizo me decía, que coincidíamos él y yo en la fecha de nacimiento, el 15 de Abril , pero cada uno en años distintos, por tanto somos los dos del signo del zodíaco (Aries), y según el horóscopo los Aries son, entre otras cosas, aventureros, les gusta los retos, son pioneros, dinámicos y seguros de si mismos, demuestran tener entusiasmo por las cosas y les gusta dar su apoyo a las buenas causas. Yo reconozco ser alguna de esas cosas pues si que soy emprendedor, inquieto y cuando surgen problemas a mi alrededor necesito solucionarlas ya, en eso si que soy impetuoso, hasta el punto de haberme tirado algunas veces a alguna piscina sin agua y por ello llevo muchas cicatrices y rasguños.

Wifredo me decía que yo aparentaba ser un hombre tranquilo, reflexivo y tenía, por lo menos la apariencia, de no ser un Aries, según los cánones, y yo le decía que los avatares de mi vida me habían enseñado a “CAMUFLAR, EN CIERTA MEDIDA, MIS PECULIARIDADES” pues lo contrario habría sido ir por la vida, como desnudo, teniendo colgadas del cuello mis credenciales ante todos y sin poder quedarte ninguna carta en la manga para posibles “EMERGENCIAS”.

Wifredo tenía razón, soy un hombre tranquilo y procuro transmitir eso a los demás, creo soy también reflexivo pues en este mundo cruel no te puedes tirar a la piscina sin antes haber estudiado todas las posibilidades para zambullirte y poder salir airoso del chapuzón. Ahora bien, esa actitud es fruto de la experiencia que te da la vida y el empeño que uno pone para ser prudente y actuar con calma.

Hay un autor del siglo XVII, Baltasar Gracián, el cual en una de sus publicaciones titulada (El arte de la prudencia) define perfectamente que tiene que hacer una persona para ser prudente en la vida, y entre otras muchas cosas, dice: “Los malos modos todo lo corrompen, hasta la justicia y la razón” “ Lo más estimado en la vida es tener un comportamiento cortés. Hablar y portarse de buen modo resuelve cualquier situación difícil” “Los necios hacen mucho caso de lo que importa poco y poco de lo que importa mucho, sopesan siempre al revés”.

Todo esto está muy bien, como dirían algunos, y yo en estos momentos de tribulación también lo digo, porque las prudencias acumuladas durante tantos años, y con la que está cayendo, pueden irse por la alcantarilla, pues la prudencia también tiene su límite, y permitirme y perdonarme al mismo tiempo que sea un Aries mondo y lirondo para poder analizar los despropósitos que nos caen encima, por parte de personas que solo tienen en sus mentes ansias de poder, de ser hegemónicos delante de sus correspondientes castas familiares y creerse ser enviados del Cielo para protegernos de todos los males ¡¡Dios nos libre de ellos!!.

Estamos observando como nos quitan nuestros derechos, poco a poco pero sin pausa, con distintos eufemismos, una cosa detrás de otra y como perdonan las “Ofensas al Estado” (Amnistía Fiscal), sin que se les mueva un párpado. Nos quitan de un plumazo 450 medicamentos de la financiación de la Seguridad Social, y si observáis el listado; http://www.cadenaser.com/csermedia/cadenaser/media/201206/26/sociedad/20120626csrcsrsoc_1_Pes_PDF.pdf daros cuenta que son los medicamentos de más consumo, y lo hacen sin avergonzarse de nada, sin ningún recato y además con sonrisas, y yo siempre me he preguntado ¿¿De que se ríen los políticos??. A los mineros ni los reciben y los están tratando como si fueran escoria, y para redondear estas arbitrariedades la noticia que colma el vaso dice:

“El Gobierno aplicará un nuevo protocolo que ampliará el tiempo de las revisiones de los enfermos de cáncer, una medida que ya se ha puesto en marcha en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS). Según el jefe de servicio de Oncología de ese centro, Rafael López, esa medida, unida al traslado a atención primaria de esos pacientes, es “un anticipo” de lo que “en breve se aplicará a toda España”. y la consecuencia de ello es el testimonio de un enfermo gallego, un joven, que padece un cáncer de huesos, y que como consecuencia de una metástasis perdió un pulmón.

Desde 2008, cuando se sometió a la última operación, acude a consulta cada cuatro meses para consultas de control. Su última revisión fue en Enero, pero ahora el hospital le ha notificado que no tendrá que acudir a consulta hasta noviembre, después de 11 meses. El riesgo que corre es que pueda surgir una nueva metástasis y la prueba que la detecta no llegue a tiempo.

Esta nueva situación para los enfermos de cáncer, colma el vaso de la paciencia y también de la decencia y se convierte en indecencia, por tanto cuando las noticias son de este calibre la prudencia ya entra en el apartado de poco aconsejable, para poder decir con claridad y sin medias tintas y tachar de crueles y sin humanidad a todos aquellos que ordenan o consienten estas medidas, con los enfermos de cáncer, para definirlas de antisociales, crueles e inhumanas, y si además a estos pensamientos se le cruzan las medidas de rescate para los bancos cuyo importe es de 100.000 millones de euros (Perdonarme que no pueda traducir esto a pesetas, mi calculadora no tiene espacio suficiente) mi indignación está al límite de mis posibilidades, y no me queda más remedio que hacer una reflexión sincera y en voz alta:

La vida es, o mejor dicho debería de ser, una espacio donde las personas se desarrollaran con total libertad sin cortapisas, teniendo cubiertas sus necesidades más elementales, y sobre todas, la salud, la educación y un techo donde poder vivir, y todos ellos desde la participación solidaria de todos los ciudadanos a través de los gobiernos democráticamente instalados, y todo ello al margen de que cada uno tenga otros bienes conseguidos de modo legal y sin hacer trampas, pero si esta vida la estamos, o mejor dicho la están convirtiendo en una selva de sálvese quien pueda, y si con esas premisas se está llegando a que incluso los enfermos de cáncer sean maltratados, sin pensar que con ello les va la vida, porque parece que no les importan, a mí ya no me interesan los ministros amenazadores, solo me interesan las personas que pasan estrecheces en su vida, y tampoco me interesan Rajoy y toda su cohorte que lo llevan a cabo y lo consienten, solo me interesa el agobio de la gente, la muerte en vida de quien busca trabajo y no lo encuentra, los despedidos casi gratis, el terrible panorama de un país mendicante, la distancia sin que se alteren sus conciencias de quienes indiferentes observan desde fuera y desde su comodidad como otras personas se hunden en la miseria.

No me interesan los economistas con bola de cristal, ¿alguien se cree que no hay nadie más listo que Guindos que ya salió de alguna empresa hundida anteriormente?, no me interesan los ministros ultra en que se han convertido Wert y Gallardón, solo me interesa la lucha por la vida de los desheredados, no me interesa la bolsa ni la prima de riesgo ni la deuda ni el déficit. No me interesan los banqueros. No me interesa el parte meteorológico de nuestra ruina, solo me interesa que los ciudadanos no tengan trabajo o las pasen canutas, solo me preocupa que la gente disimule su hambre, su rabia y su resignación y no la exteriorice con contundencia.

No me interesan las futuras mejorías, que sin sacrificios tan brutales no puede haberlas, es mentira, solo me interesa y me preocupa que 20 no tengan problemas y 80 los tengan todos. Empieza a darme asco esta España de incapaces y pusilánimes que cada uno busca su hueco criticando al de al lado solo por ir cogiendo parcelas de poder político.

Lo único que quiero es que de una puñetera vez, los políticos, y no otra cosa, dejen sus batallitas personales y se pongan manos a la obra para sacar a este país a flote sin pensar electoralmente, para poder hacer que la gente pueda vivir dignamente, pues esa ha sido desde siempre mi pretensión, ayudar a hacer una sociedad más justa, digna y decente , desde cualquier punto de vista moral o político.

6 COMENTARIOS

  1. Es muy duro tener la enfermedad,que con tan solo su nombre,uno se pone a temblar; si encima tenemos que sufrir los recortes que se avecinan.¡DIOS MIO ME PONGO EN TUS MANOS MISERICORDIOSAS!

  2. Eso es Penalva, eso necesitamos. Unos buenos chutes de sentido común… y de llamarle a las cosas por su nombre. Enhorabuena y gracias.

  3. Comparto totalmente tu artículo.Enhorabuena por exponer de forma inmejorable el sentir de muchisima gente que vemos como España se va a pique con el beneplácito de una clase política que parece disfrutar empobreciendo a sus ciudadanos. ¿De que se rien?, pues de todos nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí