Art. de opinión de Antonio Aguirre

GENOMA, SALUD E INMORTALIDAD

Sueños como encontrar cura contra el cáncer, envejecer con salud e incluso la inmortalidad están a pocos años de hacerse realidad.
En este artículo os voy a resumir noticias al respecto haciéndolas entendibles a todos dado su marcado carácter y lenguaje científico .

Nuestro cuerpo posee unos 75 billones de células. Constantemente hemos de reemplazar a las células viejas, que mueren, por otras nuevas procedentes de la división celular. Así lo hacemos, cada segundo con 5 millones de células, lo que suponen unos 400 mil millones cada día. Pero no todas nuestras células viven o se multiplican al mismo ritmo. Las neuronales prácticamente no se regeneran. Otras, como las de la mucosa intestinal, se descaman fácilmente y se han de reponer pronto.
Todo ello nos indica que el proceso de multiplicación celular es una caracte- rística biológica de las células humanas, pero que existen varios patrones de control.

Los investigadores científicos en biología molecular saben que toda la informa-ción destinada, entre otras funciones, a fabricar cualquier organismo, desde las bacterias hasta los humanos, está impresa en nuestros genes, es decir en el ADN codificante.
Al menos eso afirma el Dr. Venkatraman Ramakrishnam, premio Nobel de química 2009 junto a los también científicos Dr. Thomas Steitz y la Dra. Ada Yonath, por sus tranajos sobre los ribosomas.
Los ribosomas forman, según ellos, una gran molécula que usa la información impresa en el ADN codificante para fabricar proteínas como la hemoglobina, los anticuerpos y el colágeno.

Por otra parte los científicos en medicina molecular Dres. Elizabeth Blackburn, Carol Greider y Jack Szostak fueron igualmente reconocidos con el premio Nobel de medicina 2009 por la descrpción molecular de los telomeros, la de-mostración de su conservación evolutiva y el descubrimiento de la telomerasa
que es una enzima central de la maquinaria celular para la síntesis del teló-mero.
¿Pero, qué son los telómeros? Son ADN no codificante situado en los extremos de los cromosomas .
¿Cómo actúa, para qué sirven? Cuando una célula se divide y duplica su mate- rial genético, sus telómeros pueden “acortarse” o “crecer” según las circuns- tancias, teniendo ello vital importancia para el futuro destino de la célula: envejecimiento, muerte, inmortalidad o malignación.

Resumiendo: en un cromosoma existen dos tipos de ADN, el codificante y el no codificante, que constituyen los genes, es decir, porciones del cromosoma donde se encuentra la información que codifica las proteínas y los ácidos ribo- nucleicos ribosomales, disperso entre una gran cantidad de ADN no codificante.

Gracias al estudio e investigación de científicos en química, medicina y biología molecular cada día nos acercamos más al desciframiento completo de nuestro genoma y con ello a realizar el sueño de poder vencer el cáncer y otras enfer-medades poco conocidas, poder llegar a la vejez en buenas condiciones de salud: con dientes, pelo, sin osteoporosis, etc. y por qué no, alargar nuestra esperanza de vida unos años más.

Los que estéis interesados en leer más al respecto, buscar el artículo llamado “Telómeros, cáncer e inmortalidad”. Yo no soy médico, ni biólogo, soy químico pero me he asesorado por la Dra. En Oncología (doctorada por la Universidad de Valencia) Paola Pimentel del Hospital de Elche.

Los que hayáis leído mi primer artículo, referente a las nuevas tecnologías, mencionaba el desciframiento completo del genoma humano.
Os ruego no busquéis entre líneas. Mi única intención es haceros partícipes de mis ideas acerca del futuro cercano, que seguramente, yo no veré.

2 COMENTARIOS

  1. Oiga Antonio, yo tampoco soy médico pero he visto hace un mes unas noticias al respecto desde el Hospital del Valle Hebrón de Barcelona.
    A ver si eso de la Biblia de que Matusalén vivió 969 años fue verdad.
    De todas maneras es un artículo comprensible y muy interesante, le felicito, siga así.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí